Nihil Obstat

En primavera del 2010 Disco las Palmeras! comenzaron a grabar su primer trabajo, “Nihil Obstat” (Matapadre, 2011), pero el disco no se edita hasta finales de diciembre y saldrá al mercado en enero del 2011. Su título hace referencia a la “aprobación oficial desde el punto de vista moral y doctrinal de una obra que aspira a ser publicada realizada por un censor de la Iglesia Católica” (Wikipedia).

Estamos en “La casa cuartel” en llamas, la batería atruena hipnótica entre escenas de pánico y pasajes oscuros cargados de visceralidad. La luz surge de entre los escombros en “A los indecisos” -uno de los mejores cortes del disco- y “Del miedo a mis viajes”, la melodía al servicio del ruido y la contundencia. Entre explosiones controladas llega “Desde hoy perfecto”, una declaración de principios en la que nos dejan sentencias como “nunca más me voy a detener / si creo que está bien lo que estoy haciendo” o “escucha mi voz / sé que tendré razón a partir de hoy”.

No lugares” es un pequeño himno apátrida -“No me gusta está ciudad ni tampoco las demás… No pertenezco a este lugar”- cargado de electricidad. Los ecos noise más clásicos llegan con “Estados emocionales (y vaticanos)”, un acercamiento certero a My Bloody Valentine. Latidos del corazón ralentizados para nuestro goce y disfrute. También nos encontramos con momentos para la inmediatez -“Me la jugasteis en China”- y para los sermones apocalípticos -“Los nuevos nihilistas” y “La soga umbilical”-.

Un gran disco debut que desde aquí celebramos y que no hace otra cosa que aumentar la fe que tenemos en Disco las Palmeras!

Grupo:

Uno de los nombres más originales de...

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Tracklist:

  1. La casa cuartel
  2. A los indecisos
  3. Del miedo a mis viajes
  4. Desde hoy perfecto
  5. No lugares
  6. Estados emocionales (y vaticanos)
  7. Me la jugasteis en China
  8. Los nuevos nihilistas
  9. La soga umbilical
  10. Los economistas
  11. Testigos de dios

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email