Marc y Laura, procedentes de la banda Abrevadero, se juntan en 2010 con el objetivo de hacer canciones sencillas y bonitas. Poco a poco van saliendo composiciones brillantes y vivas y deciden ampliar la banda incorporando a Cati (Amarillo) (batería), Francina (ukelele) y Jaume (teclados) para dar más enjundia a los temas.

En seguida cuelgan un par de demos en Bandcamp, para echar el resto con “Para Qué Negarlo, si se Puede Demostrar” (2011), una maqueta enriquecida con un cuidado diseño, un montón de material gráfico y de tirada limitada (y numerada a mano, como mandan los cánones) a doscientas copias que volaron en un pis pas. Fue distribuida a través de Annika Records y, con ella, su fama en Barcelona empezó a crecer, sin prisa pero sin pausa.

Debutan oficialmente con el 7” “Música Para Cerrar las Discotecas / Eso Hacíamos” (Discos Garibaldi, 2011), en el que tiran de su hit más popular y añaden una saltarina versión de otro tema de la maqueta. Apenas unos meses más tarde editan su segunda referencia, “Cruzo los Dedos / Artista Revelación” (Discos de Kirlian, 2011), que continua presentando canciones ya conocidas regrabadas de manera más profesional.

Es en el último trimestre de 2011 cuando empieza realmente su explosión: presentaciones en Barcelona y Madrid, apariciones en medios cada vez más frecuentes, puestos de honor en casi todas las listas de lo mejor del año y una base de fans apasionada y fiel. Rematan su año mágico con un regalo: un villancico llamado “Navidad Tiki” que sirve para felicitar las fiestas a la hawaiiana. Como en anteriores ocasiones, la canción se presenta con una imagen a modo de portada diseñada por David Marmota y el cantante de la banda, Marc Ribera, que sigue una línea conceptual que hace que sus referencias sean reconocidas a la primera sólo por el envoltorio.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *