portada del disco Todo Esto es muy Extraño

Tras las campañas 2002 y 2003 con ventas estratosféricas en América del recopilatorio de regreso “Peligrosamente Juntos” (DRO, 2002) y el álbum grabado en directo “El Año que Vivimos Peligrosamente” (GASA, 2004), Hombres G van a finalizar el año 2004 con la publicación de un nuevo CD, que, si hablamos con propiedad, es el primero que va a utilizar nuevos temas tras su regreso en 2002.

Once canciones a estreno y un intento del grupo de David Summers por acompasarse a los nuevos tiempos, pero sin perder ese aura pop que les había dado de comer durante tantos años. El LP es producido por Nigel Walker y en él participa, además de varios acompañantes habituales de la banda, Dani Martín, cantante de El Canto del Loco. Precisamente este grupo será telonero de lujo en 2005 en el más multitudinario concierto de Hombres G en España, poniendo el “no hay billetes” y metiendo 60.000 espectadores en el coliseo del Manzanares. Ni españoles, ni extranjeros. Sólo Alejandro Sanz había conseguido reventar el Calderón.

En cuanto al disco que nos ocupa se puso a la venta en noviembre de 2004. Viene marcado por una actualización de ritmos e instrumentaciones. Lejanos perfumes de funky y guiños discotequeros en algún arreglo y densidad instrumental tras la voz de Summers. Alguna balada ampulosa destacable como “¿Qué soy yo para ti”, algunos buenos temas rítmicos como los dos que abren el disco. “El diablo” es una aceptable puesta al día del habitual estilo de la banda, mientras que “¿Por qué no ser amigos” nos recuerda a los Hombres G de siempre. En las mismas olas rítmicas navega el rock “He de saber” hecho con la misma ilusión y buen rollo que cualquier banda principiante. Uno de esos trallazos pop con un puente ralentizado y soñador.

Tampoco está nada mal la sencilla “Si te vas”, un tema muy bien cantado y con estimables coros, poseedor de buenas guitarras. Seguramente el tema más comercial y conocido de este CD.

Entre los tiempos lentos, además de la citada “¿Quién soy yo”, encontramos la aburridilla y manida “Un poco más” y la despedida con tintes biográficos de la acústica “Todos menos tú”.

Este disco murió devorado por el éxito de sus propios padres, vendiendo poco en comparación con otros. Los fans del grupo seguían decantándose por recopilatorios y por el álbum grabado en directo, pasando bastante de las nuevas canciones que el grupo quería poner en órbita.

Compartir

1 2 3 5

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies