portada del disco De Sol a Sol... Desolación

Probablemente el verdadero primer disco LP de Garrote Vil, dado que las entregas anteriores habían consistido sobre todo en cintas y un EP. Trabajo que suponía buena muestra de lo ecléctico de la propuesta del grupo, con posibilidades de encontrar un buen puñado de aires diferentes.

Tras el instrumental de inicio que arranca con guitarras y percusión antes de lanzarse a toda carrera, la banda recupera el que probablemente sea uno de los temas estandartes, "Alsados", ese himno en contrade la colonización castellana a bordo de carabelas, ya sea para llegar al archipiélago canario o en las costas del continente americano. Es una canción que ya estaba en aquella primera grabación "Ja... Ejecutando al Sistema" (Matrakak Diskak, 1993), y que recuperan aquí. Punteos sugerentes, castañuelas y una buena intro de más de minuto y medio, sonando incluso a una versión politizada de ExtremoduroExtremoduro. Viva Canarias libre a ritmo casi de heavy rock de los de punteos.

También retoman de entregas anteriores "Equilibrio", girando en torno a la banca. Si bien empieza como un spoken-word, enseguida se lanza a un ritmo propio de trash hardcore.

Varios temas que se van a los 4 minutos y otros con aires de ópera rock, como "Racionalismo (como)". Gargantas rugosas, bajo galopante, guitarra amenazante que no duda en caso de tener que hacer solos. Ahora que se acaba mi vida ¿qué coño pinto yo aquí? También en "Desolación", un tema en el que el heavy se mezcla con hardcore de ida y vuelta con frenazos y arranques repentinos.

Toda la cadena trágica de la emigración en "Cuentos de Áfrika", que guarda conexión con el salto del muro de Berlín al que se refería La Polla Records. Y siguiendo con las conexiones del Este, si en su primerísima cinta dedicaban aquel "Tovarich" a la Revolución Rusa, en este caso mencionan los cambios que se están operando en la URSS con "Los nuevos zares",

La suya es música densa, con montón de curvas, rock duro y letras reivindicativas en dosis de temas largos que en sus vericuetos tienen destellos de rock progresivo e incluso flamenco rock (véase "Mente extranjera").

Poesía cruda y si hace falta sibatos de charanga ("Verbena popular") antes de lanzarse a toda velocidad.

Garrote Vil en lo que resultó ser luego su más pura expresión.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies