foto del grupo Chicharrón
Pablo Mella

Franc3s se fueron con “Campanas de Fuego Rosa” (Limbo Starr, 2012), aunque antes de despedirse definitivamente dejaron el single “El Sentido de la Lucha” (Limbo Starr, 2013). Un homenaje sincero a Alberto Gende, gran artista y amigo de la banda responsable de su arte. Así lo presentaban: "El viernes 11 de octubre del 2013 el gran artista y mejor amigo Alberto Gende hubiera cumplido 41 años. Este es nuestro regalo: una canción nueva que habla de amor y amistad, algo por lo que siempre hemos creído que merece la pena luchar, y que estará incluida en nuestro tercer disco, que saldrá a lo largo del 2014".

El nombre de Chicharrón es otro homenaje a Alberto –también una canción de Franc3s incluida en su segundo largo-, tras él nos encontramos al exFranc3s Alberto M. Vecino (voz y guitarra), Diego Gende de Lowcost (guitarra y bajo) y Rubén Dominguez de Telephones Rouges (teclado, piano y coros). Un grupo que nace a finales de 2013, “que ha nacido para decir lo que a los tres le quedaba por decir, pero solo como punto de partida para decir lo que les queda por decir”.

“Chicarrón es una palabra muy vieja y con muchos significados. Chicharrón es el nombre que nos puso Alberto Gende. Chicharrón somos Rubén, Diego y Alberto. Chicharrón es nuestro primer disco. Chicharrón es un álbum conceptual sobre el amor como salvación” comentan.

“Chicharrón” (Prenom, 2014) es su primer trabajo. Un disco grabado y mezclado enA Ponte con Tomás Ageitos, quien además colabora a la batería, en marzo de 2014. Colaboran  Alex Marban y David Iglesias. La masterización corre a cargo de Roberto Mallo. Del artwork se encarga Rubén Domínguez.

Prenom, uno de los colectivos artísticos más libres e interesantes de Galicia, se encarga de editar este álbum conceptual sobre el amor como salvación. Un trabajo que prescinde prácticamente de la electricidad para que se pueda oir el alma. Un disco casi circular, con principio y final.

Es un disco que duele, un disco que te acaricia el alma, que te corta la piel para ver tu sangre y luego te lame las heridas.Un beso sobre la piel magullada. Estamos ante un torrente lírico, ante la poesía como única redención. "Chicharrón" (Prenom, 2014) es un disco de letras, de escuchar cada verso con el corazón en un puño… a flor de piel.

La banda continúa evolucionando y creciendo, también en número. Chicharrón pasan a ser un quinteto, con la entrada de Mar Catarina (teclados) y Xurxo Meis (batería), pasando Rubén Domínguez al bajo. Su sonido se enriquece. Entran teclados, guitarras electrificadas… todo ello hace que “Postal” (Prenom, 2016) alcance una nueva dimensión. “Este disco lo hemos hecho durante más tiempo y de una forma coral. Y eso también se nota en el sonido del disco, que es más sonido Chicharrón” comenta Alberto.

Un segundo disco compuesto íntegramente en gallego marcado por la poesía y las ambientaciones llenas de luces y sombras. Alberto explica el paso del castellano al gallego: “Entre nosotros hablamos gallego, así que el sonido Chicharrón era más lógico que fuera en gallego. También tengo que decir que soy un lector compulsivo, y que coincidió que me pasé una temporada leyendo un montón de libros en gallego. y me di cuenta de que el gallego es una lengua muchísimo más sonora que el castellano, y por tanto muchísimo más adecuada para la poesía y el amor, y que por algo se lleva usando para ello desde el siglo XII. Y encima es algo propio, así que me apetecía probar y estoy encantado. De hecho no me imagino volver a escribir en castellano”.

Mar Cartarina compagina su labor en Chicharrón con Esposa, un cuarteto en el que nos encontramos a Cibrán y Xacobe de Monstruo.

En marzo de 2017 llega “Contra Acantilados” (Prenom, 2017), un single digital con videoclip a cargo de Alfonso Zarauza incluido… “Como podrece un can que ninguén recollerá do bordo da vía / como se baleira unha bañeira dunha nena durmida / Avanza”. Poco después se acercan al poema de Antía Otero, "Na Cela"(Prenom, 2017).

Noviembre de 2018 trae "Cancións Clínicas" (Prenom, 2018), su tercer larga duración. Un disco enorme. Una experiencia intensa, a nivel emocional y anímico; tan intensa que por momentos duele, sobrecoge, emociona y genera una especie de nudo en la boca del estómago que permanece ahí, acompañándote durante toda la escucha.

En 2021 Chicharrón anuncian su fichaje por el sello ferrolano Ferror Records, que se encarga de editar su cuarto larga duración. Como single de adelanto presentan "Ondeando" (Ferror Records, 2021). Un corte armado con ritmos repetitivos e hipnóticos, enérgicos e intensos. Un corte que nos permite vislumbrar el nuevo camino escogido por la banda.  Sara Iglesias se encarga de dirigir el videoclip.

El siguiente adelanto es "Highway to Heaven" (Ferror Records, 2021). Poema “Highway To Heaven” de la poeta Yolanda Castaño, incluido en su libro “O Puño e a Letra” (Xerais, 2018). Un corte dinámico y evocador con el que confirman su evolución y madurez como banda. Nos encontramos con sintetizadores marciales, cadencia industrial y maquinal, y un claro espíritu de road movie nocturna y peligrosa. Una nueva e impactante página de un disco plagado de grandes canciones. Fuego camina conmigo.

"Unha Fogueira Intacta" (Ferror Records, 2021) es un disco realmente excepcional. Un disco que gana fuerza en su conjunto, en el que nos descubren nuevos paisajes y envoltorios para sus canciones. Sobre los intensos y emocionales versos de Alberto, Rubén se encarga de pintar nebulosas con sintetizadores, y todas las colaboradoras enriquecen el conjunto con saxos, acordeones y otras sorpresas. El disco es una luz en la oscuridad, un viaje al fin de la noche que lanza el mensaje de que resistir es una opción, que negarse a perder la esperanza es un objetivo.

El título del álbum viene de un poema de Luz Pozo Garza titulado "Preludio", y que al igual que la portada del disco, una fotografía de Pablo Mella de una luciérnaga sobre fondo completamente negro, resume a la perfección el significado del disco. “Cuando acabamos Cancións Clínicas sentí que el rostro de Chicharrón que habíamos creado nos miró, y este disco es la búsqueda de lo que hay detrás de esa mirada, detrás de todos los anteriores discos. Cada canción pretende ser una posibilidad de ese interior. Todas las canciones son la misma y, a su vez, entre todas forman una”, afirma Alberto.

Rubén Domínguez (Pantis), que también se encarga de la producción, indica que “en contra de lo común, creo que es un álbum para escuchar con ruido de fondo, en el transporte público, conduciendo de noche e incluso mientras lavas los platos en casa. En realidad, en todo el disco gira esa idea de influencia, de colectividad y de relaciones azarosas entre los elementos que configuran un estado de ánimo. Otra de las ideas que más me interesan es contemplar cada canción como infinitas posibilidades entrelazadas, con protagonistas complejos como el saxo o el acordeón, ordenando el caos. Ambos son instrumentos muy físicos, de tensionar la respiración humana y mecánica. Tienen un papel narrativo en el discurso del disco apareciendo en la esperanza (”Outono de fíos eléctricos”, “Xogando nunha praia de entullos”), la derrota (“Videntes namoradas”, “Outono de fíos eléctricos”, “Vas quedar a mirar”) y el misterio (“Ondeando”, “O mes sen minutos”, “Highway to Heaven”)… Además, desde el principio tenía claro que quería que la vida se colara en el disco a través de grabaciones de campo”. Rubén fue el encargado de dar forma a las once canciones del disco... “En la construcción del álbum, quisimos subrayar la presencia de la percusión y bajos, tanto eléctricos como Moogs. Fue lo más parecido a un collage que he hecho nunca. Con todas las pistas que grabamos y las que nos enviaron los participantes, empecé a formar un esqueleto previo, limpiando, reorganizando y sobre todo tratando las grabaciones como samples. Salvo las voces y los Moogs, el resto de elementos han sido situados con esa perspectiva de la electrónica y la música experimental, pese a tener costuras de pop o rock. La instrumentación de algunas canciones ha acabado en otras, y en ese aspecto ha sido muy interesante -otra vez el azar- la idea de Alberto de realizar todo el disco a 127 BPMs. Aunque algunas de ellas finalmente variaron de pulso, más de la mitad están en esa cadencia, por eso el trasvase ha sido tan interesante. Además, desde el principio tenía claro que quería que la vida se colara en el disco a través de grabaciones de campo” explica.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies