Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Colorín, Colorao
portada del disco Colorín, Colorao

Tras otro lapsus de más de cinco años, Eduardo Ramírez, amigo de ambos y ex bajista del grupo Cadillac va a lograr el milagro de volverlos a poner a componer y meterlos de nuevo en el estudio de grabación para este “Colorín, Colorao” (Onomaster, ), editado por el independiente Onomaster y producido por el propio Eduardo.

Una colección de canciones en que Víctor y Diego evidencian conservar su buen gusto, su fidelidad a una manera de entender la música y sus buenas voces, aunque a la hora de componer ya es harina de otro costal. Temas en general no excesivamente inspirados que suenan a algo ya oído en su repertorio. Entre ellos algunas flores de calidad. Me gusta especialmente la larga e intrincada “No hay lugar malo para amarse” con su letra cargada de ternura y verdad, su música compleja repleta de cambios y ese aroma de canción experta, que a pesar de su longitud no resulta en ningún momento tediosa. También es de destacar el aire festivo y jaranero de “Juegos” y sus arreglos realmente atractivos. A destacar la profusión de palmas, percusiones y ritmos que utiliza el desarrollo de esta canción.

Mención aparte para esa “Mujer”, en la que el dúo se versionea a sí mismo, pues fue uno de los temas que se incluyeron en un trabajo anterior: “Víctor y Diego” (Movieplay, 1979).

La tercera elección para ilustrar este comentario es la irónica “Colorín, Colorado” que titula el LP y cuenta la historia de una separación, tal vez la propia del dúo, que se reunió únicamente para esta grabación y, dedicados ambos a otros menesteres, apenas lo plasmaron en directos.

La instrumentación está básicamente encomendada a un despliegue de pistas de teclados omnipresentes, un bajo y una batería pródiga en percusiones. Este despliegue logra lavar la cara y actualizar los severos arreglos de antaño, pero devoran hasta los huesos las buenas guitarras que siempre manejaron estos dos músicos.

El disco pasó de forma anónima por el mercado, aunque bastantes años después ha vuelto a ser editado por el sello Rama Lama, bajo el título “Sus Últimas Grabaciones” (Rama Lama, 2001), editado en 2001. Precisamente es ésta la portada que aparece en este comentario.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies