Etiqueta: niños mutantes

Para hablar de la historia de Ernie Records quizá habría que empezar por hablar antes de la prehistoria de Ernie Records. Porque Ernie (Records y Producciones, que a veces no nos aclaramos ni nosotros) es una agencia de management convertida en sello discográfico que ya era sello discográfico antes de ser agencia de management.

Por no embrollarlo más de lo necesario: Ernie Records nace para publicar los discos de Free Serena, grupo vigués de vida efímera que llegó a publicar dos referencias (un EP y un LP) en los años 2000-2003 antes de desaparecer como tantas otras bandas, aunque para nosotros al menos nunca haya sido como tantas otras bandas.

Desaparecido el grupo que justificaba los viajes en furgoneta y las sesiones de carga y descarga antes y después de cada bolo, Ernie Producciones (o Josiño Carballo, con posteriores incorporaciones) continuó en este gran mundillo de la música encargándose del managementde Holywater y un par de años después de otras bandas como Igloo, Jugoplastika, Niño y PistolaNiños Mutantes o Nadadora.

Eso fue así durante un tiempo, hasta que la necesidad de atender de la mejor forma posible a los grupos con los que trabajábamos llevó a la (re)fundación de Ernie Records, otra vez sello discográfico. “La Transición de Fase” (Ernie, 2009) de Igloo marca el nuevo comienzo de esta historia, en el año 2009.

Y ahí están, para quien quiera escucharlas, las referencias que se han ido añadiendo a la pequeña historia del sello: desde los históricos de la casa (Igloo, Jugoplastika, Holywater, Nadadora, Niños Mutantes, Niño y Pistola, Portrait), a nombres que se han unido a la escudería con posterioridad, como Maryland, Julio de la Rosa, La Familia o Rusos Blancos. Este 2012 hemos publicado nuestra primera referencia internacional, “The Stars Are Indifferent To Astronomy” (Ernie, 2012) de Nada Surf.

Nos vamos a saltar eso de destacar cuáles son los discos de los que nos sentimos más orgullosos. Nos vamos a saltar también la parte de la queja amarga por la situación de la industria discográfica y la crisis y demás. La palabra industria parece quedar un poco grande cuando se habla de algo que se intenta hacer con mimo y de forma casi artesanal a veces. Y creemos que no vale la pena dedicarse a esto si a uno no le gusta lo que hace y va a apoyar proyectos en los que no confía.

Por eso estamos encantados de poder repasar la actualidad del sello y ver que hemos publicado el octavo disco de Niños Mutantes, un nuevo single en vinilo de Maryland, “Something To Share” (Ernie, 2012), los debuts de Rusos Blancos y La Familia, y que estamos deseando escuchar lo que estén preparando para sus nuevos trabajos, que esperamos publicar a principios de este año, Novedades Carminha, Julio de la Rosa, Holywater, Nadadora o Niño y Pistola. Y ahí seguiremos, creciendo muy poco a poco e ilusionándonos por cada paso de los artistas con los que trabajamos. Aunque lo de cargar y descargar con los años va cansando cada vez más y no vemos qué tiene que ver con la publicación de discos.

Ángel VadilloAquí os dejo varios apuntes recogidos durante mi estancia en el Contempopránea 2012, festival al que acudo año tras año como parte ya casi de una tradición.

1. – Igual no lo has oído, pero el alcalde de Alburquerque (Badajoz) lleva cuarenta y dos días en huelga de hambre. Se llama Ángel Vadillo y se alimenta a base de agua con miel. Protesta frente al Ministerio de Industria contra la retirada de las primas a las renovables. Todo el pueblo está con él y la plaza está empapelada con carteles de apoyo. Al parecer, la televisión pública extremeña tiene prohibido difundir nada relacionado con el tema. Puedes ayudar (o al menos eso dicen) firmando aquí y si quieres seguir a Ángel Vadillo (que no es ningún DJ aunque tenga nombre de pincha poligonero) está como @Angelvadillo en Twitter.

2. – No he leído ni un titular en tres días, pero un amigo me dijo que la prima de riesgo superaba ya los 600 puntos básicos. Y mientras los Rusos Blancos y Cosmen Adelaida tocaban en el festival de la escena indie española, en varias ciudades había convocadas manifestaciones en contra de los recortes y también en contra de la subida del IVA a la cultura. Los recortes también estaban presentes en el festival, y este año no había el librito con los horarios y la información de las bandas. ¿Consecuencia? Que Klaus & Kinski tocaron a las diez de la noche y nadie se enteró. Tocaron para cien personas, máximo.

3. – La facilidad para ver un concierto en primera fila ha tocado su máximo (como la prima de riesgo). Con el concierto ya empezado, sólo tienes que avanzar entre la gente y casi sin decir perdón llegas a colocarte a cinco metros de tu artista favorito. No soy muy bueno con las cifras y las estimaciones de público, pero no creo que llegaran a mil personas las que se reunieron durante el concierto de La Casa Azul, cuyo puesta en escena se va pareciendo cada vez más a un showde Britney Spears.

4. – Hay grupos míticos del festival, véase La Habitación Roja, que saquen disco o no, siempre están ahí. Y siempre sucede lo mismo: la gente se entrega con los hits de toda la vida, pero las canciones nuevas se la traen al pairo.

5. – También hay otros grupos muy molones que no encajan en un escenario tan grande.

6. – Amaral atrajo a todo el pueblo (quinceañeras y cuarentones) y a los de alrededor. No soy fan de Amaral, pero conozco las canciones que todo el mundo puede tatarear porque no paran de sonar en la radio. Pues creo recordar que no se escuchó ninguna de esas, pero ella salvó el festival (al menos en tema de asistencia y no sé si económico). ¿Quién vendrá el año que viene para “rescatar” el festival? ¿Dani Martín? Él dice ser mucho más indie que algunos indies.

7. – La gente del pueblo es muy simpática y amable. Y hay bakalas bailando temas rollo indie en los garitos cercanos al festival. Y todo eso no tiene precio. Sólo por ello el festival debería seguir, aunque cada vez tenga más difícil su continuidad.

Vídeo de la actuación de Niños Mutantes, con mensaje: