Cerebrum

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Afán por experimentar y romper con las manidas fórmulas del pop sesentero

Hacia 1969 comienzan su actividad pública casi simultáneamente tres grupos desconectados entre sí, pero con características comunes: Smash, en Sevilla; Máquina!, en Barcelona; Los Más, en Madrid. Los tres tienen en común su desprecio por la música comercial de los grupos de la época, su deseo de hacer una música homologable a la que en esos momentos venía de Inglaterra y su afán por experimentar y romper con las manidas fórmulas del pop sesentero. Su estilo es etiquetado primero como underground y poco después como música progresiva. Su importancia radica más en los caminos que abrieron que en las metas que consiguieron; sin embargo, sin ellos la evolución del rock español habría sido más lenta.

De los tres, los menos conocidos son Los Más, tal vez porque fueron los primeros en separarse, aunque los dos singles que editaron se vendieron razonablemente bien dadas las circunstancias musicales del momento, la escasa potencia de su discográfica y el mosqueo que aquellos melenudos amplificados levantaban en el franquismo militante. Por algúna razón a la discográfica Ekipo / Dimensión no le gustó el nombre del grupo y sugirió que éste fuese cambiado. Así, Los Más fueron rebautizados como Cerebrum sin que ello implicara cambios en su formación. Esta banda, o conjunto, como se llamaba entonces a las formaciones musicales, supuso la avanzadilla del rock duro madrileño y su directo era realmente impactante.

La formación básica del grupo fue: Javier Esteve (guitarra), Luis Navarro (cantante y armónica), Chema Pellico (bajo) y Fernando Artalejo, que sería sustituido por Pedro Moreno cuando marchó al servicio militar, a la batería. Tenían el local de ensayo en un sótano de la calle Arturo Soria, no lejos de Ciudad Lineal, y hasta allí nos acercábamos de cuando en cuando los chavales del barrio. Esos ensayos consistían en larguísimas improvisaciones a partir de algún tema. En sus inicios su repertorio se basaba en versiones de grupos extranjeros, sobre todo Cream y Ten Years After; pero pronto comienzan a componer sus propios temas. Llevar aquellas larguísimas descargas a los locales de la época, que demandaban música para bailar era complicado, aunque casi siempre conseguían que la concurrencia se olvidara de que estaban en una sala de baile y se sentaran a escucharles. Discotecas y salones de baile como Picadilly, JJ, Stones o los de la cadena Consulado eran visitados por frecuencia por esta banda.

Con el sello barcelonés Dimensión graban en los estudios GMA los singles: «Eagle’s Death /Read a Book» (Dimension, 1969)  y «Time’s Door / It’s so Hard» (Dimension, 1970). En estos cuatro temas escuchamos guitarreo a mansalva y unas letras en inglés cercanas al surrealismo de la última época beatle.

En noviembre de 1970, en Barcelona, participan en el Primer Festival Permanente de Música Progresiva, en la sala Iris, con un cartel que casi cuarenta años después todavía impresiona: Máquina!, Pan y Regaliz, Cerebrum, Los Canarios, Los Brincos, Crac (los de Jorge Pardo, no confundir con los asturianos Crack), Green Piano, Música Dispersa, Evolution y Smash. Poco antes, Esteve había abandonado el grupo y había sido sustituido por Alfredo Santana, que protagonizó en ese festival una anécdota que ahora parece graciosa, pero que entonces estuvo a punto de provocar la clausura del festival y dar con todos en comisaría. En medio de un solo de guitarra introdujo el himno nacional español levantando el abucheo de los catalanes y para arreglar las cosas dijo: “A mí me gustaría tener pasaporte catalán” con la sala llena de policías de los que entonces llamábamos de la “secreta”. En un minuto quedó mal con unos y con otros, aunque la sangre no llegó al río.

Cuando empezaban a preparar su siguiente disco y con el organista Manolo Marinelli recién incorporado al grupo, a Alfredo Santana le da la vena y se marcha a Estados Unidos, Chema Pellico ingresa en una comuna hippy en Ibiza y Luis Navarro decide abandonar la música. En ese momento (marzo del 71) entran el egipcio Dick Zappala como bajo y cantante y el mítico Salvador Domínguez como guitarra. Cerebrum participa como trío en varios festivales de música progresiva, pero ya está herido de muerte y al final del verano se deshace.

Javier Esteve formará con Dick Zappala y Artalejo -fallecido en 2008-, Araxes y después Araxes II, Chema volverá de Ibiza porque allí hay muchos cortes de luz y él necesita vatios para su ampli. Junto con Pedro Moreno y Salvador, tras el paso de éste por Pekenikes, formarán Banana. Pedro Moreno ingresaría con el tiempo como percusionista titular de la Orquesta Nacional de España.

Álbumes:

Time's Door / It's so Hard

1970

El plato fuerte que preparó para su segundo single, que pondría a la venta en la primavera de 1970, se...

Eagle's Death / Read a Book

1969

Aunque se trata de un grupo genuinamente madrileño, sus dos discos los graban en Barcelona. En el primero, editado pocos...

Grupos:

El alma máter de Simún fue su...
El gérmen de Araxes data de 1971...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad