portada del disco El Amor y las Mayorías

Tras tres años desde su último LP, los zaragozanos Tachenko vuelven con un disco cuidado al detalle y pulido en extremo, tanto en sonido como en las estructuras musicales de las composiciones, la configuración de las canciones e incluso en los textos.

Mimo en el proceso creativo y productivo que resulta patente desde primera hora con el primer corte “Campos de Marte”, tema con mucho feeling, los maños tienen en todo momento las cosas muy claras y las bases de su trabajo bien constituidas y sólidas. Ya sea en temas bailables como “Dame una pista”,  en canciones más pausadas como “Levántate”, o bien en temas de corte más nostálgico como “Vendaval”; Tachenko suenan luminosos e iridiscentes, radiantes como Norma Duval en los 80.

Mención aparte merece la apuesta por nuevos sonidos, como los vientos y toques de bossa de “Mi amor, las mayorías”, sintetizadores tímidos y teclados que casi parecen asomarse con candidez por varios temas del disco; formando un conglomerado de pequeños detalles que le dan mucho encanto al conjunto, que siempre suman y nunca restan, y que le dan al tiempo muchísima personalidad.

El nuevo giro que han tomado los aragoneses en su nueva forma de trabajar sin duda hará las delicias de los amantes de la banda, que en este disco encontrarán las virtudes que siempre les han hecho grandes, y además tienden una mano a los nuevos adeptos que quieran adentrarse en su mundo. Sin duda esta es una buena manera de hacerlo.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies