Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
Biografía de Danza Invisible - La Fonoteca
foto del grupo Danza Invisible
Periodos activos
1980 - Actualidad
Procedencia
Málaga
Estado
Activo
Publicado por
Andrés Arévalo
Fecha publicación
10/06/2011
Estilos
15 fans

Tras el estallido de La Movida Madrileña, muchas bandas que no eran del lugar se acercaron a la ciudad para sumergirse en aquel movimiento musical y aumentar sus expectativas. Entre estos grupos foráneos que acabaron por hacerse pequeños protagonistas del momento se encontraba Danza Invisible, aunque con el paso del tiempo han acabado siendo mejor recordados por los grandes éxitos que cosecharon una vez que se separaron de aquella ya decadente escena.

El origen de Danza Invisible se encuentra en Torremolinos, por evolución del grupo punk Adrenalina. En aquel entonces, Adrenalina se componía de Manolo Rubio, Chris Navas y Ricardo Texidó, este último proveniente de Cámara y encargado de la batería y las voces. A principios de 1982, y ya con el nuevo nombre, se suma Javier Ojeda como cantante al centrarse Ricardo en su tarea instrumental. Salen sus primeras maquetas y ese mismo verano graban su primera referencia discográfica a través de MR. Se trata de “Sueños” (MR, 1982), un EP completamente deudor de la new wave llegada del Reino Unido, especialmente de los Simple Minds de aquel entonces. Al mes siguiente ganan la primera edición del Alcazaba celebrado en Jerez de la Frontera, lo que aumenta considerablemente la expectación ante el grupo malagueño.

Es entonces cuando el sello Ariola llega a un acuerdo de edición con MR y se hace cargo de Danza Invisible, a los que lleva a Madrid para su presentación, que fue todo un éxito. En tal contexto se publica su primer LP, “Contacto Interior” (BMG / Ariola, 1983), producido por el reconocido Julián Ruiz, a la postre co-propietario de MR. Con el tiempo el grupo ha declarado cierto descontento con la producción, que les mostraba con menos garra de la que tenían naturalmente. En cualquier caso, el disco no tuvo el éxito esperado y supuso un varapalo tanto para sello como para grupo. Su siguiente referencia no llegó hasta dos años después, “Maratón” (BMG / Ariola, 1985), mini-LP en el que se inicia la fructífera colaboración con Rodrigo Rosado en las letras, y para cuya promoción ya no cuentan con  el mismo apoyo de su disquera. Así que, finiquitado su contrato, vuelan a Twins, donde editan “Música de Contrabando” (Twins, 1986), grabado en Manchester y con buen resultado de ventas, por fin.

Ya desde sus inicios, el directo de Danza Invisible era ampliamente reconocido. Por ello, deciden publicar un álbum doble en vivo, “Directo” (Twins, 1987) que les mostrará en su especialidad. Una obra bien acogida, osada y ambiciosa por su momento de edición y que a la larga sirvió para separar etapas creativas. Esto es así porque su siguiente LP, “A Tu Alcance” (Twins, 1988) marca el cambio. Aún se advierten vestigios de su sonido anterior, pero aquí Danza Invisible abrazan un pop más positivo y comercial. No necesitan presentación “Sabor de amor”, “Reina del Caribe” ni “A este lado de la carretera”, todas ellas incluidas aquí. El grupo obtiene un éxito masivo y durante muchos años están presentes en las listas de ventas y en la radiofórmula. Tras su grabación y promoción, Texidó publica su primer disco en solitario, de recepción más bien discreta.

Se señalaba que “A Tu Alcance” todavía hacía de puente, pero “Catalina” (Twins, 1990) y “Bazar” (Twins, 1991) son por entero álbumes en los que el mestizaje musical, más que tomar preponderancia, se hace protagonista. Así será también “Clima Raro” (GASA, 1993), producido por Mike Vernon, habitual de Fleetwood Mac. Sin embargo, ese será el último que cuente con la participación de Texidó, que abandona la formación por diferencias irreconciliables; diferencias que, en el fondo, venían forjándose desde el mismo nacimiento de la banda. A pesar de perder a su batería, la plaza de Ricardo no es ocupada y el grupo continúa como cuarteto, contando con los oportunos colaboradores en vivo o estudio cuando es necesario. En esa etapa delicada aprovechan para editar un nuevo álbum en directo, “Al Compás de la Banda” (GASA, 1994) que les muestra igual de efectivos que el anterior a pesar del cambio de estilo. Otra vez, un disco en directo sirve para separar etapas...

A partir de ahí la popularidad de Danza Invisible iniciaría un progresivo descenso que llevaría a algunos a pensar que de hecho se habían separado. Nada más lejos de la realidad; hasta la fecha siguen activos, como se verá.

El primer disco de estudio en esta nueva etapa como cuarteto es “Por Ahora” (GASA, 1996), que se abre con la más popular de las canciones que contiene, “¡A sudar!”. El grupo vuelve a dar una vuelta de tuerca su sonido recogiendo aquí de nuevo influencias caribeñas, pero el público le da la espalda. Eso condiciona la grabación de “En Equilibrio” (GASA, 1998), último en el que participa Rodrigo Rosado, a pesar de que levantó el vuelo de ventas gracias a canciones como “Por ahí se va...”.

Tras la edición de “En Equilibrio”, se inicia una parada de Danza Invisible en el que sus miembros dan paso a proyectos personales y al descanso. A su regreso publican “Efectos Personales” (GASA, 2001) que supone el hundimiento en ventas del grupo y que requirió de un nuevo distanciamiento de sus componentes para revitalizar la banda. Así llega “Pura Danza” (GASA, 2003), último disco que graban en su casa de siempre -pues todas las referenciadas acabaron formando parte de DRO / EastWest, a fin de cuentas- que les recupera comercialmente; aunque las ventas no fueron grandiosas, sí mejoraron con respecto a su anterior álbum.

La salida de su sello supone un largo parón discográfico para el grupo, que acabó bastante asqueado del mundillo y la industria discográfica. En esos años, Ojeda lanza su primer álbum en solitario a la par que colabora con múltiples artistas y en diversos álbumes tributo. El reencuentro de la banda se producirá en 2010 con la publicación de “Tía Lucía” (Hook, 2010), un álbum de versiones de los muy variados artistas que han admirado o han reconocido su influencia, proyecto inicial que tenían en mente cuando grabaron “En Equilibrio”.

En 2012 se cumplían treinta años de la formación de la banda, por lo que Danza Invisible, a modo conmemorativo, celebró un concierto en la sala París 15 de Málaga en el que, además de diversos artistas invitados, el conjunto contó con la participación de su ex-miembro Texidó sobre el escenario. A su vez se lanzó el disco "Treintatacos" (JO!, 2012), con material inédito, remezclas, etc.

Compartir

Discografía del grupo

1 2 3

Comentarios

foto del usuario Danza Invisible – Maratón [MiniLP] (1985-Reed.1993) | Ciclotimia Zondica

[…] Andrés Arévalo en LaFonoteca.net / […]

foto del usuario Danza Invisible – Contacto Interior (1983) | Ciclotimia Zondica

[…] Andrés Arévalo en LaFonoteca.net / […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies