Efectos Personales

Todo apuntaba a que Danza Invisible había entrado de nuevo en una buena racha y que este “Efectos Personales” (GASA, 2001) iba a salir beneficiado de ello. Sin embargo, no fue así por dos motivos. El primero, porque el grupo decidió reenfocar su estilo para este disco y madurarlo más, dotándolo de más trabajo y otorgándole un carácter más serio. Segundo, porque el resultado es infumable.

“Efectos Personales” es un día de mala resaca en la que tienes un montón de importantes compromisos y nada te sale ni medianamente bien. Ah, la fiesta estuvo bien, pero ahora hay que encarar esto y es que no hay manera. No hay un single claro, Ojeda se desboca innecesariamente, como las peores divas, mostrando su portentosa voz -que lo es, eso ni se duda- innecesariamente y, como ocurre muy, muy, muy a menudo, se confunde “madurez” con “aburrimiento”. Este disco no es maduro: es aburrido. Sofoca. Poco aire fresco entra aquí y hasta los momentos más bailables o rockeros se perfilan a un nivel bajo. A lo más, de esas me atrevo a salvar «Las ruedas«, pero le sobra bastante adorno.

Por todo ello, este disco no gustó al público más allá de algún fan irredento; el grupo le tiene un gran cariño a pesar de todo, imagino como una madre que quiere a su hijo tonto, guarro y bizco. El peor disco de Danza Invisible.

Grupo:

Tras el estallido de La Movida Madrileña,...

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Tracklist:

CD 1

  1. ¿Cuánto, cuánto?
  2. Pero ahora...
  3. Si no estás tñ
  4. Lo que dicen por ahí
  5. En la palma de mi mano
  6. Donde el corazón nos lleve
  7. El punto de partida
  8. Las ruedas
  9. Tñ me diste
  10. Olas del mar
  11. Los tambores
  12. Sigo buscándote

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email