Pedro Granell

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Poesía, filosofía e intimismo

Pedro Granell es una de las figuras menos reconocidas pero más importantes de la escena gallega a la hora de abarcar estilos con muy pocos referentes en ella. Primero convulsionó la escena local con Los Eskizos, una banda de garage con una gran cadencia psicodélica que sólo nos dejó dos EP. Esos tintes psicodélicos marcarían el desarrollo de Kozmic Muffin, su siguiente parada. Con un estilo propio marcado por bandas como Pink Floyd, King Crimson, Soft Machine, Van der Graaf Generator, la Velvet Underground -el registro vocal de Pedro en ocasiones se acerca mucho al de Lou Reed- y las bandas progresivas setenteras, todo ello sin olvidar la actualidad ni obviar los fenómenos musicales -escena noise, sonido Seattle- y los medios de los que disponían en los 90, nos dejaron un disco para el recuerdo: “Nautilius” (MAN, 1994).

Tras una etapa retirado en Londres, adentrándose en el estudio de la filosofía y ejerciendo una importante labor en la prensa musical nacional, en 2004 Granell lanza su primer trabajo en solitario, “Sils María” (Nothing Toulouse, 2004) -el título hace referencia a la morada en la que Nietzche formuló la teoría del eterno retorno-, cambiando de tercio para acercarse más al formato acústico y a Lou Reed. El poema de Nietzche “me pareció una forma de ver la vida”, afirma Pedro.

Nos presenta doce temas grabados y mezclados en los estudios Bonham (A Coruña) por José Martínez, en los que cuenta con la ayuda de Pablo Ferrer y Pablo Blanco, ambos componentes del grupo Fiumichino. En las dedicatorias del disco destaca: “A Eugenio F. Granell por toda una vida luchando, a su mujer Amparo y a su hija Natalia”. Eugenio (1912-2001), el pintor, escritor y poeta surrealista gallego, era pariente de Pedro.

“Sils María” (Nothing Toulouse, 2004) es un viaje delicioso marcado por la experimentación y salpicado de filosofía. A nivel sonoro tenemos que hablar de un cóctel variable y difícil de clasificar con muchos padres en el que Pedro alterna el inglés y el castellano.

Tras el disco llegó el silencio, Granell se centra en la filosofía para finalmente volver a la música. “Una década renegando de todo esto sin saber por qué para acabar dándome cuenta, a los 39 años, de que lo mío es la música y no la filosofía” afirma. Y su siguiente parada es Ulrica, acompañado por Iago Alvite (bajo) y Samuel Pérez (batería). El nombre de su nueva aventura se debe a uno de los pocos cuentos de amor de Borges. La idea es acercarse al rock experimental, oscuro, ruidista y a ratos progresivo, sin perder de vista las melodías acústicas y la experimentación.

Álbumes:

Sils María

2004

En 2004 lanza su primer trabajo en solitario, “Sils María” (Nothing Tolouse, 2004) -el título hace referencia a la morada...

Grupos:

Ulrica nace en el 2012 en A...
Kozmic Muffin se forman a principios de...
Un 26 de septiembre de 1992 Los...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad