foto del grupo Pantones
Fotografía de Rai Robledo
Periodos activos
2010 - Actualidad
Procedencia
Madrid
Estado
Activo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
17/07/2012
Estilos
3 fans

Pantones tiene su origen en el propósito de Paty Critter (Critters, Psycho Loosers) y Julipiruli de formar una banda juntas. Ya habían participado en Las Donnettes, un proyecto efímero que tan sólo duró un concierto en el Wurlitzer Ballroom de Madrid junto a ddt, pero ahora de lo que se trataba era de montar un grupo estable sólo de chicas. Paty se encargaba del bajo y Juli de la batería, por lo que faltaba encontrar a la tercera chica, la que tocase la guitarra. El que se ofrece a echarles una mano hasta dar con la candidata ideal es The Ant (Sparky Darth Vaders, Fast Food).

La cosa funciona y se termina decidiendo que el guitarrista se quede ya fijo en la formación, cambiándose así el plan que se habían trazado originalmente: "Estábamos tan a gusto que perdió todo el sentido obcecarnos en ser una girl band al cien por cien. La elección no pudo ser mejor", nos dice Paty.

El estreno de la banda en directo se produce en el festival Ellas Destruyen, celebrado en la sala La Boite de Madrid, organizado como "respuesta rockera y ruidosa" al festival Ellas Crean. Paty nos detalla ago más sobre la experiencia: "Como primer concierto tuvo todos los tópicos y clásicos fallos de banda primeriza, pero nos lo pasamos tan bien tocando y la sensación fue tan guay que nos bajamos del escenario deseando volvernos a subir de nuevo y convencidos de que mola mucho ser un Pantone".

El estilo del nuevo grupo gira en torno al rock. "Punk-rock, power-pop... Llámalo como quieras, pero las melodías pop pegajosas, la velocidad y la distorsión son nuestros principios básicos". Unas maneras que dicen orbitan alrededor del sonido Ramones; y es que de hecho el nombre que escogieron para la banda es el resultado de "un guiño freak y una rima fácil" con el de los norteamericanos.

Les cuesta poco de igual forma posicionarse para describir sus referencias musicales: grupos del sello LookOut, punk primigenio de los 70, bandas de pop de los 60 como Shirelles, Shangri-Las, como Leftovers, Unlovables, Weezer, Muffs... Declaran su amor sin reservas para bandas de chicas como Spazzys, Eyeliners, Strawberry Mud Pie, Donnas. Puestos a prueba con nuestras preguntas tampoco reniegan de grupos españoles que también hubieran mostrado querencias ramonianas como Fast Food, Sugus, F.A.N.T.A., ddt. Son claros en su respuesta: "Son de nuestras bandas favoritas de toda la vida, aparte de amigos y camaradas. Son nuestra influencias, referencia y la gente con la que nos gusta tomarnos unas cervezas después de un concierto. Que nos enmarquen dentro de esa escena es todo un orgullo".

Precisamente con uno de esos combos, Fast Food, en los que también toca The Ant, comparten local de ensayo en el barrio de Oporto.

Para la composición de temas dicen comenzar con las ideas que les llega a cada uno en su casa. "Empezando por una melodía que te viene a la cabeza, una frase con gancho que queremos meter en una canción... Hacemos una primera versión de lo que será el tema. Ese tema lo llevamos al local, más o menos cerrado, con más o menos letra y, a partir de ahí, cada uno sugiriendo ideas, cambios y añadiendo su instrumento ... hasta que por fin conseguimos tener una canción", dice Paty. The Ant apunta que el proceso parece más difícil de lo que realmente es, ya que llevan "mucho tiempo escuchando el mismo estilo de música". Tercia entonces la bajista para señalar que es precisamente éste, el apartado de la composición, en el que más se distingue Pantones de sus anteriores proyectos, ya que en ellos nunca se encargó del total de la composición de ningún tema.

Aunque los tres participan sin problema en el apartado de voces, lo cierto es que Paty corre con la mayor parte del peso de la principal. Dice haber abandonado el tono chillón que utilizaba en el pasado tratando de imitar el tono infantil de algunos de los combos de féminas japonesas que tanto le gustan. Adopta ahora un mayor control y cuidado en el timbre de su voz.

Una vez acumulada la experiencia suficiente en sucesivas actuaciones se plantean la grabación de un disco en el que dejar plasmado una muestra de su música para darse a conocer a la gente. Se decantan para ello por Sincutronic Estudios, o lo que es lo mismo, por la pareja que forman Joaquín Rodríguez (Los Nikis, Los Acusicas) y Javier Pelayo (Vigilante Gitano, ddt, Los Acusicas). "Amigos y compinches de primeras filas en conciertos", como dicen que son la elección de la pareja de músicos y productores, resultó de lo más sencillo. Conocen además su trabajo con otras bandas y el resultado era exactamente lo que andaban buscando.

Graban en sesiones diferentes repartidas entre abril y mayo de 2011. Temas redondos, de envoltorios de guitarras sin fisuras, con Paty y Juli en perfecta combinación de sus voces. Letras de profundo arraigo en high-school norteamericano con chicas que diseñan planes perfectos para hacerse con el chico que les gusta. Punk de goma de mascar, sin artificios ni más pretensiones que divertir apabullando con ruido guitarrero.

Quienes antes vieron las posibilidades de la fórmula fueron los de Suberfuge Records. Pantones había mandado varias de las canciones a diferentes sellos, pero fue Carlos Subterfuge el que primero se puso al habla para mostrar el interés por la propuesta de la banda.

"Ruido Rosa" (Subterfuge, 2012) llama a gritos desde su colorida portada rosa chillón como fondo a un dibujo de Puño del trío a los amantes del punk pop. La contundencia de sus guitarras va a la par del insultante autoconvencimiento que muestran con su rabiosa juventud e innegable atractivo. No ven en su proyecto reivindicación de género alguna ni explotan ninguna imagen en concreto: "Es una obsesión freak con tantos grupos que nos han gustado en inspirado desde siempre". Nos recuerdan que "dos terceras partes de Pantones siempre hemos sido chicas haciendoo rock guitarrero".

Para el título del disco utilizaron una anécdota que les pasó en el estudio de grabación, aunque a su juicio recoge bien "la mezcla de dulzura y gamberrismo" que hay en Pantones.

Subterfuge presentó "La coleccionista" en Youtube y Spotify como adelanto del disco y ha desarrollado una importante y efectiva labor de distribución del vinilo y el grupo por diferentes sitios.

En el mes de abril de 2012 Pantones sufrió el relevo en la batería, que pasó a estar ocupada desde entonces por Any Pop. En alguna de las entrevistas que han concedido no ahorran halagos y piropos para el nuevo fichaje, resaltando la fortuna de haber dado con una chica experta en esto de las baquetas, que cantara bien y con "la que te apetece meterte en un coche y hacer kilómetros camino a los conciertos".

Una de esas ocasiones en las que Pantones se ha echado a la carretera ha sido para acudir al Sevilla Independiente Festival celebrado el 16 de junio. Antes se les ha podido ver en la mayoría de las salas del circuito de la capital compartiendo cartel con Caroline & The Treats, No Picky, Fast Food, Rivelles, Wicked Wanda o Los Reactivos...

La gira de presentación del disco comenzó en septiembre de 2012 y les puso en la carretera para dejarse oir, por ejemplo en el Four Seasons Sixties Club de Castellón. Al año siguiente sonarían en la Screaming Party Vol. 1 en La Boca del Lobo en mayo y el Sonorama en agosto de 2013.

Para diciembre de 2013 Pantones presentaría el videoclip de "Canción de Navidad" dirigido por Norberto Ramos del Val, que rodado en el Wurlitzer Ballroom contaba una historia de frustrados secuestros para que Paty no llegara a tocar con sus compañeros. El vídeo contó con la participación de Nacho López y Olga Alamán.

La canción además, junto a "Ya no puedo esperar", fue adelanto en formato digital del LP que saldría a la calle en febrero de 2014: "¿Quién Quiere Primavera?" (Subterfuge, 2014). Trabajo para el que se desplazaron a los Westline Studios, aunque con la supervisión de sus fieles dúo Sincutronic para la producción. Los arreglos y teclados de Guillermo Farré (Wild Honey) les abren todo un mundo de posibilidades a sumar a las contundencias ramonianas que saben y bien dulcificar con letras de eterna adolescencia.

Disco plagado de high-school yanqui, voces perfectamente empastadas con crudezas de guitarra como fondo y su apuesta decidida por una franca sonrisa. Letras inspiradas "en la vida misma, anécdotas personales, referencias a cine, música y demás cultura pop", la banda tiene claro el universo en el que mejor se desenvuelve: el lado más soleado del punk, de sabor a chicle, buenas melodías y atractiva presencia.

El trabajo se presentó en febrero en los Conciertos de Radio 3 y empezaron a moverlo por salas a comienzos de marzo de 2014 en la Sala Independance de Madrid, en un tour que siguió por Salamanca, Elche y Castellón.

Asimismo y en un ejemplo claro de las posibilidades que ofrecen a la hora de exportar a todos los públicos canciones compuestas en clave de punk-rock, participaron en el festival Malakids (Guau Guau Guau Fest) en la plaza del 2 de mayo de Madrid ante un público compuesto principalmente por niños pequeños acompañados de sus padres.

Bien acompañados y asesorados como están, todo parece indicar que la banda sigue con las mejores de las opciones para seguir pintando todo de rosa.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies