Somos Unos Animales

Grabar un segundo disco es un escollo complicado para cualquier banda, no sólo por el hecho de grabarlo, sino por el brete que supone para el grupo no estancarse y encontrar nuevas fórmulas para continuar vendiendo un producto adecuado (si es que son necesarias).

Tras los problemas de la banda con el primer disco "Tú en Tu Casa, Nosotros en la Hoguera" (Avispa, 1989), el grupo encontró otra compañía con la que grabar, pero siguieron con el problema de tener pocos medios así que el resultado de la grabación desmerece un poco el trabajo de composición de Robe.

Una guitarra con mucha distorsión y sucia abre el disco con "Tu corazón", una buena composición, de estas canciones que son como un 2 x 1, con un cambio de ritmo brutal que habla del desamor, en la que Robe reprocha sin tapujos: "Tú por hacer, yo por quedarme tan parado / Y los juntos por tener nuestra cabeza en otro lado / Tú por hablar, yo por callarme demasiado / Tú por robarme esa canción que yo te había regalado".

Sigue el disco con "Canción de los oficios", que no deja de ser la socorrida canción de los grupos de rock urbano criticando el sistema capitalista, a destacar de la canción la colaboración de Rosendo (que se presentó con una guitarra sin conocer al grupo de nada, tan sólo había oído unas maquetas suyas), canción correcta con un solo a tener en cuenta, pero con un mensaje y una letra ya repetido y manido mil veces.

Continúa el disco con la maravillosa "Quemando tus recuerdos", en la que Robe se muestra melancólico con la pérdida del amor, acompañado de coros femeninos que endulzan la melodía y con un sencillo riff de fondo durante la canción. Aquí Robe vuelve a echar mano del cambio radical en la canción y se muestra visceral y desesperado: "Voy a empaparme en gasolina una vez más / Voy a rasparme a ver si prendo / Y recorrer de punta a punta la ciudad / Quemando todos tus recuerdos".

Tras eso abre "V Centenario", que vuelve a la senda de la protesta tomando como tema la celebración del V Centenario del descubrimiento de América en la Expo de Sevilla del 92 entre otros actos. El problema que tienen estas canciones es que su mensaje queda anticuado. Han pasado casi veinte años de aquello y el yogur ha caducado; aparte la canción no es gran cosa, con una voz infantil cantando a coro con Robe en el estribillo.

Tras la olvidable "Central nuclear" con una jota burra seguida de un estribillo repetitivo empieza una correcta "Ni príncipes ni princesas", con arreglos de trompeta y teclados así como buenos apuntes a la guitarra acompañando el sonido de unos acordes pesados, en una melodía de rock muy clásica. "Arrancada, pobre flor / Sólo buscaba algo mejor / Desgarrada, sin amor / Nunca vendió su corazón / De una patada rompo el sol".

Rosendo vuelve a colaborar con el grupo en "Perro callejero" tocando la guitarra, un tema muy duro sobre el día a día de los yonquis y el estar a salto de mata en la calle buscando un pico: "Era un perro callejero / No tenía más que venas / Dicen que murió hace tiempo / Y todavía lo tengo cerca".

Se tranquiliza un poco el ritmo del disco con "Desidia", hablando de la libertad personal (tema muy recurrente en la discografía del grupo) para seguir con otro tema de protesta; en "Resolución" se intenta enganchar al oyente con frases lúcidas y estudiadas: "¿Dónde está vuestra moral que nunca entiendo por más vueltas que le doy?".

Casi con un punto heavy arranca el último corte "Necesito droga y amor", donde Robe encuentra de nuevo la senda, sumándole poco a poco los instrumentos, la canción queda muy redonda, bien enlazada y con una letra atractiva: "No necesito alas para volar, prefiero LSD / No necesito verte para saber que no te olvidaré / Aguanto porque ya tengo con qué / Fundir la nieve al paso de mis pies / Viviendo bajo el agua como un pez / No entiendo por qué muero de sed". Rematando la canción un buen solo casi tocado con ternura.

En resumen, tenemos un disco corto, de sólo diez temas y algo irregular. Alterna canciones como "Tu corazón" y "Quemando tus recuerdos" con cortes más bien prescindibles. Robe se pierde y se reencuentra a sí mismo, todavía buscando el camino, que empezaría a encontrar con su siguiente disco, "Deltoya" (DRO, 1992), pero de momento, aunque con apuros, el grupo ha salido vivo de su segundo disco, que no es poco.

Grupo:

Extremoduro-, Roberto Iniesta-Extremoduro, tanto monta monta tanto....

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Tracklist:

CD 1

  1. Tu corazón
  2. La canción de los oficios
  3. Quemando tus recuerdos
  4. V Centenario
  5. J.D. La central nuclear
  6. Ni príncipes ni princesas
  7. Perro callejero
  8. Desidia
  9. Resolución
  10. Necesito droga y amor (los camellos no me fían)

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email