«LARGA VIDA A RIP» (TÓXICO RECORDS, 2018) JUDIT URIACH Y FERNANDO ALONSO

«LARGA VIDA A RIP»

JUDIT URIACH Y FERNANDO ALONSO

TÓXICO RECORDS (2018)

 

RIP

 

Los responsables del fanzine Silencio Tóxico ya habían entrevistado a Txerra en un número del 2013 de lo más jugoso que además traía encuentros igualmente interesantes con Evaristo de La Polla Records y con Pollo (Larsen, La UVI, Commando 9mm). Aquella primera toma de contacto con el batería de R.I.P. probablemente sentaría las bases para este proyecto más ambicioso posterior, el de un libro que repasara la historia del que fuera sin lugar a dudas el grupo punk más famoso que haya tenido Mondragón (Guipúzcoa). Judit Uriach y Fernando Alonso, sus autores, lo han diseñado en formato de relato oral, para lo que han recurrido a una nutrida lista de protagonistas del momento, gente del entorno del grupo y muchos de quienes se dicen deudores del legado que, sin realmente pretenderlo, dejó uno de los cuartetos más destacados de la primera ola de punk vasco de los 80. Las diferentes contribuciones de todos ellos, entre las que se intercala un texto a modo de narración, se presentan junto a gran cantidad de material fotográfico en estética de fanzine lo que resulta a la postre todo un acierto.

Estructurado en diferentes secciones el libro va recorriendo primero la trayectoria de la banda, para centrarse finalmente en cada uno de los cuatro componentes de la formación final tras estabilizarse Carlos Mahoma como cantante supliendo al original, Mallabi, que se fue a cumplir el servicio militar. De dicho cuarteto participa activamente en la elaboración de este documento, Txerra, único miembro superviviente de la banda después del fallecimiento de su hermano Jul, el guitarrista, en 2014 acontecido sobre un escenario en lo que interpretaba una versión de un tema de R.I.P. con The Potes, el grupo local en el que tocaba el banjo.

Tras un breve repaso por las canciones de toda su discografía, incluida una maqueta, este «Larga Vida a RIP» contiene una jugosa colección de recortes sobre reseñas y artículos sobre R.I.P., sellos discográficos en los que editaron disco y algunos de los grupos en los que participarían sobre todo Jul y Txerra tras la disolución de la banda: The Kagas, The Meas, Karrocerías Betoño, The Potes…

La lista de contribuciones es amplia (aunque se echa en falta por ejemplo la participación de Roberto Moso, cantante de Zarama, que en su libro «Flores en la Basura» (Zirkus, 2003) se detenía en alguna ocasión para contar de las veces en las que coincidió con R.I.P.) dando cabida, no sólo a grupos vascos del momento como La Polla Records, Kortatu, Cicatriz, Vulpess, Anti-Régimen, Vómito, MCD, Odio, BAP, Cirrosis… sino a los maños IV Reich y la representación catalana de Ultimo Resorte, Frenopaticss, AntidogmatikssAñade este contenido, Subterranean Kids o L’Odi Social. Es de destacar la implicación de personajes como Jabier Sayés (responsable del fanzine Destruye y de programas de radio donde siempre encontraba hueco la música que muchas veces él mismo grababa de conciertos o ensayos de R.I.P. y grupos del entorno) y de Iker Barandianan, periodista en diferentes medios y responsable, junto a Ibán Toledo del documental “RIP – Punkaren 25 Urteko Historia Bizia / RIP- 25 Años de Historia Viva del Punk” (Goiena-Hotsak, 2005).

Se tratan todas las cuestiones, incluso las más espinosas, como es la presencia de la droga durante la trayectoria del grupo. Siendo el caso de R.I.P. similar a la de otras bandas del momento como Eskorbuto o Cicatriz, para las que la adicción a la heroína de sus componentes resultó determinante, resultaba éste un punto obligado a desarrollar. Se habla incluso de las visitas de los vascos a El Masnou (Barcelona), donde tenían su campamento base Kangrena, otro de los grupos punk castigados igualmente por el mismo problema, ya que en su momento, en «Harto de Todo: Historia Oral del Punk en Barcelona» (BCore, 2011) de Jordi Llansamà, se señalaba precisamente a estas estancias del cuarteto de Mondragón en Barcelona como el momento en el que los componentes del grupo catalán entraron en contacto por vez primera con la jeringuilla.

Los autores no han querido privar a nadie de los que contactaron de la oportunidad de dejar constancia de la repercusión o recuerdo que R.I.P. ha dejado tras de sí, incluyendo así la que probablemente sea la sección más emotiva del libro. Si bien es cierto que resulta larga en extensión, permite hacernos una idea de la impronta que ha dejado el grupo y de su relevancia en la escena punk, no sólo del Pais Vasco, sino del resto de la Península.

El libro se hace acompañar de un CD en el que un total de 27 bandas hacen versiones de temas del repertorio del grupo con el plus de poder oir, versionados por Never Surrender & Lagunak, canciones inéditas como «El pastor» y «El violador«.

Se trata sin duda de un libro crucial para todos los seguidores del grupo y los interesados en el punk de los 80.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.