Las Ketchup

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Nunca tan mala pronunciación del inglés dio tantos frutos

En el año 2002 ocurrieron bastantes hechos noticiosos en lo estrictamente musical: en diciembre fallecía el que fuera líder de The Clash Joe Strummer, la carretera estatal 19 de Tennessee entre Brownsville y Nutbush fue llamada «Tina Turner Highway», Jennifer López lanza el primer álbum sólo de remezclas de un cantante en solitario y, como no, fue el año del “Aserejé, ja, deje, dejebe tu de jebere sebiounouva, majabi an de bugui an de buididipi” con el cual Las Ketchup conquistaron el mundo. Pero demos marcha atrás. Las Ketchup se forman a inicios de siglo con las hermanas Rocío, Lucía, Lola y Pilar Muñoz, todas ellas hijas del guitarrista Juan Muñoz -El Tomate-, que, por ejemplo, junto a Merengue de Córdoba fueron los introductores de Vicente Amigo en el flamenco.

En el año 2002 entrar a grabar de la mano del productor Manuel Ruiz, más conocido como Queco, su álbum de debut “Hijas del Tomate” (Columbia, 2002) -el título es una clara alusión a su padre-. Durante este tiempo Rocío Muñoz está embarazada por lo que no aparece ni en los videos promocionales, ni en las ruedas de prensa y entrevistas que da el grupo por lo que en un primer momento pensamos todos que eran un trío.

Para promocionar dicho álbum se lanza unos días antes el sencillo “Aserejé” y la bola empezó a crecer. El tema alcanza fácilmente el número uno en España, estaría doce semanas en lo más alto, y poco a poco el tema va sonando en el extranjero. Rápidamente se elabora un single para el mercado internacional “The Ketchup Song” (Columbia, 2002) en el que apenas hay cambios respecto a la versión hispana, apenas unas frases en inglés para contentar al público anglosajón. Poco a poco van cayendo números uno en las listas de singles del mundo entero, primero Italia, luego Suiza, Bélgica, Países Bajos… así hasta llegar a lo más alto en países como Reino Unido, Australia, Canadá y en Estados Unidos en las listas latinas.

Fue tal el boom que el single se convirtió en el segundo más vendido en la historia de la música española, sólo por detrás del “Macarena” de Los del Río, con casi siete millones de copias vendidas en todo el mundo lo que dio como resultado un disco de diamante en Francia y treinta discos de platino en el resto del mundo, y a todo esto hay que sumar las más de doce millones de copias vendidas del álbum “Hijas del Tomate” (Columbia, 2002) que dio como resultado otros doce discos de platino. Vamos que el año 2002 no fue suyo pero casi, ya que en el mundo sólo las superaron en número de copias artistas como Shakira con su “Whenever Wherever” (Epic, 2001) y Eminem con su “Without Me” (Aftermath, 2002).

Con todo esto los premios que obtuvieron fueron numerosos, los más destacados fueron el premio Ondas y el premio Amigo al mejor artista / grupo revelación y dos premio Billboard latinos. Una vez en la cima siempre salen voces discordantes y otras, bueno, cuando menos curiosas ya que algunas iglesias cristianas salieron a la palestra intentando prohibir su escucha y advirtiendo que el tema en cuestión contenía un mensaje satánico, nada más alejado de la realidad ya que el estribillo era la letra chapurreada del tema “Rapper’s Delight” de The Sugarhill Gang. Posteriormente salió el singleKusha las payas” pero no tuvo la misma repercusión ya que sólo llego al Top10 en Bélgica y Dinamarca.

Aprovechando la maternidad de Pilar, el grupo se decide a tomarse un descanso, ya que la sobreexposición en los medios podía ser perjudicial para el segundo disco. Una vez calmado el boom del «Aserejé«, el grupo, ya como cuarteto, se vuelve a meter al estudio para grabar su segundo disco. Con una producción más cuidada, el álbum tarda seis meses en ser grabado, a mediados de mayo ve la luz “Un Blodymary” (Warner Music, 2006).

Mientras tanto meses antes son elegidas en una polémica elección para representar a España en el Festival de Eurovisión de 2006 celebrado en Atenas. Días antes de la elección final sale en los medios que Las Ketchup han sido las elegidas, lo que conllevó un gran enfado tanto de los artistas que se habían presentado como de los eurofans. En un intento de conseguir la cuadratura del círculo RTVE llama poco después a diferentes candidatos diciendo que son finalistas para posteriormente anunciar que los cuatro finalistas definitivos son Las Ketchup, Azúcar Moreno, Chenoa y David Civera, saliendo el sello discográfico de estos dos últimos, Vale Music, a desmentir la noticia.

Y es que lo que mal empieza mal acaba, y una vez allí la cosa no fue a mejor ya que su participación sólo puede ser catalogada de fiasco. La actuación, con una coreografía incomprensible, sólo consiguió los votos de Andorra y Albania para acabar en la posición vigesimoprimera de entre los veinticuatro participantes. Y es que ese año Eurovisión de decantó por el heavy metal del grupo finés Lordi.

El batacazo eurovisivo se hizo notar en el nivel de ventas del segundo álbum, y es que las ventas del disco antes de Eurovisión eran relativamente buenas pero una vez celebrado el evento se estancaron. De un lanzamiento que iba para ser uno de los discos del verano se quedó en unos niveles de venta paupérrimos llegando el único single del grupo tan solo al Top10 en España, Finlandia e Irlanda, y el disco ni tan siquiera llegó a los cincuenta más vendidos en España. El álbum, del que se distribuyeron unas veinte mil copias, de las que no se saben cuantas vendieron, desapareció de los estantes poco a poco y el grupo se quedó como el típico one hit wonder.

Álbumes:

Un Blodymary

2006

Los segundos discos siempre son difíciles, pero más si en tu primer álbum has vendido la cantidad de discos que...

Hijas del Tomate

2002

Tres tomates conforman la portada como eran tres, o eso creíamos en su momento, las componentes de Porque luego descubriríamos...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad