Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Australian Blonde
foto del grupo Australian Blonde

Tras el fiasco de “Aftershave” (Subterfuge / BMG, 1994), uno se acerca a su siguiente trabajo con la esperanza de que se levanten con energía del traspiés, pero las esperanzas se diluyen rápidamente. Nos encontramos con un viaje introspectivo por pasajes grises e intimistas que terminan quedándose a medias. Percibimos un cierto aire experimental, introducen nuevos desarrollos -incluso tres canciones en castellano- pero sin cumplir objetivos. Paco Loco se establece como cuarto miembro del grupo y su participación gana protagonismo, además de la guitarra aporta también voces, el órgano en “Alguien diferente” y colabora en labores compositivas.

Lo cierto es que la elección de “Sousa” como primer corte del álbum no es muy acertada, muchos discos terminan en las cubetas de ofertas por menos. Con la luminosidad de “I like you” la cosa mejora, la tierna voz de Cal'la Richelieu pone el contrapunto perfecto a Fran en este pequeño himno pop aderezado con enérgicas guitarras. En “Chance” resuenan los ecos truculentos de los Pixies con un estribillo efectivo: “This is your chance to start a new life without me / Don't worry about this, it's easy to find me on fridays”.

Con “Expensive game” volvemos a poner los pies en el suelo, aires góticos que se caen por su propio peso antes de “Boom”. Un corte con unas guitarras que podrían firmar Rammstein y tintes industriales que muestran una dispersión muy grande.

La sorpresa llega con “No puedo dormir” y lo digo por el uso del castellano, no por otra cosa. Van seis canciones y parece que estamos escuchando un recopilatorio de estos que regalan con las revistas en los que participan varios grupos. No hay unidad y la sensación es de una desorientación preocupante.

Al llegar a “Easy” el extenso minutaje comienza a ser un lastre. Para meter veinte canciones en un disco o hay que tenerlo muy claro o hay que tener muy buenas canciones. En este caso, ni una cosa ni la otra. Pero bueno, ya sabes: no quieres más, dos tazas.

Under the disco lights” suena bien, con unos buenos arreglos de cuerda y la espléndida voz de Muni Camón (Maddening Flames) trayendo esos aires de folk singer americana. Con “Better tan me” vuelven a liarla, esos grititos a lo Black Francis suenan demasiado impostados.

Reason” trae aires power pop de la Costa Oeste y resulta, al igual que la intensa “Sobrevuelas”. Pero el drum and bassde “La influencia de los japoneses” termina de rematarla.

Un disco al que tal vez si le quitásemos las diez canciones que le sobran sería otra cosa. Tal vez.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies