Etiqueta: kaka de luxe

Ha caído en mis manos un librito tras el cual llevaba mucho tiempo a la zaga, la primera publicación «gorda» (como se dice en el propio libro) de Fernando Márquez Chinchilla, El Zurdo, a quien seguimos la pista de cerca por esta casa, tan sólo recordar que reeditamos de manera conveniente el mítico «Música Moderna» (La Banda de Moebius, 1981) y que distribuimos su libro sobre «Vainica Doble» (Ediciones Júcar, 1983), imprescindible para todo aquel que quiera acercarse o que se halle ya del todo inmerso en el universo de las Vainica.

Publicado en 1980 por La Banda de Moebius, el libro, más allá de la corrección política del nombre, es un compendio de cortas historias entrelazadas con un toque trangresor e irreverente que sirven de iniciación a las obsesiones desarrolladas por Fernando en sus diferentes proyectos musicales, desde Kaka de Luxe a La Mode, pasando por Paraíso, formación en la que se encuentra en activo en el momento de publicación del libro.

Disparatado, con querencia por el terror de serie B y el futurismo, por el libro deambulan historias eróticas con raras perversiones sexuales, grupos musicales simpares trabajando con ultrasonidos, mujeres enigmáticas que regentan tiendas de juguetes robotizados… Los recortables finales y los garabatos y dibujillos incluidos por parte del autor no dejan lugar a dudas en la vocación fanzinera y naíf de la entrega, a pesar de todo.

Curioso resulta el que cada página venga dedicada, a modo de homenaje, a un personaje se entiende importante en el devenir del autor; por ahí desfilan desde Brian de Palma a Enrique Jardiel Poncela o Miguel Mihura, pasando por personalidades tan actualmente discutibles como Jiménez Losantos o coetáneos e influencias musicales tales como sus propios compañeros de Kaka de Luxe (Manolo Campoamor, Nacho Canut, Olvido Gara, Carlos Berlanga), Isabel y los demás RebeldesAñade este contenido, Pilar de La UVI, Jesús Ordovás, Eguillor, Vainica Doble, sus compañeros de Paraíso, Alejo de Tequila, Eduardo Haro Ibars, Herminio Molero (también los Corazones Automáticos, los Auserón) e incluso «cierta enfermera del Gómez Ulla» (¿será ésta su «enfermera de noche»?).

El libro no deja de ser un tanto anecdótico, residiendo su interés en la constelación de influencias expuesta, así como en el autorretrato final del autor (amén del de la propia portada), a modo de single anglosajón de los 60, que reproduzco a continuación lo más fielmente posible, suprimiendo alguna errata, pero conservando el estilo original.

No sin cierta pedantería, la de los 20 años para alguien dispuesto a comerse el mundo, por este curioso curriculum se destilan ciertos elementos generacionales, desde la importancia de la TV, hasta el papel fundamental de las revistas, particulares y personalísimos gustos e influencias musicales, cómics, lecturas y películas, y también el entramado de fanzines y prensa marginal en el que se hallaban involucrados, sustrato del cual florecerían Kaka de Luxe y todo el estallido de grupos posterior que conformaron lo que luego se daría en llamar La Movida.

Todos los chicos y chicas, historias de la nueva ola
Fecha de nacimiento: 18-XII-57      lugar: Madrid
origen del padre: Aracena (Huelva)      origen de la madre: Marbella (Málaga)
nivel social: clase alta venida a menos.
parentela ilustre: lejano parentesco con Ortega y Gasset.
color de pelo: negro      color ojos: marrones      estatura: 1’72      peso: 50

defectos físicos: miopía, estrabismo, piernas algo combadas, dientes pésimamente colocados, propensión a trastornos bronquiales, nariz con caballete.

virtudes: hermosas pestañas, pelo fuerte, labios sensuales, manos largas, ojeras novecentistas.

defectos mentales: hipocondría, ramalazos paranoicos y esquizoides, inadaptación a cualquier medio social superior a tres personas.

virtudes: egocentrismo, actidudes para la Estética y el Humanismo, gran capacidad de concentración.

diez canciones extranjeras favoritas: FAUST (Paul Williams), TUMBLING DOWN (Steve Harley), WALK ON THE WILD SIDE (Lou Reed), LITTLE SISTER (John Cale, Lou Reed -canta Nico), SI MI CABALLERO (Tuca, F. Gerald -canta Françoise Hardy), BAHÍA (Veronique Sanson), LES MARIONETTES (Cristophe), MINUETTO (Darío Baldan, F. Califano -canta Mia Martini), MARGHERITA (Luberti, Cocciante -canta Richard Cocciante), RIDERS ON THE STORM (Doors).

diez canciones españolas favoritas: MARILUZ (Vainica Doble), MARÍA Y AMARANTA (Rodrigo), HACIA NUEVA YORK (Micky), IMAGEN (Hilario Camacho), EL AFINADOR DE CÍTARAS (Vainica Doble -cantan Nuevos Horizontes), ANA: EL OTOÑO (Fernando Luna -intérprete: Romántica Banda Local), EL HOMBRE DE POLIGOMA (Don Francisco y José Luis -intérpretes: Fórmula V), NECESITAS SABER CAER (Don Francisco y José Luis), EL NIÑO QUE VOLABA (Víctor Manuel), QUALSEVOL NIT POT SORTIR EL SOL (Sisa).

diez películas favoritas: TATUAJE (Bigas Luna), CARRIE (Brian de Palma), TRES MUJERES (Robert Altman), NINOTCHKA (Ernst Lubistch), APOCALIPSIS (Francis Ford Coppola), REPULSIÓN (Roman Polanski), RECUERDA (Alfred Hitchcock), ME ENAMORÉ DE UNA BRUJA (no recuerdo de quién es), CAMBIO DE SEXO (Vicente Aranda), LA GRANDE BOUFFLE (Marco Ferreri).

diez cómics favoritos: CANTANDO BAJO LA LLUVIA (Gallardo), LA VERDADERA IDENTIDAD DEL CAPITAN AMÉRICA (dibuja Jim Steranko), MARI AGUIRRE (Eguillor), MARIAN (Enric Sió), TINTIN (Hergé), LUCKY LUKE (Morris, Goscinny), LAS MINIATURAS (Franquín, Roba), CORTO MALTESE (Hugo Pratt), HEY LOOK!! (Harvey Kutzman), las grandes viñetas de Clay Wilson.

diez libros favoritos: GEORGE SAND (André Maurois), CUENTOS DE UN SOÑADOR (Lord Dunsany), NARRACIONES EXTRAORDINARIAS (Edgar Allan Poe), LAWRENCE DE ARABIA (Robert Payne), EL LIBRO DEL CONVALECIENTE (Enrique Jardiel Poncela), LA MANSIÓN DE LAS ROSAS (Thomas Bernett Swann), UBIK (Phil Dick), LOS MITOS DE CTHULHU (Lovecraft y otros), TRES TRISTES TIGRES (Guillermo Cabrera Infante), EL MISTERIO DEL GRIAL (Julius Evola).

diez programas de t.v. favoritos: TRES ERAN TRES (Jaime de Armiñán), las versiones para t.v. inglesas de CUMBRES BORRASCOSAS y LOS MEJORES AÑOS DE MISS BRODIE, MERRIE MELODIES, MUPPETT SHOW, MC MILLAN & WIFE, ENCUENTROS CON LETRAS, la versión para t.v. francesa de LES JEUNES FILLES, los ESTRENOS TV de terror o suspense, cierto telefilm biográfico de sobre James Dean.

diez revistas favoritas: TERROR-FANTASTIK, STRONG, EL GLOBO (de Burulan), FOTOGRAMAS, LA BAÑERA, DISCO-EXPRESS (última época antes de SAL COMÚN), GANG! (primera época), ZEPPELIN, SAL COMÚN, AJOBLANCO (primera época).

estudios: Bachillerato (incluido COU) y un curso de Publicidad por correspondencia.

curriculum:
En abril del 76, forma, junto a Frank, Karmen, Asurbanipal y el Troyano, el EQUIPO ANTÍPODA, editor de la revista MMM!!!, la under-guía MMMUA!!! y creador de la distribuidora de prensa marginal PREMAMÁ. En dicho año, aparte de publicar cuentos y comix en las revistas del EQUIPO, colabora en BAZOFIA, tebeo marginal, con historietas y desmadres a cual más loco (llegaron a decirle si los dibujaba «en ácido»).

En el 77, recién sacada la under-guía MMMUA!!! (con un nº3 extra a beneficio del antiguo Ateneo de Suero de Quiñones y un nº5 dedicado a la matanza de Atocha), está durante un mes en GUÍA DEL OCIO pariendo la tira gráfica TALAMI hasta que le censuran y lo botan. Por estas fechas consigue su primer trabajo fijo como dibujante «en plantilla» de la revista universitaria PLATAFORMA, trabajo que le dura hasta el verano. Sale el tercer y último número de MMM!!!, y la PREMAMÁ empieza a funcionar, la under-guía pasa de semanal a quincenal y se hace doble, la PREMAMÁ se hunde a los tres meses, el director de STAR amenaza con querellarse con el EQUIPO por cierta entrevista aparecida en DISCO-EXPRÉSS y se llega al verano desapareciendo el EQUIPO ANTÍPODA y surgiendo LACOCHU, agencia de management.

Es pleno verano del 77: Frank, Karmen y Asurbanipal ya no están. En su lugar hay otra gente, entre ellos, Olvido, una mejicana bajita aficionada al punk y al rock muy duro. También hay varios miembros de una revista llamada ALUCINIO. Con todos ellos forma un colectivo de creación independiente de LACOCHU: LA LIVIANDAD DEL IMPERDIBLE. Este colectivo se dedica a teorizar sobre el punk, el futurismo, y saca un boletín súper-disparatado, tras lo cual se disuelve.

Junto a Olvido y un guitarrista muy heavy llamado Sir Henry se dedica a buscar por El Rastro gente para formar un grupo de punk. El primer día de búsqueda encuentran a dos señores que venden revistas y discos: Olvido descubre que uno de ellos es muy punky y el autor de esta obra, que el otro es fan de las Vainica. Días después, en M&M, viendo a Ramoncín, mientras afuera los padres de la Patria se manifiestan contra todo, nace KAKA DE LUXE. Poco después aparece Campoamor, de Suiza, y un batería.

Con KAKA se tira hasta verano del 78. Resumen: veinte actuaciones, entrevistas y notas de prensa desde el primer ensayo, polémica salvaje y un e.p. mítico y muy mal grabado. Ah, y dos boletines de música y cómics.

En agosto del 78 le llega su segundo trabajo: de actor en spots publicitarios a las órdenes de Gonzalo Suárez. Hasta la fecha, cuatro anuncios. Al margen del asunto del dinero (que no es mucho), la gracia está en la experiencia en sí.

Una vez fuera de KAKA, forma el grupo PARAÍSO, en el que sigue por ahora. Aparte de BAZOFIA y las publicaciones de EQUIPO ANTÍPODA, el autor ha colaborado, dentro de la prensa marginal, en CERRUS, MONTACARGAS, ENTULLO, PSICOSIS, COLECCIÓN DE AUTORES NUEVOS y la CAMPANA. Además, editó por su cuenta el folletón EL NACIMIENTO DE LA ESCUELA DE DRAGÓ, el TALAMI (junto a Enrike Meinhoff), los CUADERNOS DE ACCIÓN EN DEFENSA DEL INDIVIDUO y los CUADERNOS DE PENSAMIENTO REVOLUCIONARIO INDEPENDIENTE. Sin olvidar los boletines de LA LIVIANDAD DEL IMPERDIBLE Y KAKA DE LUXE. Esta es su primera obra «gorda» (bueno, tampoco es tan gorda), escrita entre verano del 78 y abril del 79. El relato TALAMI, orginalmente pertenece a una serie de cuentos eróticos presentados al López Barbadillo. Como gracias al tesón de Juan Marsé, no pasaron a la final, el autor, haciendo labor de bricolage, entresacó el citado relato y lo unió a estas HISTORIAS DE LA NUEVA OLA. Historias que, por ahora, sólo tienen un lector entusiasta: Eduardo Haro Ibars. De parte del autor, un saludo para él.

¿Cómo se formaron Alaska y los Pegamoides, Paraíso o Radio Futura? ¿Dónde ensayaban y cómo fueron sus primeras actuaciones? ¿Cómo respondieron la España y el público de la época a este despertar musical?

«Música Moderna», escrito por Fernando Márquez, El Zurdo y publicado por primera vez en 1981 por La Banda de Moebius, habla de la creación de grupos como Zombies, Kaka de Luxe, Radio Futura, Las Chinas, Tequila o Los Elegantes, así como del contexto en el que se desarrolló esta nueva ola desde el punto de vista de uno de sus protagonistas; lo que hace de este libro una instantánea del panorama musical de la España de principios de los 80 y un documento fundamental para entender la postura del undergroundnacional en la actualidad.

Tras caer en la cuenta de que el libro estaba hoy por hoy descatalogado y era objeto de coleccionistas, Libros Walden y LaFonoteca decidimos reeditarlo, no con la intención de recuperar o recordar tiempos pasados, sino con la motivación de demostrar el vínculo ineludible que une a la escena musical actual con la que describe Fernando Márquez en su libro como el comienzo de la «música moderna» en España.

Tal y como comenta José Manuel Costa en el prólogo a la reedición, «‘Música Moderna’ es la visión de un músico, de un protagonista principal y eso le sitúa en un nivel de conversación al que ningún crítico o radiofonista, por muy cercano que estuviera, podía acceder. Esa mirada del artista como cronista no existe en ninguna parte y menos describiendo una fase tan temprana en la evolución del sujeto: la Nueva Ola. El Zurdo describía desde el absoluto presente un breve pasado que tendría un futuro igualmente efímero».

La reedición de Música Moderna incluye nuevo material, como el ya citado nuevo prólogo a cargo del periodista cultural José Manuel Costa y un libreto interior de fotografías de dos grandes cronistas visuales de la época: Miguel Trillo y Javier Senovilla, que ceden varias de sus instantáneas, algunas inéditas, para reflejar en imágenes la efervescencia que describe Fernando Márquez en las páginas del libro.

 

 

 

 

La reedición se presentará al público en La Fábrica el 19 de diciembre, y con concierto de La Ruleta China al día siguiente en la sala Siroco.

The Breakfast Club
The Breakfast Club

Si hubiese que hacer una pirámide demográfica con la población que compone la escena musical española, el gráfico nos saldría con forma de ataúd. Y esto no es una metáfora gótica ni una hipérbole siniestra: es que cuando la población envejece a ritmo muy superior al que aparecen nuevas generaciones las barras que representan el crecimiento de demográfico forman una figura con esta fúnebre forma. Que se lo digan a Japón. Los expertos en economía aseguran que en 2050, si siguen la tendencia actual, la población activa del país nipón será tan reducida como el público de un concierto de la Nueva Oreja de Van Gogh.

Dios les libre para entonces de otro Fukushima, porque todos los bomberos van a estar en un geriátrico.

Aunque la SGAE cuenta con datos sobre los músicos que les tributan, no hay un instituto nacional de estadística que se dedique a llevar el censo de músicos españoles (si lo hubiese, el director general sería, con toda seguridad, Kiko Veneno), pero el Milodón se atreve a asegurar sin miedo a equivocarse que el pop español pasa por una fase vegetativa: es decir, está envejecido y envejeciendo.

Aquí nos metemos en terreno peliagudo por dos razones:
a) Continuar con este argumento obliga a una definición previa de los términos «escena musical española» y por supuesto «pop» (antes de seguir leyendo, podéis haceros fans de este grupo de Facebook)

b) Seguir adelante con esta exposición entraña un riesgo: herir la sensibilidad de los músicos implicados. Es fácil quitarle importancia a la anécdota de esos niños que te paran por la calle pare pedirte la hora y te tratan de «usted» y te llaman «señor». Pero cuando hace tiempo que ya no eres aquel tipo esbelto y con abundante flequillo que cabía perfectamente dentro de unos pantalones pitillo y la tonsura natural o la feliz tripa del hombre casado hacen acto de presencia es más difícil defender que te hayan publicado ya cinco discos (y cuatro sean mediocres).

¿Hay alguien ahí, MacFly?
¿Hay alguien ahí, MacFly?

Supongamos que «escena musical española» y «pop» son dos palabra baúl en las que queremos meter cosas que suenan mucho por la radio y que son bastante conocidas por el público general: acudamos entonces a alguna lista tan ramplona y uniformizadora como el propio hecho de hablar genéricamente de «escena musical» y de «pop». Vayamos a ver cuáles son los diez nombres encabezan hoy por hoy la lista Promusicae de los discos españoles más vendidos.

Y dice así:

Pablo Alborán
Sergio Dalma
Estopa
Manolo García
Dúo Dinámico
Amaral
Bunbury
Alejandro Sanz
Amaia Montero
Luz (Casal)

Correcto.

Nombres todos que ya aparecían en aquellas lista de Afyve que tan felices nos hicieron en los tiempos del Rockopop de Beatriz Pecker. Con la sola diferencia de que entonces todos ellos tenían veinte años menos. Y de que en aquel tiempo la venta de discos podía llegar a convertirse en una fuente de ingresos seria para quienes quisieran vivir de la música. Únicamente Pablo Alborán -un chaval de veintitrés que ha conquistado al público nacional con una propuesta flamenca tan fresca como los jerseys de cuello vuelto de Carlos Cano– es la excepción que confirma la regla.

Premio al Artista Revelación

Diréis:

– Pero Milodón, todos sabemos que las listas de ventas oficiales, controladas por majors y cercenadas por mil motivos, en un mundo dominado por las descargas libres, la escuchas en streaming y la autoedición, no representan en absoluto la realidad de lo que está ocurriendo en el panorama musical español (¿»Panorama musical español»? Joder, sal de mí, José Luis Moreno).

Y tenéis razón. Los rankings de Promusicae son tan fiables en la medición del pulso de la escena como un gallo de Portugal en la predicción del tiempo.

Por este motivo, el Milodón ha hecho un somero repaso de las listas de Lo Mejor de 2011 publicadas por revistas especializadas en los ires y venires de la industria independiente (¿es necesario concretar a qué nos referimos con «independiente»? Qué cansancio. Que ese post lo escriba otro) con la esperanza de que estos espacios de probada sensibilidad underground y gran habilidad prospectiva (Rockdelux, Jenesaispop, MondoSonoro), capaces de subdividir la música popular contemporánea en más de cincuenta y seis categorías diferentes, arrojasen algo de luz sobre el asunto.

La esperanza era encontrar bandas de veinteañeros con cuerpos en plenitud física y mentes inquietas en estado de bullición. Erecciones prodigiosas e ideas nuevas. Los Lady Gaga, los XX, los MGMT, los Vaccines españoles. Los Niños de San Ildefonso del predio alternativo. Juventud, divino tesoro.

Veamos un resumen de los nombres más frecuentes en las listas independientes de los mejores trabajos del año que acabamos de despedir (los números no responden a un orden concreto).

1. Nacho Vegas
2. Manos de Topo
3. Antónia Font
4. Parade
5. La Casa Azul
6. Nudozurdo
7. Russian Red
8. La Bien Querida
9. Christina Rosenvinge
10. Pony Bravo
11. Sr. Chinarro
12. Lisabö
13. Bigott
14. The New Raemon, Francisco Nixon y Ricardo Vicente
15. Manel

Interpretación de datos para la ubicación de estas bandas dentro de la pirámide demográfica:

1. La etiqueta yogurín no le encaja, ¿verdad?.
2. Los Artic Monkeys, también fueron jóvenes promesas. Pero ya no.
3. Su gran hit se titula «Calgary 88». Aquí huele a tienda de segunda mano.
4. ¿¡Aún publican!?
5. Guille Milkyway sale en las fotos de la comunión de Tino el de Parchís
6. Como Lori Meyers o Vetusta Morla, FUERON jóvenes
7. Aplíquese el epígrafe anterior.
8. Véase Christina Rosenvinge.
9. Véase La Bien Querida.
10. Hay que haberle dado varias vueltas al tacómetro para hacer esas letras.
11. Grecian 2000, s’il vous plait.
12. Atendiendo a la entrada de la Wikipedia: “Es un grupo de rock del País Vasco fundado en Irún en 1998”.
13. Es un señor mayor con pelo en la cara.
14. Tres señores mayores, dos, con muchísimo pelo en la cara.
15. Voluntariosos, pero no críos.

Diréis:

-Pero Milodón, estas listas no reflejan, ni muchísimo menos, la riqueza de lo que ocurre en pequeñas salas de conciertos, donde grupos que han autoproducido maquetas o publicado con sellos mínimos sus disquitos de 10″, forman parte de una comunidad efervescente. En este hueco es donde están escondidos los talentos insultantemente jóvenes.

Y el Milodón os dice: si esto fuese así (que no lo es) el resultado sería igualmente desolador. O peor. Significaría que la chavalada con ideas y energía renovadas no consiguen hacer llegar su talento a los circuitos comerciales. Y al fin y al cabo se trata de que la cosa rule, ¿no?. ¿O acaso hubiese dejado John Peel que The Smiths se quedasen para siempre tocando en un asqueroso cuchitril de Manchester?

-O sea, Milodón, que tu opinión es que la gente mayor de veinticinco años no tiene derecho a componer, tocar y editar su música.

No. Por su puesto que lo tienen. De hecho, aún esperamos grandes cosas de muchos compositores mayores de cincuenta.

Pero si los mitos de la historia de la música pop (rock o como demonios queráis llamar a cualquier de los cincuenta y cuatro subgéneros que os guste) se suelen morir a los veintisiete años es porque han ofrecido lo mejor de sí mismos mucho antes. Alaska tenía catorce años cuando se subió por primera vez a un escenario. Antonio Vega veintitrés cuando compuso «La chica de ayer». Santiago Auserón veinticinco cuando editó «Música Moderna» (Hispavox, 1980) con Radio FuturaDavid Summers diecinueve cuando salieron sus primeros singles con Hombres G.

¿Se acabó la historia de la música española el día que Jota cumplió cuarenta años y llevamos seis celebrando El Entierro de la Sardina? ¿Deberíamos poner en marcha políticas de natalidad musical en los institutos, de la misma manera que los japoneses subvencionan el segundo hijo? Y sobre todo, ¿de verdad es Pablo Alborán la nueva esperanza del pop patrio?

– Milodón. El cantante de Los Planetas tenía treinta y dos cuando la banda lanzó «Una Semana en el Motor de un Autobús» (RCA, 1998). Cierto, amigos. Y quizá ahí radique parte del problema. Aunque esto y el análisis de las causas profundas de este funeral ya es un tema de debate para otro día.