María Ostiz

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email
La hormiga que fue cigarra

Aunque nacida en Avilés, todos, y ella misma, la consideran navarra por los cuatro costados. A finales de la década de los 40 se traslada la niña María Dolores Ostiz Espila con su familia a Pamplona. Allí desarrollará su afición por el canto y a principios de los 60 la vemos ya enrolada como cantante en las orquestas que amenizan veladas y bailes en distintos locales, como el Hotel Tres Reyes o el Club de Tenis. Al mismo tiempo sigue estudios de canto en el conservatorio de su ciudad. Sus dotes vocales no pasan desapercibidas y es fichada por la RCA. Con el nombre de Lorella grabará allí dos EP en 1965. Se la encuadró injustamente dentro del grupo de las chicas ye yé, aunque con la particularidad de que Lorella grababa sus propios temas siempre que la dejaban, claro.

Aquellos discos de RCA no tuvieron excesiva trascendencia y Lorella dejó pronto de existir. En aquella época va a vivir a Madrid, donde estudia Arte Dramático, y la música pasa a segundo plano. En 1967 unos amigos la convencen para actuar en una fiesta de paso del ecuador, nada menos que junto a Massiel. “Una guitarra hace siempre amigos”, suele decir la cantante y con solo tres canciones preparadas allí se presenta. Los aplausos de un sorprendido público amigo la hacen seguir en el escenario más de una hora, repitiendo varias veces esas tres canciones. Sus letras poéticas, su imagen y sus melodías plenamente folk, su compromiso con la tierra y el paisaje, su buena voz y su destreza con la guitarra no pasan desapercibidas, Hispavox le va a poner un contrato delante…y ella va a aceptar dejar otros quehaceres y regresar a la música.

Antes  que 1967 acabe va a poner en el mercado un single con una canción memorable y un LP sin desperdicio. El LP llevaba su nombre como toda identificación en la portada y el single en cuestión venia encabezado por “No sabes como sufrí”, una de las más bellas canciones de la música española, que luego sería versioneada por Miguel Ríos. Había nacido una estrella. Una estrella distinta, que se sentaba en una silla, vestía faldas largas de inspiración rural y se acompañaba en directo con su guitarra y poco más.

Enseguida se la comparó con las grandes del folk americano: Joan Baez y Judy Collins, aunque se distinguía de éstas por el aire medieval y renacentista que respiraban sus canciones. Al año siguiente aparecerá su segundo álbum: “María Ostiz” (Hispavox, 1968) con temas como Aleluya del silencio” o “Mi amiga Catalina”, que acaban por afianzarla como la gran cantautora del folk español. Su presencia tímida y sin apenas maquillaje se hace habitual en platós de televisión y escenarios de toda España. También los tenues arreglos de Rafael Trabuchelli y tener a Waldo de los Ríos al frente de una orquesta siempre en segundo plano acaban por definir su estilo personal.

Ella es por encima de todo autora; sin embargo, su mayor éxito comercial le va a llegar con la recreación en los últimos meses de 1969 de la canción popular gallega “N’a veiriña do mar”. Este tema alcanzará a principios de 1970 el nº1 de las listas de ventas durante una semana y tres semanas más ocupará el puesto cabecero de la lista de popularidad de Los 40 Principales. Es el gran momento de la canción en gallego con Andrés do Barro como referente más importante.

A partir de ese momento y durante varios años la carrera de María Ostiz va a sufrir un lento declive, que no va a impedir que alcance éxitos menores con canciones como el villancico: “A cantar”.

En 1974 se va a casar con Ignacio Zoco, aquel medio defensivo rubio y larguirucho que fue  capitán del Real Madrid. Navarro como ella y poco amigo de los eventos sociales, formarán una de esas parejas bien avenidas que han perdurado en el tiempo. Cuando la carrera de María Ostiz parece abocada a su fin, va a surgir una oportunidad de oro. Televisión Española va a designarla para acudir al Festival de la OTI de 1976 y, además, le va a dar carta blanca para que lo haga con una canción propia. El tema va a llamarse “Canta cigarra” y va a vencer en el certamen, aupándose enseguida a los primeros puestos de las listas a los dos lados del Atlántico. El empujón que supone ese triunfo va a relanzar la carrera de la cantante, que aún va a vivir una segunda etapa de triunfos con temas tan importantes como: Un pueblo es” y “España sin ir más lejos”.

En 1978, la música española ha cambiado sus rumbos y los cantautores ya no son la palanca de ningún cambio. Es la hora de renovarse o desaparecer y María Ostiz guarda su guitarra y decide abandonar la música. Una década después hará un leve intento de regreso con el poco conocido LP “Mujer” (Horus, 1987) que no tendrá continuidad.

Actualmente reside en Navarra junto a su marido, y ambos, a pesar de lo poco amigos de los focos que siempre han sido, son dos de los iconos vivos más queridos en su región. Se ha criticado a María Ostiz, a pesar de reconocer que es una de las mejores autoras españolas de todas las épocas. Pero estas críticas le han venido por una supuesta falta de beligerancia social en los años de la transición y por su reconocida militancia católica de la que siempre hizo gala. Ambas cosas son injustas. Las letras de María entroncan con el pueblo adusto de Machado y sus músicas tienen sabor a medievo y campo en primavera. Nadie como ella ha sabido plasmar los paisajes de España y en un momento de semiprohibición se la jugó, sacando a la calle discos en gallego y euskera, contribuyendo a abrir ese camino del pluralismo del que después políticos oportunistas se adueñaron. En cuanto a sus creencias religiosas, que siempre defendió, poco o nada tienen que ver con su calidad musical, mal que les pese a algún detractor. Junto a Mari Trini y Cecilia, María Ostiz forma el trío de grandes autoras de la canción en castellano. Tres damas que, por desgracia, no han sido relevadas por las jóvenes generaciones. Tres islas de calidad y sensibilidad que a pesar de los años transcurridos siguen siendo las tres cimas más significativas de las cantautoras españolas.

Álbumes:

Éxitos de Dos en Dos

1998

La casa Rama Lama va a hacer una de sus primeras apuestas con este doble CD que recoge los discos...

Mujer

1987

En 1987, en un modesto sello, va a registrar este LP hecho entre amigos y para amigos, sin afanes comerciales,...

España, sin ir más Lejos

1978

Con un pie en el estribo de la despedida y por encargo del Ministerio de Información y Turismo, compone y...

Un Pueblo es...

1977

Este sencillo verá la luz algunas semanas antes que su LP homónimo y servirá como telón sonoro a mítines y...

Un pueblo es... Levantaré

1977

En 1977 se van a producir en España las primeras elecciones democráticas en más de cuarenta años. Varios artistas pusieron...

Levantaré

1977

Segundo sencillo sacado del LP con el que prácticamente se cerraba la carrera de la cantautora navarra. Se trata de...

Canta Cigarra. Festival OTI 1976. Primer Premio

1976

En 1975 había conseguido el segundo premio en el Festival de la O. T. I. (Organización de la Televisión Iberoamericana) con...

Canta Cigarra

1976

Al margen de que la canción titula ambos discos, poco tiene que ver el merecidamente exitoso single con su LP...

Loco

1974

Se trata de uno de los sencillos más desconocidos de la cantautora navarra, que atravesaba en aquellos momentos sus mejores...

Lo Mejor de María Ostiz

1973

Estamos acostumbrados a ver cantidad de álbumes titulados “Lo Mejor de…” y pongan aquí ustedes el nombre que prefieran, para...

A Cantar / Chiqui Chiqui

1973

Las navidades de 1973 las felicitó con este single con dos villancicos. No recurrió al repertorio tradicional como hicieron otros...

Miña Rianxeira / Nana de la Aurora

1971

Segundas partes nunca fueron buenas. Tras el éxito de que alcanzó el nº1 y se mantuvo más de seis meses...

Canta, Canta

1969

Este LP es algo más que un envase grande para arropar el éxito que estaba suponiendo en el momento de...

María Ostiz Canta en Vasco

1969

Dos de los temas cantados en euskera contenidos en su LP forman este sencillo con el que homenajea a una...

N'a Veiriña do Mar

1969

Publicado a finales de 1969, no será hasta septiembre de 1970 que este single alcanzará el nº1 absoluto de ventas...

Por tu Libertad

1968

El triunfo que estaba teniendo el LP hace plantearse al sello sacar un disco pequeño que no hiciera sombra al...

Mi Amiga Catalina / Cantarcillos

1968

Hispavox va a repetir la estrategia que tan buenos dividendos le había dado el año anterior. Iba a mandar por...

María Ostiz

1968

Sin la brillantez de su primer LP, éste segundo es, no obstante, uno de los mejores discos de folk de...

Canto al Sol / El Árbol

1968

Sencillo extraído del LP , segundo grande de esta artista y segundo también con ese mismo título. Corresponde a dos...

Aleluya del Silencio / Canción en la Noche

1968

Segundo sencillo que se extrajo del long play con la inquietante «Aleluya del silencio» en la cara A y una...

No Sabes como Sufrí

1967

“Yo me vi rodeando el mundo, yo me vi rodeándolo por ti. No sabes como sufrí”. Es una delicia escribir...

María Ostiz

1967

“Joan Baez podría haber nacido, pongamos por caso, en Pamplona”. Así se explicaba el autor de una de las primeras...

Grupos:

María del Carmen González Artime, asturiana de...
Esta cantautora nace en Elche en 1943...
A mediados de los 60 las cantantes...
En la pila del bautismo a la...
Evangelina Sobredo vivió una infancia cargada de...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad