Etiqueta: coach station reunion

El Madrid Popfest, una cita ya habitual en la capital, llega a su fin tras cinco ediciones. Lo que surgió como el sueño de unos amantes de la música, echa el telón, pero ni mucho menos por los malos resultados cosechados o por falta de ilusión, sino como fin de ciclo en la cumbre, un poco al estilo de Sarah Records y la mitomanía y malditismo que tanto atrae a todo apasionado por la música indie pop que se precie.

Entre sus filas, muchas caras conocidas, Óscar, de Discos de Kirlian, Ignacio, de Discos Garibaldi, Marco, de Alborotador Gomasio, Dani, de Aplasta Tus Gafas de Pasta y Puzzles y Dragones, Cris, de Sundae, Jorge y Eva, habituales asistentes de conciertos cámara en ristre… otros miembros cuyas caras también nos suenan a fuerza de verlos edición tras edición, y siempre en el puesto de merchandising los miembros oficiosos María y Hoffa de Calabaza Discos y Celica XX. Y es que el Madrid Popfest no dejaba de ser eso: un punto de reunión de amigos, una cita anual que homenajeaba al indie pop, el DIY y el amateurismo.

Un encuentro que nos ha dejado multitud de buenos detalles, de confraternización, en estos cinco años, y cuya última edición pensamos disfrutar a lo grande, tanto desde nuestro puesto de venta como a pie de escenario. Encima, para colmo, este año pincha nuestro compañero de LaFonoteca BCN… Desde aquí, un agradecimiento a estos abnegados melómanos, a los cuales entrevistamos.

Madrid Popfest
Organización inicial del Madrid Popfest

Entonces se acaba el Popfest en Madrid, ¿por qué?
Sentimos que hemos acabado un ciclo tras estos cinco años. Iniciamos esto con el objetivo de tener un festival en Madrid con esos grupos que era prácticamente imposible ver porque no entraban en los grandes festivales o nadie se arriesgaba a traerlos, que incluyera grupos de aquí que nos emocionan. Y eso llevarlo adelante sin patrocinadores, en una sala con buen sonido, dimensiones medianas, sin ánimo de lucro y partiendo de cero. Tras estos cinco años pensamos que hemos conseguido el festival que soñamos en aquel principio, y sencillamente preferimos dejarlo aquí y en este momento, en el que por parte de la organización aportamos lo mejor de cada uno. Quizá es mejor parar, con la ilusión y las ganas en todo lo alto.

¿Cuál es el balance de estos cinco años?
Cuando empezamos años atrás a través de ideas sueltas en el foro People Like Us, que aportábamos gente que no nos conocíamos de nada, difícilmente pensamos que el Popfest tendría cinco ediciones. Nos ha hecho mucha ilusión ver cómo el festival se convertía en el punto de encuentro musical anual de amigos que no se ven a lo largo del año, las ganas de muchos grupos que nos han enviado sus propuestas queriendo participar, cómo grupos dicen «SÍ, queremos estar ahí», sin importarles el que no podamos llegar al caché al que están acostumbrados con otro tipo de promotores o festivales… Y todo esto aprendiendo mientras íbamos andando el camino, porque desde fuera tienes una idea de cómo puede hacerse, pero hasta que no estás dentro no te das con la realidad. Y claro, también ha habido de eso, ver cómo no se termina de entender el que no tengamos patrocinadores, el que no podamos tener cachés normales, el que no haya acreditaciones, el nombre Popfest… Increíble la sensación de comprobar que si se quiere, se puede, no hacer un festival sino mantenerlo. Y habernos podido dar a conocer y que gente de la ciudad, de otra ciudades, otros países e incluso continentes hayan querido estar. Y haber podido traer grupos que actuaban por primera vez en España, grupos nacionales que nos emocionan, reuniones tras muchos años sin tocar…. Un sueño.

Sabemos que en la organización ha ido entrando y saliendo gente, y que sois un grupo nutrido… ¿Pero qué momentos destacaríais?
Desde el principio hemos sido un grupo numeroso y cada festival implica muchos meses de curro de organización y tareas e infinidad de emails por detrás. Algunas veces miembros de la organización lo han dejado por no poder dedicarle el tiempo suficiente, o porque sencillamente han decidido que era mejor parar por un motivo u otro, quizá algo que todos y todas los que estamos hemos pensado en algún momento. No destacaríamos ningún momento especialmente, quizá los primeros años en que en la organización estábamos cerca de quince personas decidiendo todo a través de debate y votaciones y miles de emails. Actualmente estamos diez. Todas las personas que han estado han aportado un punto de vista diferente y necesario.

¿Habéis tenido algún sinsabor?
Quizá cuando te encuentras a alguien que juzga el festival sin conocerlo y sin conocernos, pero hace ilusión cuando al indagar un poco más o participar en él, la opinión de ese alguien cambia completamente y así nos lo han hecho llegar. También nos da pena no haber podido tener en el cartel a grupos que nos gustan y que nos han mostrado su interés en participar en alguna o varias ediciones, debido al hecho de querer tener todas las propuestas representadas o al número limitado de huecos en cada edición.

1507920_10202638754303508_875778144_ncc
Fanzines Madrid Popfest

¿Cómo encajaríais que otra gente tomara el relevo de la «marca» Popfest en Madrid?
El Popfest no nos pertenece a las personas que estamos ahora en la organización, por supuesto. En nuestros comienzos decidimos hacer aquí lo que ya se estaba haciendo en otros lugares del mundo siguiendo sus principios de total independencia y DIY; y tras estos cinco años los que estamos hemos decidido no hacer más Madrid Popfests en el futuro y dejarlo aquí. Cualquiera que se sienta con ganas e ilusión puede retomarlo con su idea de Madrid Popfest, pero nos gustaría que se respetaran las ideas fundamentales de autonomía, independencia, altruismo y falta de ánimo de lucro que caracterizan a los Popfests. Por supuesto que sería el Madrid Popfest, pero no el conocido hasta ahora. Ni mejor ni peor, sino un Madrid Popfest nuevo y diferente y de acuerdo a las preferencias de las personas que estuvieran detrás.

¿Qué os parece el surgimiento de otros Popfest en Zaragoza y Santiago (de Chile) inspirados en vosotros?
Hace mucha ilusión, porque surgen en base a vivir el nuestro de cerca y de sentir la cercanía entre organizadores, público, grupos, y han decidido querer reproducirlo en otros lugares ya no sólo siguiendo el modelo general Popfest, que también, sino teniendo el nuestro como referente. Realmente muy ilusionante y desearles a todos lo mejor para el futuro.

¿Cómo veis la oferta de conciertos en Madrid? ¿No pensáis que llenabais un hueco necesario?
Es muy destacable y positivo que prácticamente cada día o fin de semana haya múltiples propuestas, que grupos que emergen toquen una y otra vez, y que haya colectivos varios como vosotros, Madrid Radical, Autoplacer, La Resistencia DC, etc que lo hagan posible a pesar de los cada ver mayores impedimentos y dificultades como escasez de salas, IVA cultural, restricción de horarios… Nosotros hemos intentado ser uno más, intentando aglutinar a los grupos que nos emocionan de aquí o de fuera durante tres días; quizá no hay otra propuesta de festival en Madrid con grupos nacionales e internacionales de pequeño formato como el nuestro, eso es verdad. Queda también hueco para propuestas de conciertos internacionales pequeños, hueco que antes llenaba Pacific Street.

A lo largo de estos años el abanico estilístico del Popfest ha ido dando cabida a otras propuestas que, por sonido, inicialmente no cuadraban, sobre todo en el apartado nacional. ¿A qué ha sido debido?
Creemos que es coincidencia, los grupos se eligen tras votación entre quienes estamos en la organización, y quizá grupos que han estado en los últimos años nos hubiera gustado que estuvieran en ediciones previas pero no fue posible. O también ocurre que no tenemos huecos suficientes para todos los que nos gustan y no pueden estar en una edición pero se intenta en la siguiente. O que se dan situaciones especiales que hacen que un grupo que consideramos imposible pueda estar en una edición determinada en el festival. En cada edición hemos intentado que todos los estilos estuvieran representados, esperamos haberlo conseguido.

¿Algún sueño irrealizable en esta andadura?
Respecto a la idea conjunta de festival, lo que hemos conseguido ha sido un sueño que hemos visto convertirse en realidad. No hemos conseguido tener algún grupo que por motivos de fechas en ocasiones o por no poder alcanzar sus condiciones ha sido imposible, muchas veces eran quimeras pero no hemos querido dejar de intentarlo. En los casos en que veíamos que había puerta abierta para años siguientes lo hemos vuelto a intentar. Seguramente ese grupo, nacional o internacional que alguna vez habéis pensado, «jo, ya podían traer a este grupo al Popfest», sea uno de ellos.

Por último, ¿qué os movía a hacer esto y cómo afrontáis esta última edición?
Nos movían y nos mueven las ganas e ilusión desde el minuto uno. Esta edición es muy especial porque es la última y los sentimientos estarán a flor de piel, porque tendremos grupos en el cartel que nos emocionan, incluyendo grupos con enormes ganas de tocar aquí venidos de otros continentes, por todas las amigas y todos los amigos que estarán esta última vez… Desde aquí y hasta que quitemos la banderola del Popfest del escenario de Clamores tras la pinchada del sábado, seguiremos esforzándonos con la misma ilusión para que todo salga lo mejor posible, como intentamos hacer en cada edición y que la gente que compra su abono sea lo más feliz posible de nuevo en estos tres días de música. Queremos aprovechar esta entrevista para dar las gracias una vez más al público del festival por estar ahí apoyando año tras año y en las fiestas preliminares, a los colectivos que nos hacéis un hueco en vuestras plataformas o habéis compartido algo del Madrid Popfest en algún momento, a los grupos y DJ’s participantes de las fiestas de presentación y de estas cinco ediciones, a los grupos que han aportado lo mejor de ellos mismos para que cada año tuviéramos la mejor sintonía, y a todas y todos los que en algún momento habéis sentido el festival como vuestro también: GRACIAS.

Madrid Popfest

Me considero comprador compulsivo e irracional de discos desde que tengo uso de razón. Unido a mi enfermiza inquietud por conocer y descubrir nuevos grupos fuera de los circuitos habituales y sumado a las charlas con un amigo lejos en el tiempo y el espacio, preguntándose por qué no empezaba una aventura discográfica chiquitita, 1+1+1 = 4. Sí, falta una unidad, la más importante, fundamental y desencadenante de todo: ver a Doble Pletina en la rebotica de Discos Paradiso la tarde el 19 de mayo del año pasado. Su primer concierto con banda, con Cati, Francina y Jaume. Enamorarme todavía más de sus canciones y preguntarme si alguien los habría fichado ya.

Durante todo el mes de junio y julio le estuve dando vueltas: ¿Un CD-r a lo Birra y Perdiz con cuatro o cinco canciones? ¿O, con eso de que el vinilo está en alza y la gente supuestamente prefiere gastarse los cuartos en vinilos que en cedés, un 7” con dos canciones por cara? ¿Y luego, qué? ¿Una única referencia y desaparecer?

El nombre venía de lejos. Hace años, en una de esas locuras transitorias, quise montar una pequeña editorial para publicar cómics y fanzines de autores desconocidos que me gustasen mucho. Se llamaría: Libros de Kirlian. Conocí a Javier Castro a través del Facebook de Los Ginkas. Visité su Flickr y me encantaron sus dibujos. Podría preguntarle si le apetecería dibujar el logo, la idea que yo tenía en mente: un niño entusiasmado con un vinilo en la mano. Antes ya le había propuesto un dibujo para ilustrar el cartel del concierto que June Brides iban a dar en Barcelona en octubre y que finalmente no pude celebrarse. Desde entonces, Javi y yo creo que formamos un buen equipo y esperamos poderlo demostrar a finales de este mismo año.

¡Qué caro sale fabricar vinilo! Todos los sellos decimos lo mismo, pero es la pura verdad o al menos si lo comparamos con la fabricación de los discos compactos. Pero lo de sacar una única referencia se esfumó de mi cabeza enseguida y pensé en darle continuidad si este funcionaba medianamente bien. Fue empezar a hacer cálculos y presupuestos y ver que meterse en esto solo te puede traer muchos dolores de cabeza y alguna alegría esporádica. Total, si recupero, estupendo, y si no también. Sacar una o dos referencias al año, cuidar mucho las ediciones, que el comprador tenga la sensación de tener algo único, ajustar precios y gastos de envío, por lo menos en venta directa. Las tiendas y los distribuidores pequeños tienen derecho al beneficio.

En agosto escribo a Marc (Doble Pletina). Me comentan que otro sello también está interesado en sacarles un 7”. Me entran dudas pero sigo adelante. Firmamos la publicación de un 7” para principios de octubre. Ante las dudas, lo tengo claro: Si “Cruzo los dedos” era la mejor canción del año, grabada de nuevo me parecía directamente una de las mejores de la historia del pop español. El 10 de octubre se hacía realidad. Una semana antes había salido el 7” del amigo Ignacio Cerillas Garibaldi. Doble Pletina y doble… vinilo. Días de expectación máxima e ilusión desbordante.

En septiembre, mientras se fabricaban los vinilos en Francia, escribí a Xavi Roses para preguntarle qué le parecía ser la segunda referencia de DK. Coach Station Reunion llevaba muchos años en la sombra, tenía muchas canciones como soles y era perfecto para el sello. Así, publiqué “Eli EP” (Discos de Kirlian, 2012) el 19 de marzo. Días de expectación máxima e ilusión desbordante de nuevo.

Es divertido leer y seguir en la red a bastantes japoneses y ver cómo los vídeos y las canciones de Xavi parece que están gustando mucho por allí. En general, el proyecto Coach Station Reunion ha creado más expectación fuera que aquí. Uno de los principios del sello era no repetir nunca grupos, pero con CSR este punto me lo voy a saltar, je.

Entre tanto he tenido tiempo de distraer al personal subiendo recopilatorios al Bandcamp, participando en un 7” colectivo con motivo del Record Store Day junto a los sellos amigos Discos de Paseo, Federación de Universos Pop y Snap! Clap! Recs. Y acabo de sacar una cuarta referencia imprevista, la joya canadiense aún por descubrir: «Armistice EP» (2012).

Después de estos meses de tanto ajetreo creo que ha llegado el momento de hacer alguna fiesta de presentación. Tengo dos preparadas. La primera, mañana en la sala Underground: Sundae, que harán parada exprés de camino a su concierto en el Limoges Popfest, junto a Borders, proyecto del portugués Vasco Batista afincado en Barcelona y que supondrá su primer concierto como tal. Y el 19 de octubre: Amor de Días, en su estreno en Barcelona, junto a Coach Station Reunion y Monsieur HAñade este contenido (Hugo, también en Renaldo & Clara) de nuevo en la sala Underground de Barcelona.

¡Ah! ¡Mientras tanto el homenaje a Aventuras de Kirlian se sigue cocinando poco poco! Pero eso quizá ya sea en el 2013…