portada del disco El Jardín de las Delicias

“El Jardín de las Delicias” (1480-1490) es la obra cumbre de El Bosco, Los Suaves juegan con su título para representar su propio jardín que en esta ocasión está pintado por el diablo como canta Yosi en el  corte homónimo que abre el disco. “Él también escribió está canción”.

En “Vísperas de destrucción” se dejan llevar por la contundencia –brillantes los solos de Alberto Cereijo- para reflejar la desilusión, la amargura y el terror que produce ver un mundo en descomposición, ver como los sueños no son más que semillas de destrucción. Bonita adaptación del “Eve of destruction” de Barry McGuire.

No le grites” es un alegato contra la violencia de género y “No me pesa, es mi amigo” un desgarrado recuerdo de la amistad que se hace eterna. Aunque la banda no se encuentra en su mejor momento, estamos hablando de Los Suaves, estamos hablando de introspecciones dolorosas, de lírica de la derrota, de letras profundas y de brillantes riffs marca de la casa que dan pie a marcadas melodías.

Deja de llorar, mi amor” es una de esas baladas típicamente Suaves en la que la lírica de Yosi es la protagonista. También se atreven con el “No llegaste a mí” que popularizaron a finales de los 60 Los Cheyenes, a recordar tiempos pasados sin nostalgia -“Noches del Long Play”- y a marcarse un blues sureño -“Burro Cansado blues”-.

Junto al disco se incluye un DVD con los cortes “Palabras para Julia”, “Si Pudiera” y “Maldita sea mi suerte” grabados en directo en el Viña Rock 2004.

Compartir

1 2 3

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies