Cajas de Música Difíciles de Parar

Dos de las características de Nacho Vegas son, sin duda, su ambición y lo prolífica que es su carrera, sobre todo al atender a este segundo trabajo largo del asturiano, "Cajas de Música Difíciles de Parar" (Limbo Starr, 2003). Es su segundo disco, y aún siendo poco conocido por la comunidad indie, publica un CD doble. Sin duda, un ambicioso proyecto en el que tiene la posibilidad de abrirse hacia nuevos horizontes, aunque sin exagerar, claro. Aún no es un Nacho Vegas totalmente experimentado y acertado como lo pueda ser en "Desaparezca Aquí" (Limbo Starr, 2005). Por eso, los tics que le hacen pesado, aquí le sobran más que nunca.

La introductoria "Noches árticas"  va aumentando para perderse en un crescendo que parece infinito mientras J de Los Planetas pone el contrapunto en la voz. Un principio que parece un final. Pero el disco va tocando todos los palos en los que Nacho Vegas es efectivo: la nostalgia, las relaciones tormentosas, la lucidez en la locura. Precisamente, esos son los temas que contiene la cabaretera "Todos ellos", también de esa primera parte del disco, donde alcanza sus momentos más emocionantes con la siniestra "En el jardín de la Duermevela", leyenda de la mujer fatal llevada al extremo. Llega a altas cotas "La plaza de La Soledá", emotiva y nostálgica, y con un estribillo de los más acertados en el primer CD. "En la sed mortal" está por encima de esa media del disco al completo.

Sin emabargo, en la segunda parte el nivel es algo menor -difícil mantenerlo en veinte canciones-. "El salitre" vuelve a parece otro final siendo la primera del segundo volumen, sobre todo por su minutaje. De lo más reseñable, "La sed" y esa versión de la popular asturiana "La canción de la Duermevela". También hay curiosos aires arrabaleros y portuarios en "Gang-Bang", de imágenes nocturnas y escapistas. En "Stanivslasky" comienza a sacar pecho con su lado más rock y aguerrido, una faceta que desarrollaría en su siguiente disco. Pero, en líneas generales, en esta segunda parte se pierde y se repite en un discurso en el que apenas destacan unos temas sobre otros.

"Cajas de Música Difíciles de Parar" es un largo (sobre todo largo) lamento por los errores, por los amores perdidos en el que el mar y el alcohol están omnipresentes. Una conjunción de elementos que no es nueva bajo el sol, aunque bajo la personalidad de Nacho Vegas adquieren un valor especial. Con un disco y un EP a sus espaldas se embarca en una ambiciosa misión, arriesgada eso sí, y son pocos a los que esta jugada les sale bien. En el caso de Nacho Vegas no del todo. Pero la próxima vez en menores dosis, por favor.

Grupo:

Nacho Vegas es considerado a estas alturas...

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Tracklist:

CD 1

  1. Noches árticas
  2. N.V. por la paz mundial
  3. Todos ellos
  4. El mundo en calma
  5. Sólo viento
  6. En el jardín de la duermevela
  7. Tu nuevo humidificador
  8. La plaza de La Soledá
  9. Por culpa de la humedad
  10. En la sed mortal

CD 2

  1. El salitre
  2. Mark Spitz
  3. Gang-bang
  4. Stanislavsky
  5. La sed
  6. Monomanía
  7. Etcétera
  8. Maldición
  9. Historia de un perdedor
  10. La canción de la duermevela

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email