MUJERES, MÚSICA Y EMPRENDIMIENTO: LAFONOTECA EN LAS AULAS POR UN DÍA

Hace casi exactamente un año contactaron con nosotros desde el Instituto de Educación Secundaria de Madrid Mariano José de Larra para invitarnos a participar en su «Semana de la Mujer». Querían una charla sobre mujeres emprendedoras, motivación profesional, cómo es el trabajo en el sector cultural y en qué consiste la puesta en marcha de una empresa.

semana de la mujer

 

Es todo un halago (y una responsabilidad) que alguien considere que tu día a día puede ser inspirador para las nuevas generaciones, pero la verdad es que no tenía mucha idea de qué podría contarles a los alumnos sobre el emprendimiento cultural sin desanimarles a comenzar un camino en este ámbito. ¿Qué ejemplo podía suponer para unos chavales en plena adolescencia una persona con dos empleos y que trabaja 14 horas al día, muchas de ellas en fines de semana?

loser

“Háblales de la importancia del esfuerzo, de perseguir ideales, de sentir pasión por lo que uno hace…” me dijeron desde el Instituto.

esfuerzo

Ah… ESO.

seriously

Enfrentarme a varias decenas de chavales de entre 13 y 16 años armada con un simple PowerPoint se me asemejaba más a “Mentes Peligrosas” que a “El Club de los Poetas Muertos”…

mentes peligrosas

…así que decidí cargarme también con una importante munición de GIFs, un puñado de vinilos y un tocadiscos portátil. Artillería pesada.

artilleria

La realidad fue completamente distinta a lo que esperaba: unos 60 chicos y chicas mucho más centrados y civilizados de lo que dibujan las estadísticas, atentos a lo que les contaba, receptivos a mi parloteo y muy interesados en las vicisitudes de poner en marcha un negocio y, más concretamente, en el funcionamiento de la industria musical. Todo esto desmontó mi idea previa sobre la falta de interés en la música por parte de los adolescentes (y de esto me gustaría hablar con más detenimiento más adelante).

cat record

Por otro lado, al margen de que estaba allí como «mujer emprendedora» y con motivo de la celebración de la Semana de la Mujer de aquel instituto, ya había en el programa otras actividades dedicadas al papel de la mujer en la sociedad y el empoderamiento femenino. Por eso, aquel día mi objetivo principal fue desmontar con mi propia experiencia algunos de los mitos que circulan hoy por hoy alrededor de la idea del autoempleo y los emprendedores, sean mujeres o no. Montar (y sobre todo, mantener y hacer crecer) una empresa en un país como España es una carrera de obstáculos, un ejercicio de paciencia, un número de malabarismo entre el trabajo «alimenticio», la empresa y la vida personal y un cóctel explosivo de tensión, euforia, sinsabores, ilusión y horas sin dormir.

sleep

Además, aunque a priori parece que el emprendimiento es el único campo en el que las mujeres jugamos en igualdad de condiciones e incluso con algunas ventajas fiscales y administrativas (casi un 60% de los emprendedores a los que se conceden créditos en España es mujer), las españolas que montan sus propios negocios representan sólo un 40% del total de emprendedores de este país.

Entonces, ¿por qué se mete uno en este jardín? Máxime en casos como el nuestro, en el que tanto mi socio Raúl Alonso como yo contamos con un trabajo estable por cuenta ajena en el que no estamos a disgusto y que compatibilizamos con nuestra labor en LaFonoteca. Todo el esfuerzo, el trabajo y los contratiempos se ven compensados por la satisfacción de dedicarte a lo que más te gusta, por la sensación de estar haciendo un trabajo que crees necesario y por las personas y experiencias que encuentras por el camino.

musica de violines

Precisamente en aquel instituto me llevé varias sorpresas: aunque algunos de los chavales no habían visto un disco de vinilo en su vida, al menos un par de ellos estaban relacionados con algún grupo o hacían su propia música y se acercaron una vez terminada la charla para preguntar dónde podían enviar sus maquetas o buscar un sitio para organizar conciertos. También pude hablar con el coleccionista de discos más joven que conozco, que con la mitad de mi edad doblaba mi colección de vinilos. Catorce años y 700 discos de música de todo tipo (la mayoría, heredados de un tío suyo, eso sí).

Hoy es 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, fiesta nacional en algunos países y motivo de manifestaciones y conmemoraciones a escala mundial. Me ha parecido que esta festividad era un buen momento para rescatar mi experiencia durante aquella Semana de la Mujer: una de las jornadas más curiosas y enriquecedoras que he vivido desde que me embarqué en LaFonoteca.

Un año después de aquel día y con el 46,2% de los menores de 25 años y casi el 50% del total de las mujeres españolas en el paro, según la EPA y un informe de UGT publicado esta misma semana, me hace ilusión pensar que si alguno de los chicos y chicas –especialmente las chicas- que estuvieron en la charla se encuentra en el futuro en esta tesitura podría decidirse a montar su propia empresa animada por aquella presentación llena de GIFs y de entusiasmo que proyectaron una mañana de marzo en su instituto.

woman

GALERÍA DE FOTOS:

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad