foto del grupo Thee Boas
Periodos activos
2008 - Actualidad
Procedencia
La Coruña/ A Coruña
Estado
Activo
Publicado por
Fernando Fernández Rego
Fecha publicación
24/09/2016
Estilos
1 fan

Thee Boas se forma en Compostela entre el 2008 y 2009, “en un principio era una banda con un  sonido más deudor del garage punk de Gories (de hecho Boas de aquellas no tenían bajo en la sección rítmica) o los Saicos que lo que tenemos hoy sobre la mesa” comentan.

La formación inicial estaba compuesta por Ana (guitarra y voz), Manuel Eirís (guitarra) y Merchi (batería). Llegan a dar un concierto en el que Julio Boa (Thee Tumbitas, Motherfuckers) queda prendado de las formas de Merchi a la batería y “por arte de birlibirloque acaba ocupando el lugar de Ana. Seguramente lo que ocurrió fue que Ana estuvo enseñándole a Julio las diferentes artes del universo Boas y cuando consideró que ya estaba preparado le cedió su lugar para así  poder dedicarse a una vida más sosegada y enriquecedora en las tierras de fábula de la comarca de Ferrol”.

Poco a poco su sonido va modelándose a base de ensayos y conciertos, “pensamos que fueron (son) sobre todo los conciertos el lugar donde nos hemos ido enriqueciendo y curtiendo, fueron (son)  los conciertos quienes indican lo que hay que descartar y/o modificar de  las canciones que había o nos señalan la posibilidad de recuperar viejas ideas y/o matizar otras”. En ese sonido Boas percibimos crudeza  (Gories, Oblivians, Cheater Slicks, Velvet Underground…) y también  pasajes más salvajes y pantanosos  (Dead Moon, Scientists, Mudhoney…)… “nos gusta creer que aspiramos a hacer canciones que tengan como piedra angular las ‘3 eSes’: Stooges, Scientists y Spacemen 3; es decir la rabia apocalíptica, la oscuridad del pantano y un viaje de psicodelia densa, elementos que intentamos yuxtaponer en una canción”.

Thee Boas continúan buscando su sonido y se producen nuevos cambios en la formación, sustituyendo Martín (aka Mack Páramo) –Supercherruy, Psychotic Acid Freek, Los Thyssen- a Manuel a la guitarra y entrando José (Os Anais, The Tractors) al bajo. “Añadir el bajo al grupo obligó a trabajar con otros paradigmas, después cuando Manuel deja el grupo y entra Martín se produce un punto y aparte muy significativo ya que son dos guitarras completamente diferentes. Manuel era el amo del feedback y el ruido, tocar con él molaba pues ni sabías por donde iba a aparecer y los desbarres ruidistas eran maravillosamente demenciales. Martín es otro tipo de guitarrista, más fino en los arreglos, más cercano a la psicodelia, uno de esos guitarras que hacen que las canciones floten, entonces lógicamente el sonido experimentó un cambio”.

Con esta formación de cuarteto graban la demo y su primer LP: “Word 1” (El Beasto, 2016), grabado con Roberto Mallo y masterizado en Grabaciones De Campo por Rafael Martínez Del Pozo (Eliminator Jr). Manuel sigue implicado con Thee Boas, encargándose de su faceta artística, de hecho, es el responsable de la portada del disco.

Lo primero que tenemos que hacer es darle las gracias a Pablo Electrocute por ponernos en contacto con Roberto Mallo, quien aparte de ser una persona encantadora, es un genio del sonido y de aprovechar los recursos para sacarles el máximo rendimiento. La grabación fue en dos días muy intensos. Roberto (quien ha trabajado con Triángulo de Amor Bizarro, Puma Pumku, Pablo Und Destruktion o Fantasmage) no tiene un estudio como tal, monta sus utensilios allá donde se ha decidido grabar, en nuestro caso era el local de ensayo, que tiene una muy buena acústica. Ahí grabamos (en directo) todo menos las voces (que tuvimos que grabarlas en otro lado) y durante esas grabaciones  nos echó una mano,  aconsejando y prestándonos guitarras,  Álex de Samesugas (excelente músico, mejor persona y amigo).

Lo que pasó es que cuando fuimos a grabar las voces el local estaba ocupado de urgencia para un ensayo imprevisto de un grupo con el que compartimos,  una putada que al final no fue tal puesto que decidimos ir a grabarlas a la casa donde vivía José, el bajista, en aquel momento, que es una casa de la zona vieja de Compostela, con su suelo de madera, piedra, pasillo largo… Ahí Roberto montó de nuevo su maquinaria micros por todas partes (¡incluso pegados por el suelo del pasillo!), fue genial. Los vecinos de abajo lo pasaron mejor que nosotros, incluso, ya que tuvimos que interrumpir la grabación de una canción ante los gritos pasionales de ambos mientras follaban, nunca pensamos que nuestro sonido ayudase en el despertar, desarrollo y éxtasis de las pasiones carnales.

Posteriormente mezclamos el disco junto a Roberto (quien nos regaló un saxo delirante en la última canción: “Fire”) y como teníamos tan claro que solo iba a salir en vinilo nos recomendó que fuese masterizado por  Rafael Martínez del Pozo de  Grabaciones de Campo, todo un lujo”.

Un trabajo editado en vinilo gracias a la colaboración de El Beasto, Porno, NW Mag Pie Records y el Bar Embora de Santiago de Compostela. “Dándole vueltas a la cabeza con Dani del bar Embora, algo que hacíamos a veces y que consistía básicamente en tomarnos unas copitas de licor café de tarde y sumergirnos en una tormenta de ideas buscando formas de materializar nuestros proyectos, él se ofreció a aportar, bueno el Embora,  una parte de la pasta para la edición. Al hilo de eso se nos ocurre que lo ideal sería que lo sacase El Beasto, un sello veterano y/o clásico de Galicia junto con otros sellos emergentes o de reciente creación que compartan cierto gusto o filosofía do it yourself. Esos sellos no podían ser otros que Discos Porno de Ourense (que tristemente ya no existen) y Northwest Magpie records, de A Guarda, el sello que manejan la mejor banda del planeta: Ded Routines.

La edición se materializó en cierto modo gracias a que somos muy pesados y convencimos a Alberto de que reactivase El Beasto –que en ese momento no estaba funcionando- asumiendo el sello el grueso del gasto y los demás colaboraron.

A modo de curiosidad te comento que cada editor tiene un ‘insert’ diferente e incluso los que vendemos nosotros también son distintos y para más inri hay otro encarte distinto que es a color y diferente a todos que está reservado para los discos que regalamos a la gente que de una forma u otra hizo posible todo esto”.

Su sonido en aquel momento lo definen como “una psicodelia caótica controlada por la batería de Merchi, una batería muy marcial, muy orgánica”. Se producen más cambios en la formación lo que provoca una mutación en el sonido del grupo. El puesto de Merchi a la batería pasa a ocuparlo Lito (The Fuzzbombs), y Martín decide emigrar a Inglaterra, lo que deja a Thee Boas en formato trío, como en sus orígenes… “ahora somos tres y tenemos que mantener la intensidad que buscamos. Afortunadamente Lito aportó esa intensidad y en cierto modo su batería nos cohesionó de tal forma que descartamos buscar otro segundo guitarra. Ahora los tres sonamos más densos, sin abandonar cierta lisergia y los temas nuevos responden a ese patrón, vamos que sin estar ningún miembro original de Boas el sonido es más Boas que nunca (risas). Sí, vale, somos unos suplantadores de identidad… ¡unos usurpadores!”.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies