Warning: Declaration of TGM_Bulk_Installer_Skin::before() should be compatible with Bulk_Upgrader_Skin::before($title = '') in /home/customer/www/lafonoteca.net/public_html/wp-content/themes/muse/backend/classes/class-plugins.php on line 1899

Warning: Declaration of TGM_Bulk_Installer_Skin::after() should be compatible with Bulk_Upgrader_Skin::after($title = '') in /home/customer/www/lafonoteca.net/public_html/wp-content/themes/muse/backend/classes/class-plugins.php on line 1899

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/customer/www/lafonoteca.net/public_html/wp-content/themes/muse/backend/classes/class-plugins.php:1899) in /home/customer/www/lafonoteca.net/public_html/wp-content/plugins/sucuri/index.php on line 47
LaFonoteca, Disco: Daniel Velázquez, página 3
portada del disco Daniel Velázquez

Para el presente LP que, a la postre, sería el último de la carrera del cantante, Daniel va a recurrir a la producción de José Grano de Oro, líder de Los Puntos y uno de los mejores compositores de su tiempo. Además de producir, el almeriense compone nueve de los doce temas del disco. Fue un acierto recurrir a este músico, con quien ya había colaborado antes, pues supuso un revulsivo necesario para la carrera de Daniel Velázquez. Canciones más ligeras, menos recargadas y con un aire más moderno, a lo que contribuye no poco la dirección orquestal de Manolo Gas.

En la cara A, encontramos el ritmo movido y el estribillo alegre de “Fue por María”, un tema realmente atractivo y con buenos arreglos instrumentales. Tras esta entrada alegre, una balada cargada de sensibilidad y con una melodía atractiva que es de lo mejorcito de este disco: “El cantante triste”. También hay que destacar “Perdóname, perdóname” en la línea habitual del cantante con unos arreglos y una participación coral que convierten en etérea una canción que, de otro modo, podía haber resultado tediosa. Un buen ejemplo de lo que unos arreglos acertados pueden hacer por una canción que en sí misma no pasa de regular. Las tres restantes bajan bastante el interés del disco. Alguna de ellas, incluso, como la lacrimógena “La medalla” o la previsible “Ese dulce viaje” convierten el disco en un producto agridulce con momentos memorables y otros, perfectamente olvidables.

La cara B se presenta cargada de baladas tristonas. Viene iniciada por una de las canciones más promocionadas de este LP: “Palabras, solo palabras”, una balada con voz de aire soñador y melancólico. Fue elegida para encabezar uno de los sencillos, aunque seguramente había mejores temas dentro de este disco para esa función. Cortada con las mismas tijeras resulta “Deje de pensar”. De la tanda de canciones lentas, nos quedamos sin dudar con la misteriosa “Tú” con un acompañamiento oscuro y un Daniel en plena facultades vocales.

La más curiosa resulta “Democracia”, una palabra que no dejaba de oírse en aquel año 76. Daniel Velázquez pone también su pica en Flandes con su recurrente “demo, demo, democracia”. El cantante nos pide no hacernos demasiadas ilusiones con el nuevo -para los españoles- concepto político. Al final, el cantante se decanta por ella, apuntándose a los vientos imparables de cambio en aquella sociedad española.

Compartir

1 2 3

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies