Etiqueta: nine stories

Así de bonita quedó mi cinta

2012 parece ser un año de reconocimientos infinitos para la siempre genuina figura de Daniel Johnston. Descorcharon la botella los chicos de Ondas del Espacio editando desde Granada un cassette pinta-y-colorea (del cual no quedarán muchos ejemplares, si es que aún quedan) en el que un montón de grupos españoles y latinoamericanos versionaban distintas canciones del artista californiano. El lanzamiento, cuya gestación se remontaba a un par de años atrás, no podía llegar en mejor momento: el 51 cumpleaños de Daniel y el 50 aniversario del primer modelo de cinta compacta editado por Philips.

Así, inspirados por el proyecto internacional «Discovered Covered – The Great Late Daniel Johnston» que contó con el apoyo de grupos como Eels o Teenage Fanclub, una importante representación de nuestra escena independiente, desde Odio París (que no se pierden una versión, y mejor que no lo hagan porque son fantásticas) a La Estrella de David, hacen lo propio configurando un artefacto con disparidad de aciertos pero sobresaliente en intenciones.

Alguno de estos grupos, caso de Los Punsetes o los argentinos Valentín y los Volcanes ya contaban con estas versiones de Daniel grabadas con anterioridad. Lamentablemente, los precursores de esta idea no pudieron hacerse con una muestra en condiciones del «Speeding motorcycle» que Penelope Trip representaba en la cinta de un concierto que su amigo Paco de Subterránea Comics – Discos conserva. Hubiera sido un puntazo.

Ya al mes siguiente, y con la rumorología hirviendo con la posibilidad de la visita de Daniel Johnston a la capital, pudimos ver -comprar, todavía no- una pequeña muestra de su obra pictórica en ARCO. Un aperitivo para lo que nos podremos encontrar desde el 20 de este mes en La Casa Encendida, dentro de la exposición «Visiones Simbólicas – Una Mirada al Universo de Daniel Johnston» capitaneada por Íñigo Munster y Estela Aparisi a partir de la colección privada del ex manager de Daniel Jeff Tartakov, quien parece conservar más obras de Daniel que el propio Daniel.

Pero antes de que ello suceda, en concreto hoy mismo, el gran día. El día en el que por fin Daniel Johnston dará un concierto en Madrid. A mí todo esto me recuerda a la escena que Jardiel Poncela evoca en la «La Tourneé de Dios» (1932) del pueblo de Madrid completamente extasiado ante la inminente visita divina, no tanto por el aforo del recinto sino por la premura con que se agotaron las entradas a la venta; algo así como media hora. Y yo, que sin ser ningún fanático tuve la fortuna de ver a Daniel en Londres en el 2009, me debato ante una duda existencial: ¿Debería ir poniendo en riesgo el espectáculo singular e hipnótico que de él conservo en mi retina? Esperemos que todo esto no termine como en la citada novela.

El sábado pasado Gran Derby Records celebraba su segundo aniversario en la sala Neu! de Madrid. Dos años de actividad frenética que les ha llevado a ir camino de su octava referencia, entre las cuales se encuentran el debut de varias bandas: Nine Stories, Allfits, Buena Esperanza, Tripulante y Crucero y Gabriel y Vencerás.

Dice Guille Wild Honey en el fanzine con que se nos obsequiaba a los asistentes al evento -«The Derby Telegraph» (año II, núm 1)- algo así como que cuando uno se hace hincha de un sello, se espera con avidez la siguiente referencia del mismo sabiendo a ciencia cierta que esta va a ser de nuestro agrado. En realidad donde digo esperar, él dice comprar, los tiempos han cambiado, pero la reflexión en torno a la idiosincrasia del sello en cuestión sigue vigente.

Ahora bien, supongamos que nos hacemos hinchas de Gran Derby… ¿qué nexo de unión existe entre sus bandas, aparte de formar parte, obviamente, de la misma escudería, y de su palmaria endogamia en los miembros que la componen? ¿Han de ser grupos noveles como todos los anteriormente mencionados? Más o menos, pero ahí tenemos a The Secret Society y su aclamado «Peores Cosas Pasan en el Mar» (Gran Derby, 2011) desmontando la teoría. ¿Quizá un estilo homogéneo? Pinchazo en hueso duro. Ya me dirán ustedes qué tiene que ver la cadencia tropical de Tripulante y Crucero con los guitarrazos desabridos de Buena Esperanza. ¿Existe un componente regional, un gen madrileño? Casi, casi… pero no. Ahí nos encontramos a Las Robertas y el split compartido junto a Reina Republicana, o a Gabriel y Vencerás, el interesantísimo trío afincado en Barcelona de guitarras destartaladas y voz desquiciante a medio camino entre la amabilidad pop de El Niño Gusano y la aspereza del primer Chinarro, que supondrá esa octava referencia antes mencionada.

Pues bien, aparte de todos los rasgos comunes que se han ido definiendo a medida que nos planteábamos estas cuestiones, lo que principalmente caracteriza a esta especie de cooperativa 2.0 es la manera marcial de trabajar por su propia causa, una fe inquebrantable en lo que hacen y un mimo y cuidado por los detalles, que se puede sintetizar en la escrupulosa conservación de esa guirnalda que Alondra Bentley -la cual sustituyó a los enfermados Allfits- les regaló en su primer aniversario y que concierto a concierto yerguen con orgullo.

¡Felicidades, Gran Derby! ¡Y que cumplas muchos más!

Collage realizado por Pali Sánchez-Lafuente (Allfits, The Secret Society). Pag. 12 del primer número de The Derby Telegraph (copia 181/200)