Blanco Palamera es un dúo de Santiago de Compostela compuesto por Manuel Blanco y Xoán Domínguez... “Nos conocimos con 14 añitos en Santiago de Compostela, nuestra casa. Blanco Palamera es el resultado de todos estos años. Crear y crecer juntos ,como personas y musicalmente, nos acaba llevando a encontrar nuestra identidad”.

El grupo lo bautizan recurriendo a sus propios nombres: “Son nuestros nombres, Manu Blanco y Xoán ‘Palamera’ Domínguez. Nuestra música somos nosotros  sin máscaras, así que no hay nombre más justo para este proyecto

Juntos ponen un proyecto con una esencia pop y electrónica. Pop contemporáneo bañado por estilos como el r&b, el jazz, el hip-hop, la bossa nova, el funk o la indietrónica... “Nuestro estilo es  sincero y elegante, somos curiosos, escuchamos música de todo tipo y llevamos haciéndolo toda la vida, creemos que nuestras canciones son el resultado de ello. Consideramos esto algo propio de nuestra generación. Desde pequeños tuvimos acceso a toda la música a través de internet. Para nosotros es algo natural”.

Con respecto a las influencias que marcan directa o indirectamente su sonido, afirman que “nuestra música es nuestro reflejo. Nos interesamos mucho por las figuras clave del pop, por intentar conseguir que el mensaje que queremos transmitir sea universal. Al fin y al cabo tratamos temas que nos afectan a todos. Encontramos la inspiración en el día a día, en nuestras vivencias.

Una de nuestras mayores influencias es Kika Ramil, la diseñadora gráfica del proyecto. En un punto medio del proceso comenzó a trabajar con nosotros y aportó una dimensión diferente a Promesas, ayudándonos a afianzar el concepto general del álbum y dando imagen a nuestra música.

Últimamente estamos escuchando mucho a D´Angelo, mucho funk, Khruangbin, Theophilus London, J Balvin; Daniel, me estás matando... De todas maneras, lo que más nos marca a la hora de componer es la gente con la que convivimos cada día: amigxs, familia, amantes...”.

A principios de 2018 comienzan a lanzar una serie de singles digitales que desembocan en su primer trabajo: “Promesas” (Raso, 2019). Un trabajo que definen como “una travesía llena de giros inesperados como la vida misma. Nuestra experiencia: el camino que nos ha llevado hasta el momento presente. El aprendizaje para llegar a vivir consecuentemente con unx mismx, a aceptarse. Quererse bien para poder querer bien”.

El disco está grabado y producido íntegramente por el dúo, “se grabó en distintas localizaciones, principalmente Madrid, Catoira y Santiago. La composición de los temas fue distinta en cada caso. Hubo canciones que surgieron en el propio estudio a partir de ideas, canciones que trabajamos en el ordenador durante meses y canciones que se compusieron en un par de días. El grabar en diferentes localizaciones y ambientes ayudó mucho a que Promesas tenga ese aire heterogéneo que apoya el mensaje del disco”.

Forman parte de Raso. Un sello  que está apostando por otra forma de hacer las cosas y en el que se está englobando una parte de la vanguardia musical gallega con Baiuca, Nistra o los propios Blanco Palamera. Una corriente renovadora que consieran muy necesaria, “nos parecen propuestas sinceras, sin pretensiones y de mucha calidad. Ojalá podamos aportar nuestro granito de arena y ayudar a que la música de este país mire hacia adelante más que hacia atrás”.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies