foto del grupo Garrote Vil
Periodos activos
1991 - Actualidad
Procedencia
Las Palmas
Estado
Activo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
21/06/2020
Estilos
No tiene fans

Diseñado para dar salida musical a un ideario político rabioso e insurgente, como verdadero comando artístico con vocación agitadora que aglutinara a su alrededor un entramado de brigadas, Garrote Vil constituye uno de los ejemplos más interesantes y duraderos del punk canario. Supieron trascender más allá de la estricta escena insular, encontrando buena respuesta, no sólo por gran parte de la Península, sino en escenarios al otro lado del Atlántico, como Cuba y Venezuela. Iniciaron su trayectoria en la última década del siglo XX y mantienen, con constantes cambios en su formación en torno a Ramón Vil, su cantante e ideólogo principal, el combustible suficiente para estirar más y más su actitud contestataria y contracorriente.

Una mirada alrededor al panorama musical del momento revelaba un nutrido ramillete de bandas en representación de diferentes géneros. Había heavy metal como el de Krayer, trash como el de Requiem o Athanatos, rock como el de Eder Althay, Rockaína o Interferencias, ska como el de Enac Ska y ya, más cercano, al punk rock que la banda se plantea de inicio como Malformaciones Kongénitas o Potaje de Perros. “Era un auténtico hervidero de bandas” reconocen, aunque eso sí, no era todo de color de rosas precisamente: “Había una escena enorme pero muy poco para canalizar todo en directos y grabaciones. Había que aprender a sobrevivir”. A principios de 1991 ya se barruntaba cierta actividad entre los componentes de la escena pionera de thrash y heavy metal de Las Palmas de Gran Canaria. Había ganas de juntarse y experimentar con cosas nuevas, de probar diferentes posibilidades. Juanjo al bajo y Alexis González a la guitarra se encuentran precisamente en este tipo de prácticas un día, en el que Carlos M. Fajardo –“El Garrafa”- estaba tras la batería, y se les une Ramón que empieza a escribir alguna letra que añadir a la música que sus compañeros empezaban a componer y que incluso se animó a cantar. “Surgió esa especie de momento en que vimos que esto sonaba, que era un poco lo que queríamos entonces y necesitábamos”, comenta este último. Estamos a finales del mes de septiembre y comienzan los primeros ensayos.

Entre los nombres que se barajan para el nuevo proyecto, hay opciones como JACaR o el mismo Garrote a secas, pero movido por lo convulso de aquellas fechas (con la Guerra del Golfo como telón de fondo) y a modo de macabro recordatorio de la técnica empleada en la última pena de muerte ejecutada en las Islas Canarias, Ramón sugiere completar con Garrote Vil. Se marcaba además de esta manera la fuerte componente política que mantendría desde el mismo principio la propuesta del nuevo grupo.

El 25 de enero de 1992, tres meses tan sólo después de haberse formado y empezar a ensayar, participan en el Inva ’92 celebrado en el colegio Guanarteme de Gáldar. El concierto de rock celebrado por los denominados Grupos del Norte por un 92 alternativo tuvo un cartel en el que aparecían varios de los que serían los nombres más representativos de la escena punk de Gran Canaria: Desdichada Komitiva, Deskontrol, Potaje de Perros, Infektor, Malformaciones Kongénitas y Censura Kotidiana. Del evento, Garrote Vil recuerda lo precario de las condiciones, con apenas alguna bombilla como fuente de iluminación, pero no dejan de reconocer la importancia de la ocasión para la banda. El concierto fue probablemente ejemplo y resultado de la efervescencia combativa de una serie de grupos que conformaban el movimiento alternativo de la música de la Gran Canaria del momento.

La formación original grabó el tema “Tovarich” con un cuatro pistas. Tras la salida del bajista por cuestiones laborales y la incorporación de otro guitarrista adicional, Garrote Vil queda establecido con Ramón a las voces, Carlos –“El Garrafa”- como batería, Jorge –“El Heavy”- al bajo y al cargo de las dos guitarras Alexis  y Marco Valero. Los primeros locales de ensayo serían el Aula de Música Moderna del instituto de Don Cristobal (al que se le solía llamar El Lechuga por su color) y la Casa de la Juventud de Shamann.

Con esta nueva estructura graban otras cinco canciones más en el arriba mencionada Aula de Música Moderna con Toni Jiménez (Frakaso Escolar) encargándose de las cuestiones técnicas. Con todo este material preparan una maqueta que edita el sello de Castellón de la Plana Matraka Diskak en 1993 en forma de cinta de cassette. De “Ja… Ejecutando al Sistema” (Matraka Diskak, 1993) se llegaron a editar unas 3000 copias. El primer millar sirvió para que la banda se diera a conocer por todo el país, e incluso en algunos lugares de Sudamérica. El título trataba de aunar el tinte irónico y ácido de las letras de la banda, con el efecto de que entre Juanjo y Alexis (que en realidad terminarían siendo Ramón y Carlos), se encomendaban la misión de ejecutar al sistema.

La banda arranca con fuerza, embarcándose en una gira de presentación que empezó el 1 de mayo de 1993 en Argana Alta (Lanzarote) y ya en la Península, cerraron tres fechas con El Último Ke Zierre: 28 de mayo en la sala Raza de Valencia; 29 en la sala Vil-Blues de Vilareal y el 4 de junio en el gaztetxe de Mondragón (Guipúzcoa). El 5 de junio tocaron en el gaztetxe de Llodio (Álava) junto a Exorbitant Flatulence. A su vez, compartieron cartel con M.C.D. y Beer Mosh tanto el viernes 11 de junio en la sala Sucursal de Madrid, como el sábado 12 en la sala Vértigp de Barcelona. La semana siguiente terminaban la parte peninsular del tour en un festival celebrado en la zona de Mondragón en el que también tocan Reincidentes o Rosendo. De vuelta en Canarias, el miércoles 23 de junio, actúan en la plaza de Don Benito de Shamann de Las Palmas de Gran Canaria donde tocan con Inadaptados, los locales Requiem, y los tinerfeños Ni Uno Ni Nada y Guerrilla Urbana. Tres días después, el sábado 26, lo harían en el Puerto de La Cruz de Tenerife con A.S.C.O. y las bandas de Las Palmas, Potaje de Perros y Malformaciones Kongénitas. Los recuerdos que guardan de aquella primera gira son realmente gratos: “Comenzamos a darnos a conocer y establecer contactos y grandes amigos. Fue todo un inicio a lo grande: Se sacaron las primeras camisetas de la banda, pegatinas y el anagrama de nuestros inicios”. Ramón se refiere al dibujo de un punk con mohicana puntiaguda que alza el puño en actitud combativa y desafiante con una estrella rojo por detrás.

Ese mismo año la banda participará en un recopilatorio que el paso del tiempo ha ido convirtiendo en una especie de documento histórico en el devenir de la música alternativa canaria, probablemente algo parecido al denominado disco de los cuatro que sirvió en su momento de presentación de las cuatro bandas vascas Kortatu, Cicatriz, Jotakie y Kontuz Hi! “Viva Canarias Libre de Cualquier Estado” (Fobia / G.D.P., 1993) surge como idea de Carlos Erukto (A.S.C.O.) y consigue aunar a cuatro de las bandas más representativas de esa escena contestaría que se va gestando en Gran Canaria: Potaje de Perros, A.S.C.O. y Malformaciones Kongénitas acompañan a Garrote Vil, que contribuye con las canciones “Mierda, asco y R’n’R”, “Exorcismo” y “Alsados”. Con portada con un dibujo con cierto aire similar al trazo de Carlos Azagra, las diferentes tribus urbanas parecen desfilar amenazantes como una sola, avisando del carácter marcadamente contestatario y geográficamente reivindicativo de los temas que incluía el disco.

Garrote Vil harían de teloneros de Extremoduro en la primera visita de estos a las Islas Canarias. En concreto, tocaron en la Sala la Calle de Las Palmas, el 23 de octubre de 1993. La relación con la banda de Robe Iniesta fue bastante buena y, de hecho, por medio de su representante, los canarios tuvieron la oportunidad de tocar alguna que otra vez en la Península, como un festival celebrado en León. Los canarios les agradecen igualmente servir de llave para otras escenas: “Nos contactó con el submundo del vasco y nos abrieron muchas puertas” comentan por escrito en el blog del grupo. Hasta tuvieron prestado a su primer chófer, José –Pepo- para varias giras.

El grupo va acumulando experiencia: “Eso nos dio ciertas ventajas para que se consolidara la formación y profundizara”, recuerda Ramón, “pero también ciertos desgastes de algunos miembros porque de esto no se vive” indica. Y es que la banda sufriría de nuevo variaciones en su composición, con la incorporación de un nuevo bajista, Pepe, con amplio curriculum en grupos de heavy, la entrada de Josemi -“Ultratumba”- como guitarra al lado de Alexis, en lo que Ramón continúa al micro y en las baquetas Toni Trejo –“El Pende”- releva a Carlos. Igualmente, Garrote Vil se reforzaría con la entrada del técnico de sonido Miguel, que se convierte en un “miembro imprescindible”.

La banda consigue proyección en la escena musical underground fuera del archipiélago, y buena muestra es la aparición de su logo, el del punki con cresta y puño en alto y el título de la que había sido su primera cinta, “Ja… Ejecutando al Sistema”, en una historieta del dibujante Carlos Azagra. Pedro Pico y Pico Vena se movían por las calles de su ciudad y una de las paredes de la misma tenía el cartel de los canarios junto a otros de Banda Bassoti, Def Con Dos

El siguiente trabajo de Garrote Vil vería la luz en forma de cinta de cassette, porque ése es el formato que sugiere la discográfica, Discos Suicidas, por “razones operativas”. Según el sello “Los CDs eran aún bastante caros y el vinilo estaba ya en desuso”. La banda había grabado en los estudios Jessisma de Gáldar, donde siempre dijeron haberse sentido bien tratados, “pero el tiempo y el bajo presupuesto de nuestras creaciones daba para lo que daba”. Aunque reconocían que probablemente no se había logrado la mejor calidad de sonido posible, no quedaron completamente satisfechos con la solución determinada por el sello, ya que veían en el trabajo cuerpo suficiente como para haber sacado un LP. En cualquier caso, sí que celebraron el haber logrado aparecer en el catálogo en el que también figuraban bandas como Reincidentes, Eskorbuto, Vómito o Distorsión.

“Encrudo” (Discos Suicidas, 1994) contenía mucho del sello personal de Garrote Vil a la hora de componer, con ejemplos que van desde el punk rock al hardcore pesado al estilo de L’Odi Social. Temas que fluctúan en la densidad progresiva de Faith No More, pero con una lírica cruda trabajada, casi a la manera que gusta a Zurda de Guerrilla Urbana. Letras de temática social, política y económica, en la que se ataca a violadores, la droga … Adaptaciones de corridos (el “Juan sin tierra” que popularizara Víctor Jara) en favor del nuevo ejército zapatista del Subcomandante Marcos, versión de un tema de Eskorbuto (“Es un crimen”) y recuperación de uno de los temas incluidos en la maqueta anterior (“3-V No-Da”) completan la entrega de una banda de marcada personalidad.

El diseño de la portada tampoco quedó dejado a la ligera, sino que esconde toda una serie de símbolos y dibujos de los aborígenes canarios hecho por el guitarrista Alexis: “El sol, una flor o una observación cruda de un felino, fondo del coral marino. En los laterales, estatuillas de madera o de piedra rememorando siempre lo no aderezado, lo no cocido, toda tal cual, todo en crudo”, explica el cantante, conectando todo con el título elegido para la cinta.

El disco tendría una versión argentina editada por Lutín Disquera y sería la excusa para que la banda se lanzara de nuevo a la carretera en una gira de presentación de 17 días que incluyó unos catorce conciertos.

Fue con “Encrudo” ya en la calle, cuando se produjo la que es la única visita a la isla de La Palma, precisamente el viernes 2 de septiembre de 1994, para tocar en la Sala Bofil.

Alsados” fue el tema que eligieron en la cinta de cassette que editó el sello Potencial Hardcore con el título de “Insumisión” (Potencial Hardcore, 1994), donde, además de grupos como Reincidentes, Último Gobierno, Sin Dios o Anti-Régimen, también participarían los canarios A.S.C.O., Malformaciones Kongénitas o Guerrilla Urbana.

Prueba del interés que despierta la banda más allá del estricto ámbito insular es la propuesta que reciben desde Barcelona, concretamente por parte del sello Tralla Records para editar un EP de cuatro temas. Garrote Vil entraron de nuevo en los mismos estudios que en el anterior trabajo, y dejaron listos material suficiente para el disco y algún que otro recopilatorio en el que participaron.

“Carroña” (Tralla, 1995) es, a juicio de la banda, un disco especial: “nos llenó de impulso y nuevos sonidos introducidos”. Con un subtítulo muy en la línea de las letras de Ramón (“una prosopopeya musical”), portada abigarrada y una contra con un dibujo en el que aparecían todos los componentes del grupo y, no un garrote, sino una horca, el comienzo era para una especie de rap. Igualmente se incluían alegatos a favor de las abuelas de la Plaza de Mayo argentinas y contra la experimentación en animales.

Preguntados por la manera en la que han compuesto sus canciones a lo largo de su trayectoria, Ramón menciona cómo se pone en contacto con alguno de sus compañeros instrumentistas cuando tiene una letra perfilada en mente: “Voy con el guitarra y juntos vamos colocando la letra en un tiempo melódico. En este caso, unos sonidos entre lo que es lo canario, aspectos arabescos, castellanos… y sacamos la base. Vamos al local de ensayo, nos vemos, cada uno aportando, mejorando, cuadrando, aguantándome también, y terminamos por darle forma. Esto puede ser en unos pocos días y algunos temas en años”. Igualmente concluye con la que podría ser una máxima de su manera de trabajar: “Casi siempre tocamos el tema en directo, lo vamos puliendo y luego grabamos. Esto nos ha dado mucha seguridad y fluidez a la hora de encarar temáticas y canciones”. Admite, de todas maneras, que en ocasiones el procedimiento cambio algo: “Otras veces a cualquiera se le ocurre y diseña una melodía. La aporta y la labramos, igual con algunas letras. Se aporta la base y la arreglamos; en lo que canto la acomodo y si todos damos el de acuerdo, pues tiramos adelante. Eso no quita para que si luego vemos que podemos mejorarla por lo que sea, se le pula”.

En 1995 realizan una nueva gira con cambios en la formación: Pedro Santiago y Aday Ruiz se encargan de las dos guitarras y Nico al bajo. La banda contaría igualmente con la inclusión temporal de Bianca Madrid, que, aunque proveniente de otros estilos completamente diferentes (mencionaba a Mike Oldfield y Beatles en una entrevista para blog de Hard Rock) quedó atrapada por el tema “Alzados” que les vio interpretar en directo en un concierto. “Al acabar la actuación me acerqué a ellos y me ofrecí para tocar la guitarra. Les dije desde el primer momento que no había tocado su estilo de música con guitarra y quería aprender. Su guitarrista se llamaba Pedro, era tan buena gente que me acogió y me enseñó a tocar ese estilo de hardcore. No estuve mucho tiempo con ellos, poco después me mudé a Madrid. No obstante, fue una experiencia muy intensa”.

Fue un año especialmente intenso, en el que tocan por la Península y en la práctica totalidad de las islas del archipiélago canario. Llegaron incluso a grabar un video entre conciertos y estancias cuando estuvieron en El Hierro, Tenerife y otras localidades.  Una de esas actuaciones fue el 11 de febrero de 1995 teloneando junto a Malformaciones Kongénitas a Soziedad Alkohólika en el colegio Fernando Guanarteme de Gáldar.

Además, se deja preparado “De Sol a Sol… Desolación” (Discos Suicidas, 1996), para muchos el verdadero primer disco del grupo. Muestrario de lo ecléctico de la propuesta del grupo, que tan pronto arremete con ejercicios del más puro estilo de rock duro, como se lanza a instrumentales con guitarreos y percusión a toda velocidad, o encara lo que bien pudiera ser algo parecido casi a flamenco rock. Temas incluso de más de 4 minutos o con cuerpo de ópera rock. Fue el disco en el que recuperaban, de una de sus primeras maquetas, el ya mencionado “Alsados”, canto contra la colonización castellana, un grito por las Canarias libres a ritmo de heavy rock.

Cuando el sello vasco Discos Suicidas se dispuso a hacer uno de sus recopilatorios en 1995, “Rock Combativo” (Discos Suicidas, 1995), no dudó en incluir material canario con Guerrilla Urbana y los mismos Garrote Vil, que incluyeron su “Los nuevos zares del Kremlim”.  La cinta de cassette que incluía el número 18 de la revista Ekintza Zuzena contó, sin embargo, con el tema “Juan sin sueños” ese mismo año.

Sin bajar en demasía el ritmo de actuaciones en directo, entre 1995 y 1996 entran de nuevo a los estudios Jessisma de Gáldar, donde Suso Capitán se encarga de las cuestiones técnicas. Por entonces el bajo está ya en manos de Adán –“El Flaco”-. La banda contaría con las colaboraciones de las voces de Roberto, de la banda de Gran Canaria Athanatos y en los coros la voz de Héctor de la banda de Fuerteventura Barreno; el teclado de Oliver In Extremis y la flauta de Ramón hijo y de un acordeonista. Dejaban listo el que iba a ser “Herederos del Amor y el Odio: Protesta Denegada” (1996), pero que, sin embargo, nunca llegaría a ser editado por no encontrar el sello interesado en ello.

Los que sí contarían con material de Garrote Vil en nuevos ejercicios de recopilación fueron los vascos de Discos Suicidas, que para la cinta “Suicidas en Concierto” (Discos Suicidas, 1996) utilizaron “Honomanía de un Gusarapo y su otro Yo .. ¡Olé!” y “Adopción: Inversión”, mientras que para el CD “Rock Combativo” (Discos Suicidas, 1996) incluyen “Desolación” y “Equilibrio”.

La banda siempre tuvo la inquietud suficiente para garantizar su actividad. Si bien no siempre se traducía en conciertos (“Los directos en Canarias se agotan pronto y cada día son más complicados”, comenta Ramón), Garrote Vil siempre encontraba cómo salir a tocar: “las giras nos las montábamos nosotros con colectivos y bandas que conocíamos”.

Garrote Vil dan el salto oceánico en octubre de 1996 cuando marchan en la gira denominada “Alzados contra el Etnocidio” por Venezuela y Cuba presentando su flamante nuevo disco “De Sol a Sol… Desolación”. Lo harán con Pedro como único guitarrista. Aunque la banda llegó inicialmente a La Habana junto al junto al cantautor canario Gustavo Cabrera, saltarían hasta Caracas como queda registrado en “Corazón de Tinta” (Naúfrago de Itaca, 2001) el libro de Rafael Uzcategui, que les dedicó el capítulo titulado “Guanches contra la desesperanza”. Allí tocaron con la banda local Crisis Política el domingo 13 de octubre frente a un par de centenares de personas. Horas más tardes se desplazarían a la Unidad Educativa República del Ecuador donde la actuación les empareja en esta ocasión con 4to. Reich y Los Callejeros. El cartel que anunciaba el evento les presentaba como “El grupo de rock más importante de las Islas Canarias”. Tal y como deja constancia la crónica de Rafael Uzcategui, los canarios iniciaron su repertorio con “Alzados”, su tema estrella “que es coreado hasta rabiar por los punks”. El martes 15 actúan en la Plaza del Rectorado de la UCV junto a la banda de ska Machete. A eso de las nueve de la noche sale Garrote Vil al grito de “¡Canarias Libre!” con Ramón enarbolando una bandera de las Islas que pierde entre el público y no recupera hasta pasado un rato. A las 22:00 los miembros de la seguridad de la ciudad universitaria exigen a la banda que acabe su concierto, pasado ya el tiempo permitido que tenían para la celebración del evento. Ramón manifestaría en lo que se secaba el sudor que ése había sido el concierto más corto de su vida. Al día siguiente tocan junto a Krishna, mientras que el jueves 17 se desplazan a San Cristobal, cerca de la frontera con Colombia, donde actúan junto a Los Residuos y Tiempo Zero. Garrote Vil acabaría con “No da”, lo que desencadenó pogo y violentas oleadas entre el público. Tras un viaje agotador de unas diez horas de autobús llegan a Barquisimeto donde tocan el viernes 18 en la Universidad Politécnica tras Némesis y Alteración donde actúan con algún que otro problema de cortes de luz debido a la tormenta eléctrica del atardecer. Este último concierto queda registrado en “Garrote Vil: Los Azotes Canarios” (Ratarecords, 1997), que vería la luz en una edición venezolana en formato de cinta de cassette: “En el lugar, los CDs eran cosas de lujo”.

El sábado 19 vuelan de nuevo hacia La Habana, donde retoman la gira en su versión cubana. Su primer concierto allí es junto a Garage H en El Patío de María. En un principio estaba planeado que el evento tuviera lugar en el teatro Carlos Marx, pero la celebración urgente de una conferencia para tratar sobre el Huracán Lili que asolaba por aquellas fechas todo el Caribe, provocó los cambios con respecto a la idea original. Tras una entrevista para el programa Juventud Rebelde de la emisora Radio Habana Libre, marcharon a Varadero donde tocaron con la orquesta Moncada. Debido al mencionado huracán, los canarios vieron cómo los otros dos conciertos programados en la isla tuvieron que cancelarse.

A la vuelta de la gira caribeña, ya en 1997, la formación sufre algunos cambios. Por un lado, Toni –el Pende- es sustituido por Markitos (Represión 24 Horas) a la batería, y Tete se incorpora como nuevo bajista para acompañar a Pedro a la guitarra y Ramón a la voz. Antes, en noviembre de 1996, habían ido hasta Madrid para tocar en la Sala Caballo de Acero situada en el polígono industrial de Alcobendas donde tocarían con los alcalaínos A Palo Seko.

Los días 7 y 8 de agosto de 1998 tocan en San Sebastián de la Gomera (Tenerife) participando en el Guarapo Rock, un festival celebrado en el campo de futbol de la localidad en el que se dieron cita bandas como Interferencias, Kuates, Conemrad, Peaso Lote, Parasitosis, Supermartillo y Barreno.

Probablemente sea la de Markitos, de entre todos aquellos que orbitaron alrededor de Ramón para dar forma activa a una de las mil caras diferentes que presentó Garrote Vil a lo largo de su historia, una de las opiniones más interesantes acerca de la dinámica interna del grupo. Fue él el autor de una historia en formato fanzine acerca de la banda que desgraciadamente no terminó de ver la luz por cuestiones del momento. Coincide en aceptar que el grupo fue un buen exponente, junto quizás a Guerrilla Urbana, del compromiso politico en el punk canario. "Ramón siempre estuvo comprometido con Sudamérica y el tema comunista. Solía mandar cuerdas, baquetas usadas para los grupos de allí, y terminó perteneciendo al frente chavista que había por Tenerife". Reconoce además la claridad y decisión del que fue verdadero ideólogo del grupo: "Tenía muy claro lo que quería en la banda y todo, más o menos, se hacía como él quería. A veces traía todo por escrito".

El rock es para nosotros importante, pero no es lo único ni lo más importante en la vida”, confirma el cantante de Garrote Vil. Como es lógico, trabajos, familias e incluso otro tipo de actividad social, artística e incluso política, como la del propio Ramón, candidato a lo largo de los años bien a la alcaldía de su ciudad, al Congreso de los Diputados e incluso al Senado por el partido de los Verdes en Gran Canaria, ha supuesto que la banda atravesara períodos de parón o, como les gusta decir a ellos, de “clandestinidad”. Uno de esos intervalos de parón fue el que comenzó en el año 1999, que les tuvo en silencio hasta casi cinco años después.

Eso sí, en el 2000, vio la luz un trabajo conmemorativo del décimo aniversario de Tralla Records, “10 Años Dando Tralla Punk Hardcore” (Tralla, 2000) en el que se reunían 25 temas de los grupos más diversos, incluidos grandes nombres de mucho tiempo atrás como Ultimo Resorte, Anti-Dogmatikss, Subterranean Kids. G.R.B. o Kangrena, y en el que era posible encontrar el tema “Manifiesto” de Garrote Vil.

El período de inactividad llegó hasta el año 2004, en el que entre Ramón y Tete reflotan la banda con la formación con la que se paró en 1997 tras sustituir Alejandro – Mejikano – (Represión 24 Horas) en la guitarra a Pedro Santiago, que deja la banda tras mudarse. Con Markitos (compañero en ese momento de Mejikano también en Represión 24 Horas) dieron un par de conciertos, como el del 17 de julio de ese año en el pub Botavara en Pozo Izquierdo (Gran Canaria). La actuación quedaría registrada en un CD con una docena de títulos entre los que se encontraban varios de sus clásicos como “Alsados”, “Desolación”, “Juan sin Sueño”, “No-da” y algunos posteriores como “Nuevo zares del Kremlim” y “Cuentos de Áfrika”.

En 2008 aparecen en el cartel del Cebollinazo Rock, un festival celebrado en el parking del pabellón municipal Beatriz Rivero de Galdar el 22 de noviembre, que tenía como plato fuerte a las bandas Boikot e Ilegales, acompañados entre otros por Infektor de Araucas y varias bandas locales, pero Garrote Vil se lo perdería por el accidente de tráfico que sufrió su bajista.

Entre los meses de mayo y junio de 2012 el grupo retoma los ensayos en formación de cuarteto, con Tete al bajo, Ramón al micro, Miguel Gabriel Santana Rodríguez a la guitarra y David Díaz a la batería. Garrote Vil prepara su retorno con un concierto para el 31 de agosto de 2012 en la sala Duke’s situada en la Playa del Inglés de San Bartolomé de Tiranaja, en el que convocaban a muchos de sus brigadistas de siempre al grito de ¿Qué le vas a contar a tus nietos? Con la inercia del reencuentro planearían igualmente celebrar su cumpleaños, los más de 20 años desde su formación allá por septiembre de 1991, en la Sala Central Park del Centro Comercial Gran Chaparral también en la Playa del Inglés. Asimismo visitarían Fuerteventura el 12 de octubre y Lanzarote al día siguiente para tocar en el Festival Rock Solidario, y en la fiesta por la Solidaridad contra el Maltrato Animal el 3 de noviembre de 2012, celebrada en el Rolling’s Bar en el Centro  Comercial CITA de la Playa del Inglés en la que también participaron Canarias Libre y componentes de las bandas venezolanas Acción Directa y The Greassers.

Dijeron dar el Golpe cuando tocaron un 23 de febrero, el del año 2013, en La Recova, centro internacional de windsurfing de Pozo Izquierdo indicando que sí, que seguían alzados. El año lo habían empezado tocando casi un mes antes, el día 26 de enero, en la sala Central Park junto a Despido Improcedente, Patacabra, y La Banda Mugre Punk. El 1 de junio 22 de junio de 2013 se les pudo ver, con Carlos –El Garrafa-, su primer batería, en vez de David, en el Concierto Antifascista celebrado en La Laguna (Tenerife) junto a 13 Motos, The Rellenos y Enema Social. En el evento se homenajeaba al estudiante y militante político francés Clement Meric, asesinado en París a comienzos de ese mismo mes en una acción en la que parecía estar implicado un cabeza rapada español de extrema derecha. El 26 de julio de 2013 actúan en el pub heavy metal Adrenaline de la Playa del Inglés y el 6 de septiembre celebran un concierto aniversario en la plaza de la Garita en Telde (Gran Canaria)

El 18 de enero de 2014 participan en el Invicto Rock abriendo para Proyecto Liken, en una formación en la que se había recuperado momentáneamente a la batería a El Pende que llegó desde Barcelona, pero que volvería a marcharse, Miguel estaba a la guitarra y Tete al bajo. Sin embargo, poco tiempo después, cuando el 15 de noviembre de 2014 ofrecen un directo en el C.S.O.A. El Taller como “ensayo para presentar la nueva alineación” de la banda con vistas al año 2015, la formación ha vuelto a dar un giro: el guitarrista es Iván Sosa, el batería Gustavo Cruz y el bajista Jorge –“El Heavy”-. A final de ese mes, el día 29 de noviembre, Garrote Vil se uniría a Kruger, Proskritos y Subresiduos en el concierto de homenaje y recuerdo a Kike, una figura querida en la escena local al que cariñosamente se conocía como El Abuelo del Rock.

Durante ese año darían una buena serie de conciertos, como el del 21 de marzo tocando de nuevo en el PKDK de Las Palmas de Gran Canaria junto a Kan Khaos. El 9 de mayo llevaron su rock de combate a El Taller de Gran Canaria; El día 10 de julio tocan de nuevo en Adrenaline y el sábado 18 de julio de 2015 Garrote Vil compartieron cartel con Tibicenas en el pub PKDK y una semana después estuvieron en Fuerteventura en el rock and metal pub Ace of Spades para tocar junto a Leche Frita.

Participan en el recopilatorio “Gentuza Volumen 2 Rock ’N’ Cloaca” (Datana, 2016), aportando los temas “Elocuente” y “Pedro Picapiedra”, dos canciones que registraron junto a un par más que planeaban enviar para otro trabajo similar de recopilación en México. En las sesiones realizadas en el estudio VargaSSpot Producciones Ramón se acompañaba de Gustavo Cruz a la batería, y de Jorge –El Heavy-, uno de los bajistas que tuvo la formación muchos años atrás, que se encargaba de la guitarra y el bajo. Fue él además el que se encargó de los arreglos y la masterización. Garrote Vil adaptaban el “Anarchy in the UK” de los Sex Pistols para ponerle letra del Picapiedra, mientras que con “Elocuente” se lanzan con un tema en el que Ramón casi recitaba una letra de calado existencial en lo que a su alrededor sus compañeros aceleraban y frenaban agitadamente. Otra de las cuatro canciones que dejaron lista fue una recuperación de “Tierras de fuego”.

Reclutando a diferentes guitarristas dependiendo de la ocasión, Garrote Vil estuvieron tocando durante ese año en diferentes sitios. Uno de ellos, fue el Campamento Juvenil Antifascista organizado en Fuentespina (Burgos) en julio de 2016, donde además de participan en las diversas actividades del evento, dieron un concierto el día 16 en el que se les pudo escuchar una versión de “Autosuficiencia”, el tema de Paráis Permanente

El viernes 7 de abril de 2017 participan en la Jornada Solidaria de Apoyo a los Refugiados en el club PKDK de Las Palmas de Gran Canaria tocando con Los Desgraciados, Creepy y Represión 24 Horas.

Garrote Vil sigue alimentando la llama de su rock rebelde a base de una muy personal fórmula que gira en torno a Ramón y la manera en la que concibe su protesta. Resulta pertinente, llegados a este punto, el preguntar por lo que pudiera distinguir a la banda, por aquella particularidad que sirva como rasgo distintivo. Ramón nos responde de la siguiente manera: “Si hay algo que nos puede distinguir y que es un poco lo que recogemos de quienes nos siguen, es que ni en nuestros trabajos, ni en nuestras participaciones, ni en nuestros directos, pasamos sin dejar huella. Nadie queda indiferente. Se nos quiere o se nos odia… pero no puedes permanecer indiferente. De ti depende, tú eliges”.

Lo que queda claro es que siguen alzando amenazantes el magado guerrero dejando entrever que aún tienen fuerza para seguir en primera línea de batalla.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Comentarios

foto del usuario Fernando
Fernando
1 julio, 2020 at 17:51

Muchos saludos a la banda Garrote Vil de Fernando Portunato y nunca olvidaré la gran entrevista que tuvimos con ustedes en el programa de radio VIEJOS SON LOS TRAPOS desde argentina, y sigan adelante por muchos años más!

Responder a Fernando Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies