Etiqueta: julio ruiz

Son muchos los recuerdos que me traen Automatics. Tantos que recibí la noticia de que volvían a tocar, al menos un concierto, con alegría mal contenida. Me hacen acordarme de las primeras ediciones del Festival Internacional de Benicassim, cuando todavía se celebraba en el velódromo de la ciudad costera, cuando todavía no era el camping con hilo musical de las hordas de jóvenes británicos en modo hooligan de playa en que devino la cosa. Lo vivido el viernes pasado, por tanto, tuvo mucho de ejercicio de nostalgia, como de alguna manera parece concebido el repaso a los años 90 programado en la sala El Sol. ¿Qué pasaría por la mente de Julio Ruiz, padrino de gran parte de aquella escena independiente, mientras los veía sobre el escenario después de tanto tiempo?

Me gustaron mucho los de Linares, garantizando en el repertorio gran parte de los mejores momentos de sus discos. A mí personalmente me hicieron feliz mostrando perlas de su patrimonio como «Suicide«, que vino casi en el mismísimo principio (fue la segunda), «French girlfriend» o «Electric captain«, que cerró la primera parte de la actuación… En el total de dieciocho temas que tocaron, quince en la parte principal de su concierto y otros tres como bises finales, hubo sitio para repasar cosas de »Cesárea» (Elefant, 1994)Añade este contenido -cuatro cortes-, de «Space Rock Melodies» (Elefant, 1997) -siete temas-, y de «Duty» (Elefant, 1999) -tres cortes-; hasta del breve «TV Preacher» (Elefant, 1999) cayó algo, el «My way«.

Sonaron con un punto más orgánico, quizás por el teclado que envolvía en muchas ocasiones las canciones para darles un matiz que no tenían antes. Me pareció reconocer momentos planeadores, recuperando el gusto que cultivaron en su momento por máquinas e innovaciones tecnológicas. «Revolution«, por ejemplo, casi cerrando la música en directo de la noche en El Sol, la ralentizaron al máximo, jugando casi hasta el límite con texturas de lo más denso. Incluyeron también una versión de «Sidewalking«, riéndose quizá de aquellos que les recriminaron en el pasado el encasillamiento con las directrices marcadas por The Jesus & Mary Chain. Eso, o que sencillamente les sigue gustando su música.

La reunión les ha pillado algo a trasmano ocupados como andan algunos de ellos en sus proyectos actuales (con Husband, por ejemplo, ultiman estos días la grabación de un nuevo disco), pero a tenor de lo vivido el pasado viernes, han sabido encontrar hueco en sus agendas para recuperar el tono de hace ya casi más de quince años. La sala además invita a crear el punto de unión justo entre la banda y el público, que nota el escenario cercano y accesible. A veces quizá demasiado para aquellos que prefieren vivir su minuto de aparente «gloria» aunque con ello entorpezcan la dinámica que el grupo está tratando de trabajar en escena.

“El amor nos hará perros”

En el 1994 Surfin’ Bichos ponían el telón. El cansancio era grande, muy grande, y la ilusión ya no era la misma. Tras la publicación de «El Amigo de las Tormentas» (RCA, 1994) llega el fin. El grupo ya ni realiza gira y la promoción es prácticamente inexistente, la discográfica tampoco es que los apoyase con fuerza.

En 2006, doce años después de la separación, Surfin’ Bichos vuelven a reunirse para realizar una gira de despedida por la geografía española con los cinco componentes de 1994. La productora La Nube Studio retrata la gira, centrándose en los últimos cinco conciertos. Un trabajo en doble DVD dirigido por Rogelio Abraldes y producido por Carlos Valcárcel que nos transporta al pasado. En el primer DVD nos encontramos con el documental propiamente dicho y en el segundo, dedicado a los extras, imágenes inéditas de los directos del 89, trece canciones de la gira de reunión del 2006, el relato de Fernando Alfaro “Buzos Haciendo Surf” y muchas cosas más. Problemas de copyright impidieron que el documental estuviese parado unos años, pero por fin en 2012 podemos disfrutarlo.

En cien minutos se recogen los mejores momentos de aquellos conciertos y un montón de reflexiones de los miembros del grupo sobre la banda, los motivos de su separación y cómo volvieron a juntarse para esta gira. Un retrato íntimo –disfrutar de Alfaro guitarra acústica en mano entonando “Mi refugio” es emocionante- que nos permite, al igual que el libro “Sermones en el Desierto” (Avant Press, 2003) de Jota Martínez Galiana conocer de primera mano la historia de uno de los grandes grupos nacionales de todos los tiempos. Un grupo que conoció el éxito y el fracaso, que asumió la derrota con determinación y cuyos componentes encontraron en la música la manera de alcanzar la redención.

Además de los miembros de la banda, pasean por delante de las cámaras Manolo Rock –primer mánager de la banda- que nos enseña imágenes inéditas de unos Bichos primerizos allá por el 89 y muestra una gran sensatez-, Jota Martínez Galiana, Mariano Tejera, Jesús Ordovás, Julio Ruiz…

Un documental necesario e imprescindible que disfrutarán tanto los feligreses de la banda como los nuevos conversos que generará.

Sindicalistas es uno de esos colectivos formado por gente inquieta que no para de hacer cosas relacionadas con la música desde su gestación allá por el 2008. Compuesto por Manuel Moreno (Bang!, Gramaciones Grabofónicas, Discos Walden), Adolfo Párraga (batería de Juanita y los Feos, al frente de Cuervo Estudio), Roberto Salas (promotor artístico independiente en la galería de arte itinerante Fast Gallery), y el pintor José Díaz, en estos cuatro años de actividad tan pronto han convertido en estrellas del rock por un día a los niños en el Festival Centrèmatic de Mallorca, como han montado un festival online de descargas gratuitas que contó con los trabajos de más de cuarenta bandas, entre las cuales se encontraban tres de las cuatro de nuestro disco «Espectros» (2012): Arponera, Viva Ben-Hur y Villarroel. Todas estas actividades vienen orquestadas bajo el apelativo de Autoplacer, proyecto mediante el cual pretenden promover la música autoeditada, independiente o marginal, así como a los grupos y sellos pequeños que consideran merecen mayor repercusión.

El año pasado pusieron en marcha, amparados por el Centro de Arte 2 de Mayo de Móstoles, la primera edición de un interesante concurso de maquetas que sirvió, entre otras cosas, para dar a conocer a Lorena Álvarez y Su Banda Municipal, ganadores del mismo. Como colofón, una fiesta en la terraza del CA2M junto a los irlandeses No Monster Club, Juanita y Los Feos y Dolores.

Este año, afortunadamente, se repite la fórmula. Y desde aquí, no puedo sino animar a los grupos a que participen enviando sus maquetas. En juego, una actuación remunerada en la fiesta Autoplacer que tendrá lugar el jueves 28 de junio en el CA2M junto a otras tres bandas seleccionadas por la propia organización, la edición de un single y cobertura especial por parte de RNE3. Nos comentan que a los primeros asistentes al evento se les obsequiará con un single conformado por canciones de las bandas participantes en la fiesta del año anterior, con lo que con ello se redondea más aún el atractivo del evento.

A título personal, decir que es todo un honor haber sido seleccionado como miembro del jurado junto a nombres con tanta solera como los de Julio Ruiz o Joan Vich.

Para conocer todos los detalles del concurso, sus bases y forma de inscribirse (¡tenéis hasta el 3 de junio!), tan sólo pinchar en el cartel de abajo, obra de Luis Vassallo para la ocasión.