cartel del evento TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO EN LONDRES: NACE LAFONOTECA LDN

Flyer diseñado por Daniel Maravilla

TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO EN LONDRES: NACE LAFONOTECA LDN

Londres
The Legion (348, Old St.)
Ver en Google Maps

Estamos orgullosos de anunciar que ha nacido LaFonoteca LDN. Aprovechando que dos de nosotros residimos en Londres, y continuando con nuestra intención de promover nuestra música, llevamos la idea un pelín más allá permitiendo que algunas de las bandas que más nos gustan toquen en esta ciudad. Y para este primer evento, no podríamos tener mejores invitados que Triángulo de Amor Bizarro, uno de los grupos más punteros de nuestra escena independiente y que nos encanta.

Tocarán junto a The Light Shines y Temperatures, dos bandas que nos gustan de Londres, creando, de este modo, un primer intercambio cultural entre el Reino Unido y España a través de la música.

/////////////////// ASÍ FUE: EL POST CONCIERTO ///////////////////

Venían en el vuelo de las 6.30h Ryanair Madrid destino Londres Stansted. Nos estaban esperando sentados en los soportales de Bishopsgate, al lado de Liverpool St. Station. Tan sólo unas horas de descanso en la furgoneta aparcada en el parking del aeropuerto de Barajas, pues la noche antes habían cerrado el Documentamadrid 09, justificaban esas caras. Lo primero que pensé al verlos fue que al menos no estaba lloviendo. Algo nerviosos nos presentamos. Rodrigo ya era casi de la familia tras los numerosos e-mails organizando el evento. Les recordaba del Día de la Música en Madrid el año pasado. Pensaba que eran mucho más altos y a Isa aún me la imaginaba con el pelo rubio platino. También esperaba que Julián bajo su forro polar –“no es muy bonito, pero abriga”– llevase escondida una camisa hawaiana.

– ¿Queréis descansar? Hasta las 16.30h que es la prueba de sonido hay tiempo de sobra para echaros un rato
– Ya que estamos en Londres, habrá que dar un paseo, dijeron Rodrigo y Julián, mientras Isa advertía de que había que conservar energías para la larga noche que se avecinaba

Les dejamos paseando por Bricklane mientras íbamos a recoger el equipo del almacén donde habíamos reservado los instrumentos: una bonita Fender Jaguar blanca del 65 para Rodrigo y un precission bass para Isa. Julián iba a tocar de prestado, aunque teníamos que conseguirle una chapa metálica para “hacer ruidera”.

– Ya hemos vuelto, ¿por dónde andáis?
– Estamos ahora mismo tomándonos un café debajo del puente

Llegamos a la hora acordada a la puerta de The Legion, y la puntualidad británica brilla por su ausencia. Junto a los chicos de Temperatures, nos toca esperar más de media hora en la puerta del garito -diría que bajo un sol abrasador para dotar de dramatismo a la escena, pero esto es Londres, y la verdad que aunque soleado, hace fresquito. Finalmente se comienza a dar sentido a la madeja de cables, adaptadores, transformadores, pedales, botones y demás cacharrería. Tras una hora y pico ajustando, lo cierto es que el sonido de la prueba es impecable, pese a la severidad en el rostro de los componentes.

Son ya las 19.30h, apertura de puertas, y aunque empiezan a dejarse caer las primeras personas, la sala muestra cruelmente sus dimensiones. En la media hora que transcurre desde la apertura de puertas hasta que se descalza The Light Shines para comenzar a tocar, una media hora larga como un día lluvioso, lo cierto es que ya se ha formado un grupo majo de curiosos, Erasmus, amigos, amigos de amigos y habituales del local. Para las 20.45h en que Isa espeta: “Hola, somos Triángulo de Amor Bizarro y ninguno de los tres sabemos hablar inglés”, los empujones en las primeras filas para hacerse hueco ya han comenzado a sucederse. ¿Y después qué?

Después, pues a lo que TAB nos tiene acostumbrados, ni más ni menos. Media hora trepidante, en la que la adrenalina se dispara. Los abrazos y felicitaciones se suceden, con Pedro, con Cristina, con Pablo, con Dani… “¡Están sonando de fábula!”, me dice Juan, el hermano de Isa que les ha acompañado en el viaje. De repente el silencio fugaz. Con gesto serio abandonan el escenario con dirección al improvisado backstage. Llegan los primeros silbidos y murmullos. La gente que se halla de pie en las mesas se aproximan a la barra a tomarse una copa. El ruido, tímidamente, cada vez se hace notar más. Partícipes de este bonito juego, realmente todos sabemos lo que viene. “Verás esta, verás, que es nueva”, me dice Juan. “El lince se llama, vas a flipar”. ¿Mira que si tienes que esperar otros dos años para saber cómo suena “El lince”?

Muchas gracias TAB, por un fin de semana tan fantástico. Y ahora, ¡a grabar!

Reportaje fotográfico de Daniel Maravilla:

Grupos relacionados

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies