Xoel López

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
El coruñés errante

Tras sus aventuras con la Elephant Band, Lovely Luna y Deluxe, Xoel López decide iniciar una nueva etapa, dejando atrás el éxito alcanzado para centrarse en la canción de autor. El pop rock alternativo y el folk clásico quedan al margen.

En enero de 2009 Xoel cruza el charco y se dedica a tocar por pequeñas salas, teatros y festivales, acompañado de su guitarra y de músicos de los diferentes países que visita. Se trata de un proyecto libre y honesto, sin grandes planificaciones. De esta forma Xoel se acerca a San Francisco y Nueva York, Colombia, Uruguay, Chile, Venezuela, Brasil, etc. estableciendo el centro de operaciones en Buenos Aires. En Brasil ofrece su concierto más multitudinario, tocando ante más de un millón de personas la noche de Fin de Año en la playa de Fortaleza, dentro de un homenaje a Legião Urbana.

En octubre del año siguiente vuelve a España y ofrece una intensa gira acompañado de músicos de diferentes nacionalidades, la aventura es bautizada como «Xoel López y La Caravana Americana». En el verano del 2011 es nombrado Embajador del Año de la Música en Galicia y vuelve a girar, participando en festivales como el de los Sentidos, Vigo Transforma, Contempopránea, Sonorama o Ebrovisión.

Durante todo este tiempo Xoel continúa componiendo nuevas canciones y nos las presenta en “Atlántico” (Esmerarte, 2012), su duodécimo álbum, el primero firmado con su propio nombre. Doce composiciones desnudas producidas con la ayuda de Juan de Dios Martín y escritas por Xoel, excepto “El asaltante de estaciones”, escrita con Lola García Garrido. La grabación del disco se gesta entre A Coruña y Buenos Aires. Xoel ha declarado con respecto a este trabajo que en todos sus discos “ha habido una evolución respecto al anterior. En este caso, casi se podría decir que hay una involución porque, si tiene alguna influencia, es de músicas más antiguas. No es excesivamente moderno. Pero posiblemente sí sea mi disco más personal”. Realmente el nuevo camino iniciado por Xoel es una evolución que ya percibimos en los últimos discos de Deluxe, en cada entrega se fue acercando a la canción de autor, a un pop íntimo y personal lejano a aquella enérgica primera entrega: “Not What You Had Thought” (Mushroom Pillow, 2001). El britpop, el pop de los 60 y la psicodelia de los 70 fueron dejando paso al pop atemporal cantado en castellano. Un trabajo editado por Esmerarte, su management, ya que Xoel rompió con EMI en el 2009 cuando aún le quedaban dos discos con la multinacional. Xoel necesitaba un respiro, dar un giro a su carrera y disfrutar de libertad plena.

En 2015 Xoel vuelve a la carga con «Paramales» (Esmerarte, 2015). Un trabajo en el que se encarga de grabar gran parte de los instrumentos, exceptuando las percusiones, en las que colaboran: Andrés Litwin (Depedro), David «El Indio» (Vetusta Morla), Fernando Lamas y Roberto Lozano (Los Coronas, Corizonas). También colaboran Lola García Garrido, Miguel (Maga) e Iván «Chapo» (Deluxe, M-Clan, Amaral). Un disco en el que según Xoel conviven sonidos colombianos con sonidos setenteros o guitarras españolas. Hay fusión, como siempre, pero es una mezcla si cabe mucho más dispar que Atlántico. Hay más picos: me voy más a los sintes o guitarras eléctricas al mismo tiempo que mantengo cosas muy folclóricas. Me atreví más que nunca, o eso creo» (Rolling Stone).

Dos años después llega «Sueños y Pan» (Esmerarte / Altafonte, 2017). «Nunca pensé que mis sueños me llevasen a mi pan» comentaba Xoel en las entrevistas promocionales de su nuevo trabajo. Esa idea es la que da título al álbum, la idea de que cuando esto sucede, uno tiene que lidiar con ese yin yang de «hacer algo porque es tu trabajo cuando antes era solo una vía de escape y ser capaz de seguir ejerciendo una libertad casi infantil en lo creativo«. Los contrarios entrelazados, esa es la idea que queda también reflejada en la portada, obra de Pablo Font.

Mientras que «Atlántico» (2012) y «Paramales» (2015) eran discos más expansivos, su tercera entrega supone una búsqueda del refugio frente a los anteriores. Un disco que nace desde el hogar, punto de estabilidad frente al mundo exterior y su hostilidad.

Álbumes:

Sueños y Pan

«Nunca pensé que mis sueños me llevasen a mi pan» comentaba en las entrevistas promocionales de su nuevo trabajo. Esa...

Paramales

Segundo larga duración de  al margen de . Un trabajo en el que se encarga de grabar gran parte de...

Grupos:

El caso de Vetusta Morla es un...
Es difícil desligar a () de Elephant...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.