Diariu

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Diario intimista escrito en asturiano con Nacho Vegas y Ramón Lluís Bande

A Nacho Vegas hay que reconocerle sus méritos, tras su paso por Eliminator Jr. y Manta Ray, ha sabido labrarse su propio camino manteniendo intacta la fidelidad a sus raíces asturianas y a los mitos a los que ha confesado admiración a lo largo de su cada vez más prolífica carrera -Bob Dylan, Tom Waits, Leonard Cohen, Townes Van Zandt, Nick Cave-. En esta ocasión no se acerca tanto al folk como lo hace en Lucas 15, en este diario intimista Nacho musica las composiciones del escritor Ramón Lluís Bande, slide en mano y con tintes sureños que recuerdan a sus adorados Palace.

Corre el año 97, Nacho Vegas lanza con Manta Ray el disco compartido con Diabologum “La Última Historia de Seducción” (Astro, 1997), y se alía con Bande para dar forma a Diariu, quizás su proyecto más introspectivo. Juntos rescatan la tradición asturiana, acercándola a desarrollos actuales. También pondría música con “Verdá o Consecuencia” (Astro, 1997) a la serie ideada por Bande para la televisión asturiana, basada en su libro de título homónimo. En este disco encontramos “Señardá”, una de las mejores canciones de Nacho Vegas. Así entregan “Diariu” (Astro / BMG, 1997), cuatro canciones con secuenciación cronológica a modo de diario y una pista oculta, “La polesina”, versión de la canción tradicional “Romance de la Pola”, que sería revisada en “Lucas 15” (Lloria / PIAS, 2008) con un tratamiento instrumental distinto. En una entrevista en la MondoSonoro de octubre del 99, Nacho Vegas comentaba que “en Diariu tratábamos de reflejar en cuatro frases un tópico de la cultura de final de siglo: el hombre que, víctima de una relación tormentosa, es capaz de asesinar”.

Ya en el 99, Nacho abandonaba Manta Ray tras la grabación de “Score” (Astro / Sinedín, 1999), directo grabado en el Teatro Jovellanos de Gijón, y lanzaba la segunda entrega de Diariu, está vez más elaborada, “Diariu Dos” (Acuarela, 1999), todo un manifiesto de poesía que se convierte en música y de hombres que se convierten en piedras rodantes, metáfora muy dylaniana¿Cómo se siente?/ Estar sola / sin una dirección a casa / como una completa desconocida / como una piedra rodante– pero que es la idea central de su segunda entrega. El elenco de colaboradores aumenta con la presencia de Mónica Vacas (Mus) y los Manta Ray Nacho Álvarez y Frank Rudow, al mismo ritmo que la riqueza instrumental con la utilización de violín, tambor asturiano, cello, trompetas, percusiones y steel guitar.

Tras la publicación de su segundo disco el proyecto queda aparcado. Nacho se centra en su exitosa carrera en solitario y Ramón Lluís Bande sigue con su carrera como escritor. Además ha sido el realizador de varios documentales y videoclips musicales, hecho que les llevaría a colaborar juntos en el 2001 en el rodaje del videoclip de “Seronda”, del debut en solitario de Nacho “Actos Inexplicables” (Limbo Starr, 2001), y en 2002 en “El Fulgor” (Ramón Lluís Bande), un documental en el que se describe el proceso de creación desde el comienzo hacia el final, basándose para ello en la canción homónima de Nacho; una metáfora perfectamente elaborada que nos permite percibir la creación como un destello fugaz que hay que atrapar e ir puliendo hasta alcanzar la canción perseguida.

Álbumes:

Diariu Dos

1999

Dos años después de Acuarela -el sello de – lanza su continuación, de nuevo subvencionada por la Consejería de Cultura...

Diariu

1997

De la mano de Astro y con la ayuda de la Consejería de Cultura del Principado de Asturias, que subvenciona...

Grupos:

Con una clara vocación artesanal y la...
A estas alturas de la película es...
Manta Ray fue uno de los grandes...
Nacho Vegas es considerado a estas alturas...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad