foto del grupo X-Prays
Periodos activos
2010 - Actualidad
Procedencia
Madrid
Estado
Activo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
12/10/2011
Estilos
4 fans

Cuando en 2008 ciertas turbulencias internas acabaron con la actividad de Asiatics, la banda pretendidamente llegada del Lejano Oriente, Luz, Dani y Joana decidieron poner en marcha un nuevo proyecto juntos. A pesar de que a priori era la opción más natural, y de las ganas que tenían los tres, se tomaron su tiempo, como lo demuestra la reacción de esta última, cuando en octubre de ese mismo año, sus otros dos compañeros se lo ofrecen: “¡Joder, pensaba que no me lo ibais a proponer nunca!”.  Tienen claro eso sí, que van a prescindir de los teclados, de los que antes se encargaba Sergio, el cuarto componente de Asiatics, y que quieren abandonar el tono tan melódico con el que funcionaba la banda anterior. Quieren trabajar con una estructura de punk básico, con guitarra (Dani), bajo (Joana) y batería (Luz).

Luz se apresuraba a matizar sin embargo para la Parada de los Monstruos en la entrevista que le hicieron al grupo, con motivo de su participación en el festival DFest: “No es punk 'de cadenas y cresta' sino algo más melódico y escuchable, apto para todos los públicos”.

El nombre para el nuevo proyecto sale tras confeccionar una lista de posibilidades. Parecen coincidir los tres miembros del grupo en adjudicar a Joana la autoría del nombre finalmente elegido: X-Prays. Aunque no recuerda completamente si fue ésa la razón, sí reconoce su afición por los grupos X-Ray Spex y X, en cuyos nombres abundaban las X. Lo que sí reiteran en especificarnos es que no se trata de una combinación de los dos nombres ni homenaje alguno a estos grupos lo que terminó de convencerles.

Es Luz la que recuerda de forma más precisa cuando empezaron los ensayos del grupo: marzo de 2009, en los mismos locales de la calle Tablada (“donde los Pegamoides”, dice Dani) a los que acudían antes. Habían pasado unos diez meses desde el que fuera último concierto de Asiatics. Además  el arranque de las actividades del grupo fue lento, por obligaciones académicas de la batería y la “pereza habitual” que dicen caracterizarles. Es en junio de 2009 cuando dan su primer concierto al telonear a los alemanes Idle Hands en la madrileña sala Wurlitzer.

Sobre el estilo musical de la banda, se muestran en perfecto acuerdo los tres para resaltar el punto de originalidad que pretenden para X-Prays. Para ello empiezan por comentar cuáles son las diferencias principales con las maneras de otros grupos en los que han participado. Así, Dani empieza comparando con los mismos Asiatics, con los que dice eran “más melódicos en el sentido pop y alegre. Con X-Prays es menos pop, más agresivo, más punk. Y aunque también haya muchas melodías vocales (…) tienden a ser más rasposas, oscuras o agresivas”. Joana, por su parte, echa la vista atrás, y al evocar su época asiática parece no dudar a la hora de mostrar sus preferencias: “No nos tenemos que disfrazar de nada en los conciertos, era divertido, pero prefiero ir en vaqueros... Y cantar con la 'R'”. Al consultar a Luz sobre algún rasgo distintivo con respecto al proyecto anterior, la batería indica que en X-Prays tratan de poner tierra de por medio de los tonos edulcorados que caracterizaban a Asiatics: “Cuando nos sale algo demasiado melódico le cambiamos una de las voces para que sea más gritona... como suene chicloso lo descartamos”.

Dani y Luz, que comparten militancia también en Grupo Sub-1, debaten sobre la comparación con X-Prays. Ella se refería en los siguientes términos en la arriba mencionada entrevista: “Grupo Sub-1 lo veo más frío y oscuro, más elaborado, quizá sea por los teclados que meto, aunque las melodías de las voces en X-Prays también nos las curramos bastante”. Seguía indicando, acerca de la actitud que tienen en X-Prays: “Estamos pendientes de cómo suena, de si lo hacemos bien, de si tenemos bien la voz... ¡En Grupo-Sub1 estamos curados de espanto!”.

Joana por su parte, que atesora en su curriculum pertenencia a grupos como Juana Chicharro y Obediencia, veía en X-Prays, suficientes características que los hacen diferentes y únicos. Al menos así se lo decía a La Parada de los Monstruos: “Por el idioma, la temática de las canciones y sobre todo porque con X-Prays hacemos canciones musicalmente muy sencillas pero con unas melodías vocales originales y bien empastadas que son las que llevan todo el peso de la canción. Creo que esa es nuestra marca de la casa”.

Directamente implicado en grupos con chicas de por medio, Dani, en su alterego Mugretone desde los tiempos de Webelos, dedicaba en su fanzine Pogo en Togo, todo un suculento especial en el que aparecía una lista de bandas con rabiosa contribución femenina a las voces: Pili y sus Lechones, Coprolitos, Juanita y Los Feos, Ulan Bator Trío, Suzy & Los Quattro... Sin embargo, la cuestión idiomática les hace no verse reflejados en ningún grupo de la escena nacional: “No nos identificamos con ninguno presente o pasado”. Miran, sin embargo, hacia fuera, a bandas del estilo de los recopilatorios Killed By Death como  U.X.A., VKTMS y Anorexia o de grupos más recientes como Gorila Angreb y Tyrades, a la hora de señalar, si no “referencias”, al menos grupos que gustan al trío. Dani nos aclara más este aspecto: “Sí que hay ecos de la época K.B.D., pero sin fijarnos en ningún grupo en concreto, más bien en el aroma añejo de aquellos años. Aunque también tenemos cierto sabor a los 90... sin dejar de sonar siempre a nosotros”.

Preguntados por el procedimiento de composición de los temas, nos muestran tener cierta división de funciones, en una cadena que empieza a partir de las bases que trae Dani desde casa. Una vez en el local, son Luz y Joana las que se encargan de pulido final: “Nos encargamos de las voces y de los cambios que haya que hacerle a la canción por 'incongruencias' o porque no nos cuadre con lo que tenemos en la cabeza para las voces”.

Parece ser también Dani quien propone los bocetos iniciales para las letras: “Hago letras estúpidas y simplonas sobre temas triviales, que muchas veces juegan solo a insinuar cosas y acaban no diciendo nada”. Las que en principio son propuestas provisionales terminan convirtiéndose sin embargo en letras definitivas. Joana parece defenderse ante posibles acusaciones de no esforzarse en sofisticar contenidos: “Yo algunas veces pienso '¿por qué estoy cantando esto?', pero en el fondo me hace gracia y no tengo la capacidad de decir cosas estúpidas en inglés para cambiarlas. Seré muy profunda. O mi inglés será muy malo...”.

No es hasta finales del 2010 que se ven en disposición de afrontar la grabación de temas con los que editar un primer trabajo. Deciden acudir a los estudios Sincutronic, o lo que es lo mismo, ponerse en manos de Javier Pelayo (ddt, Vigilante Gitano, Los Acusicas) y Joaquín Niki. Dani nos confiesa que se sintieron asustados por la condición de seguidores confesos del punk-pop y los Ramones  que manifiesta públicamente el tándem de productores, ya que X-Prays quería huir de estas etiquetas a toda costa. “Pero tras oír las mezclas que hizo Pelayo para Vigilante Gitano, ya no tuvimos dudas”, continúa el guitarra. La opinión sobre la labor de Javier y Joaquín, se acerca a la euforia: “El resultado fue espectacular. Por primera vez habíamos encontrado unos productores que nos escuchaban y que sabían sacar el sonido que queríamos, además de aportar toneladas de buenas ideas y experiencia”. Sus compañeras suscriben dicho sentimiento, y como muestra, el beso que aprovecha para mandarles a ambos desde estas líneas Joana.

Sobre los detalles técnicos de aquellas sesiones que se desarrollaron entre los meses de octubre y diciembre del arriba mencionado 2010, nos completan: “Grabamos los instrumentos en un par de días, en el estudio Sincutronic, y después las voces en casa de Joaquín y en el local de Pelayo. Se retrasó un poco por algún problemilla de afonía, pero mereció la pena”.

De lo grabado en su paso por el estudio, el grupo decidió emplear diez temas (más un oculto) para editar “Super Maxi 45 RPM” (Rumble / Bowery, 2011). El trabajo salió a la calle de mano de los dos sellos que habían expresado su interés por el primer trabajo de X-Prays: Rumble Records y Bowery Records. El maxi resulta una más que interesante muestra de lo que el trío definía como estilo propio y personal: Composiciones dotadas de una velocidad de crucero vertiginosa, con melodías elaboradas y voces, bien a cargo de las dos chicas, que sin reparar en demasiadas delicadezas, son capaces sin embargo de ensamblar interesantes asociaciones entre ellas, o de Dani. Si es así y disponen las cosas para que sea Dani el que lleve la voz cantante, éste no duda en hacer uso de los más desgarradores registros.

Su presentación en directo tuvo lugar  en la madrileña sala Nasti, en compañía de Bit Of. Acudimos a la presentación en sociedad de este disco pudiendo comprobar las capacidades de los dos tríos. Bregados en las numerosas ocasiones en que han tocado en directo, acumulan la experiencia de haber tocado con bandas como Zodiac Killers de San Francisco (EEUU), Cutelepers de Seattle (EEUU) en el Gruta77, los daneses Hoje Haele, los franceses Irritones y los italo-franceses JC Satan. Con estos últimos tocaron en la sala Wurtlizer en septiembre de 2011, cuando compartieron además escenario con los españoles Image Makers. La lista de bandas nacionales con los que también han tocado X-Prays se extiende a Rumanía, V.I.H., Coprolitos, Strangled By Stockings, Mongolian Rabbits, las Rodilleras, Pol Pot… Hasta la pareja Andy y Lucas, para los que abrieron en las fiestas de su barrio de Madrid. Es en la capital donde han centrado la mayoría de las mencionadas actuaciones, salvo cuando fueron a Zaragoza y Valencia.

Poco tiempo después de la edición del maxi, el grupo sorprendía con un 12 pulgadas compartido con The Not Amused: “X-Prays / The Not Amused” (Rumble, 2011), donde las bandas se reparten cada una de las caras del vinilo con seis temas cada una. Los madrileños incluyen dos de los temas del trabajo anterior (“Stink bomb” y “Don´t look at me”) más otras cuatro canciones nuevas, grabadas en la misma sesión en la que se registró el maxi. La idea de compartir con una banda extranjera es algo que ya practicaran desde los tiempos de Asiatics: “Asiatics / Tack För Inget” (Hillside Strangler, 2008). La jugada se redondeará con un CD que engloba el total de la producción de la banda hasta ese momento: “Super Maxi CD” (Rumble, 2011). Supuso la entrada por tanto fulgurante de un grupo que se muestra pletórico de energía para seguir facturando punk tal y como sólo lo entienden ellos.

Los conciertos con los que se presenta el trabajo van compaginándose con la labor de composición pausada y sin prisas de nuevos temas. Dos de ellos fueron grabados por Jaime (Ejército de Desertores, A.V.T.) en el local de ensayo del trío para el recopilatorio "No Queremos Vuestras Playas" (2012). Aunque se registraron "Agoraphobia" y "Nightmare", terminaron decantándose sólo por el segundo.

Tras una multitudinaria actuación en el Rock Palace en diciembre de 2012 con muchas más bandas de Madrid, entran a grabar en Geek Studios en enero de 2013 los cinco temas con los que diseñar un nuevo trabajo. Meticulosos en el momento de las mezclas para lograr de cada plano, voces e instrumentos, el espacio adecuado, terminan dejando muestra de la que quizás sea el mejor reflejo de la apuesta de la banda: entrejuego de las voces de Luz y Joana y una tensión máxima, extrema en la canción.

El problema llega con el excesivo retraso que sufre el disco en ver la luz. Para cuando "Agoraphobia" (Rumble / White Zoo, 2014) sale a la calle, en verano de 2014, la dinámica de la banda se ha enfriado enormemente. Parte del engranaje responsable del buen funcionamiento del grupo deja sencillamente de funcionar. Por el momento a los tres se les puede ver en alguno de los proyectos en paralelo en los que también participan (Juana Chicharro, Obediencia, Grupo Sub1 y  Las Cruces).

Aunque de momento aparcada su actividad, X-Prays nos deben todavía, muchas más canciones mezclando tensión y voces como ellos saben.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *