«LOS CHEYENES. EL RITMO DEL GARAJE» (E-LENA DESING, 2019). JOSÉ MIGUEL GALA

«LOS CHEYENES. EL RITMO DEL GARAJE» (E-LENA DESIGN, 2019). JOSÉ MIGUEL GALA

 

libro_cheyenes

El libro de José Miguel Gala al que hace alusión el título de este artículo acaba de publicarse en E-Lena Design Editores. Se trata de una breve historia de las andanzas del conjunto catalán, Los Cheyenes, que publicó varios discos entre 1965 y 1967 para desaparecer poco después.

Los Cheyenes fueron el grupo más rompedor y provocador de su época. Germen del rock garajero urbano y una apuesta ética y estética muy alejada de los cánones de su tiempo. Más recordados por sus melenas (las más largas de la época con longitudes capilares de más de 35 cm.) que por su música.

Este libro está basado en una serie de conversaciones con Joselín Vercher, el único miembro que cumplió todo el periplo del grupo, y por una ardua investigación en publicaciones de la época, no todas ellas musicales: Fans, Fonorama, Dígame, etc. Recorremos la formación del grupo, los problemas y anécdotas de todo tipo que los largos cabellos acarrearon a sus componentes, la relación con conjuntos contemporáneos suyos, especialmente con Los Salvajes, con quienes compartirían estilo y local de ensayo, el en ocasiones hilarante veto a que se vieron sometidos y el papel jugado por Pedro Heredia, su manager tartamudo y quinto cheyene por derecho propio.

En lo estrictamente musical hay que buscar una estrecha relación con The Kinks, también liderado por dos hermanos, como Los Cheyenes. Sin olvidarse de los grupos ingleses más provocadores del momento: Small Faces, Pretty Things…

Los Cheyenes, queda claro en el libro, fueron los primeros punks españoles. El propio Joselín escribe “Tampoco en aquella Cataluña , la del nacionalismo de sardana y barretina era fácil llevar el pelo largo. En el metro, la gente se apartaba cuando subías al vagón o te miraban mal. En un bar de las Ramblas me niegan un café, aduciendo el derecho de admisión, me saco el cinturón y con el broche rompo uno de los escaparates del local. Cuando apareció el punk, pensé: Hombre, pero si yo he sido un punk antes que estos chavales”.

Agradezco al autor la mención expresa a lafonoteca y al que esto suscribe: “A los interesados en investigar sobre este espacio-tiempo (se refiere a los años 1962-64) recomiendo especialmente un libro: Batería, Guitarra y Twist” de Julián Molero, el responsable(*) de la obligatoria web de Lafonoteca”.

Mucho queda por investigar y publicar sobre la música española de los 60 y primeros 70 y siempre es muy de agradecer toda publicación que, como este libro, indague con seriedad en aquellos años, del que todos se permiten hablar y de los que no abundan los verdaderos conocedores.

(*)NOTA: Uno de los administradores

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad