Tip y Coll

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Iconos del humor español que plantaron un pino musical

Cuando Luis Sánchez Polack -Tip- y José Luis Coll coinciden en 1967 en el plató televisivo del programa “Las Zapatiestas”, ambos llevan ya mucho terreno recorrido como actores, guionistas y humoristas. Luis es valenciano y se dio a conocer como integrante del dúo cómico Tip y Top, que triunfó en la radio de los años 50. También había participado como actor secundario en numerosas películas, entre las que destacan “Mi Tío Jacinto” (Ladislao Vajda, 1956) y “Las Chicas de la Cruz Roja” (Rafael J. Salvia, 1958). Por su parte, José Luis, un conquense que se trasladó a Madrid para hacer teatro, había formado parte de la compañía de revistas de Celia Gámez y había entrado en la gran pantalla participando en el reparto de títulos tan emblemáticos como “El Verdugo” (Luis G.Berlanga, 1963), “Historias de la Televisión” (José Luis Saenz de Heredia, 1965) y algo más tarde con Los Bravos en “Los Chicos con las Chicas” (Javier Aguirre, 1967).

Dos expertos cómicos de reparto entre los que surge enseguida una química especial y que deciden unir sus destinos en un proyecto entonces incierto. Debutan en 1967 en el Hotel Aránzazu de Bilbao y pronto diseñan un espectáculo con mucho de improvisación que nada tiene que ver con los cuentachistes de toda época. Lo suyo es humor de lo absurdo que lindan por lo serio con autores como Ionesco y por el lado cómico con los Hermanos Marx, pero que sobre todo emparentan con los españoles Jardiel Poncela y Miguel Mihura. Sketches sin pies ni cabeza, cargados de comentarios al margen y juegos de palabras que poco a poco se hacen un hueco en las noches madrileñas.

El despegue de la pareja va a venir de sus apariciones en 1969 en el programa “Galas del Sábado”, al que seguiría sus apariciones todos los sábados después de comer como dos de los personajes entrañables de “El Último Café”. También hacen programas de radio y ya en 1969 se les premia con la Antena de Oro de TVE a los mejores humoristas del año.

En 1971 ambos protagonizan “La Garbanza Negra que en paz Descanse” (Luis María Delgado). En esa película aparecen ya con la imagen que les hará famosos, ambos vistiendo frac y Tip tocado con una chistera y Coll con su inseparable bombín. Ese mismo año harán su primera incursión musical con el single “Obdulia / Flandis Mandis” (Zafiro, 1971). La primera de ellas es una parodia de las canciones románticas con nombre de mujer y la segunda una inclasificable pieza de aire pop rock en la que el dúo jadea, ladra, grita y hace cualquier cosa menos cantar. Aquella broma musical tiene buena acogida y ellos hacen cuanto pueden para promocionarlo en sus apariciones televisivas.

Aquel seísmo pronto tendrá una réplica con “Doña Concha” (Zafiro, 1971), una crítica a la canción de cantautor y especialmente a alguna de las canciones más conocidas de Luis Eduardo Aute. En estos discos, Tip y Coll recitan sus ocurrencias sobre un fondo musical en el que el coro conduce los temas. Éste segundo sencillo obtiene mucha menos repercusión y para bien de todos la pareja decide volver al humor y abandonar el vinilo.

En los primeros 70, Tip y Coll viven su máximo esplendor como dúo hasta convertirse en una auténtica referencia nacional con sus tics convertidos ya en muletilla común y frases como “la semana que viene hablaremos del gobierno” con la que cada domingo le mandaban una pedorreta a los últimos coletazos del régimen franquista desde la propia televisión estatal (que otra no había). Actúan durante años en la boite Cleofas, en Top Less y en otras boites madrileñas que llenan cada noche. En TVE se los rifan. Tienen su propio programa: “Lo de Tip y Coll”, que en 1975 se convertirá en “La Hora de Tip y Coll”. Son habituales de “Todo es Posible en Domingo”, un magazine de éxito en aquellos años. Su gran año será 1974 en el que reciben los premios Ondas y Fotogramas.

Aquel 1974 hacía furor una frasecita con que Tip saludaba a Coll al inicio de cada aparición televisiva. La frase era “Dame la manita, Pepe Lui” y pasó a la calle. También pasó a vinilo. “Dame la Manita, Pepe Lui” (CBS; 1974) se vio convertida en canción y en LP, propiciando una segunda oleada discográfica de la pareja que, afortunadamente, no tuvo continuidad. En este disco, la pareja recita y canta en diferentes estilos musicales y con pocas preocupaciones armónicas y melódicas. Sus temas están emparentados con Desde Santurce a Bilbao Blues Band, Ramsés, Isaías y Pantaleón y otras mordaces agrupaciones del momento.

La química de la pareja a la que aludía al principio radicaba en el contraste entre los dos miembros de la pareja. Uno alto con el estrambote de la chistera, el otro bajito con el bombín redondeando su cerebro; uno de derechas a tope, el otro izquierdista furibundo; uno errático y perezoso, el otro centrado y trabajador. Su vis cómica trascendía pantallas y escenarios y fueron iconos de la transición española, continuando su carrera como dúo hasta 1986, aunque luego coincidieron en sus carreras individuales en numerosas ocasiones y siempre haciendo saltar chispazos del mejor humor posible.

Luis Sánchez Polack falleció en 1999 y su compañero José Luis Coll en 2007. Polifacéticos donde los haya, ambos dejaron películas, discos y libros tan conocidos como “El Diccionario de Coll” (Fábula, 1979) del que hace poco la editorial Fábula prensó su 29ª edición. Unos imprescindibles de la cultura española cuya faceta musical no pasó de ser una anécdota al amparo de una época en que la sátira y el disparate eran armas de cambio social y mental.

Álbumes:

Todas sus Grabaciones

2002

Rama Lama recupera las obras musicales completas de estos dos iconos del humor español. Su valor musical es escaso; sin...

Dame la Manita, Pepe Lui

1974

comenzaban en 1974 sus años en la cumbre y todo lo que tocaban se convertía en oro. Animados por su...

Dame la Manita, Pepe Lui

1974

Sencillo publicado poco antes de la aparición de su LP homónimo, que sería el disco más conocido y vendido de...

Bartolo y sus Instrumentos Musicales

1974

Delirante versión y desarrollo insospechado del célebre «Bartolo tenía una flauta»  a cargo de estos dos gloriosos cómicos del absurdo,...

Obdulia / Flandis Mandis

1971

Disco con dos caras, como todos los negros con un agujero en medio. La primera es la cara blanda y...

Doña Concha

1971

Con claras alusiones a “Aleluya Nº 1” de y con airecillos de música de cantautor, glosan a la veterana “Doña...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad