foto del grupo Biznaga
Periodos activos
2009 - Actualidad
Procedencia
Madrid
Estado
Activo
Publicado por
TGL
Fecha publicación
19/08/2020
Estilos
1 fan

Integrantes, probablemente sin pretenderlo, de una generación de grupos de la escena independiente como Juventud Juché, Futuro Terror o El Pardo que han llevado su propuesta musical hasta las regiones limítrofes con el punk, Biznaga han ido creciendo con paso firme con cada disco. Con sede en Madrid, pero marcados por su profunda raíz malagueña, su trayectoria se extiende desde las primerizas maquetas en un período de aprendizaje hasta los trabajos conceptuales una vez ganado el respeto del público y de los medios especializados.

El núcleo original de la banda lo formaron Álvaro García (voz y guitarra) y Jorge Navarro (bajo), ambos de Málaga que, sin embargo, se conocen en Madrid a través de un amigo en común, Pablo, también malagueño. El primero llegaba a la capital procedente de Barcelona, donde trabajaba como enfermero, mientras que Jorge probaba a buscar trabajo tras terminar la carrera de Audiovisuales en la ciudad andaluza. Comprobada la afinidad entre ambos y los gustos en común, deciden ponen en marcha una banda allá por principios de 2011. Mientras Jorge no había tocado en ningún grupo, Álvaro traía la experiencia de haber participado primero con 15 años en Málaga en un grupo de hardcore punk (Walltrape Center), y luego, ya en la Ciudad Condal, de haber tocado la batería en Destroyed Room. Como contaría el primero más tarde a He Reunido a la Banda, pronto llegan a un acuerdo: “A Jorge le molaba el rollo y aunque no sabía tocar, cogió el bajo hasta que aprendió. Yo le enseñé a tocar y le dije que se encargara de las letras, porque me molaba cómo escribía. Estuvimos casi un año encerrados en una habitación, y con el tiempo salieron «Váteres», etc…”.

En esta etapa primigenia de la banda hay, sobre todo, mucho trabajo rupestre de los dos con bajo y guitarra prestados: “En los inicios, en nuestras habitaciones, todo era muy precario y elemental. Quedábamos para sacar proto canciones en acústico, mientras nos íbamos familiarizando con unos instrumentos que no habíamos tocado nunca”, nos cuentan.

En lo que se puede interpretar como un guiño a su lugar de procedencia deciden bautizar al nuevo proyecto con el nombre que allí se da al ramillete de jazmines sujetos a un pequeño armazón: biznaga. “Realmente no llegó a decidirse nunca”, precisa con cierto aire de desilusión Jorge. “Como el proyecto surgió de manera totalmente casual y sin ningún tipo de pretensión, el nombre también”. Por ello, “provisionalmente y ante la falta de una alternativa mejor decidimos levantárselo a Pablo”, recuerda el bajista, que concluye contando cómo al final ya no hubo vuelta atrás: “Luego fueron pasando los meses, la broma seguía y empezaba a tomar forma, había ya un mínimo repertorio, nos llamaban para tocar etc. Cuando pensamos seriamente en nombres ‘mejores’ o que nos molaran más, ya era demasiado tarde y estábamos funcionando como Biznaga”.

Para grabar su primera maqueta piden ayuda a Pali (Wild Animals, Secret Society) para la batería: “Pali es amiga y se ofreció a grabar las canciones de la demo, por lo que estuvo ensayando con nosotros un tiempo, pero nunca fue una opción que pasara a formar parte del grupo, más por ella que por nosotros”.  Con su apoyo, “Demo” (2012) se graba y mezcla en el sótano de Perico Font en Málaga a principios de 2012. Contenía cuatro temas, el primero de los cuales era el ya mencionado «Váteres» que utilizaba una cuña extraída de Pink Flamingos (1972) de John Waters, con una altisonante declaración de Divine bajo el seudónimo de Babs Johson en la que se mostraba decididamente partidaria de comer mierda, matar a todo el mundo y abogar por el canibalismo entre otras lindezas. Probablemente la mejor intro posible para un tema suficientemente escatológico: “Váteres en vez de iconos / como el oso y el madroño / váteres para lo que como / váteres es lo que somos”.

Es precisamente el lanzamiento de la demo, en el mes de mayo de 2012, y el consiguiente paso “de las catacumbas a internet” el que coinciden en señalar como fecha oficial de aparición pública del grupo.

El primer concierto que dan en directo es en octubre de 2012 en los Pika Studios de Leganés junto a Sección Femenina. Para ello cuentan con el apoyo de Alex a la batería al que han contactado a través de un anuncio en el que se pedía a alguien al que le gustara el grupo musical Television Personalities, el libro La Conjura de los Necios (1982) y la serie de televisión The Office. “Aún seguimos preguntándonos porqué respondió y continuó después del primer encuentro. No teníamos nada que ver” sostiene Jorge.

Es, sin embargo, con la incorporación de Hernán para encargarse de las baquetas, que el proyecto empieza a cobrar cuerpo: “La llegada de Hernán supuso un revulsivo a muchos niveles, un batería cojonudo con el que además nos entendíamos musical y personalmente”. Con ellos dos en la banda graban otros cinco temas a finales de 2012 asistidos por Jorge Arias (Sección Femenina) en Taller 57, el que era por entonces su local de ensayo. Las canciones se mezclaron y masterizaron posteriormente por Víctor Saldaña (que había sido compañero de Álvaro en el grupo en el que tocó durante su estancia en Barcelona) en Janowski Studios que dan cuerpo al denominado “EP” (2012). El EP, que en un principio sólo presentan en formato digital subiéndolo a su bandcamp, se abría con el que también lograría con el paso del tiempo convertirse en un pequeño clásico en el repertorio de la banda, «Adalides de la nada», resultado igualmente de los primeros escarceos compositivos de Jorge y Álvaro.

El 16 de febrero de 2013 salen por vez primera de Madrid, yendo a Málaga a tocar en la sala Velvet con Patada Voladora. Ya en marzo, se añade Pablo Garnelo (Why Go, Hernando) a la guitarra, apuntalando el formato de cuarteto del grupo. Su debut en directo con Biznaga se produce el 19 de abril cuando tocan en la sala Nasti de Madrid junto a Juventud Juché y Morenas en una fiesta que organiza el sello Musagre.

Precisamente es Musagre quien les propone editar tanto el EP como la demo anterior en formato de cinta de cassette. “EP & Demo” (Musagre, 2013) pasaría a ser la referencia número 12 del catálogo del sello alicantino. “Musagre fueron los primeros que se fijaron en nosotros y creyeron que merecía la pena sacar aquello en formato físico. Era la época de la Demo. Nos propusieron juntarla con los futuros temas que compondrían el EP y, con todo eso, hacer una cinta. A nosotros desde un primer momento nos gustó muchísimo su estilo y la idea de editar con ellos nos pareció estupenda”, contaban Álvaro y Jorge en entrevista para Shookdown.

También en 2013 vería la luz una nueva entrega de la colección de Club del Single que edita Discos Walden emparejando en cada caso a bandas nacionales de la escena independiente. En concreto, en el de septiembre de ese año, en el número 7 de la saga, Biznaga comparte vinilo con los gallegos Fantasmage. Los madrileños participarían en “Fantasmage / Biznaga” (Walden, 2013) con «Por tu cara bonita» y «Hipster a tiempo parcial», dos temas que se grabaron en junio de 2013 en El Submarino de Madrid, corriendo la mezcla y masterización a cargo de nuevo de Víctor Saldaña en sus Janowski Studios.

Biznaga fue también una de las bandas invitadas por LaFonoteca a la hora de confeccionar el recopilatorio “Nuevos Bríos” (LaFonoteca, 2013), en el que también se podía encontrar propuestas tan interesantes como las de Juventud Juché, Terrier, Mihassan, Los Nastys, Pan y Toros, Celica XX, Somos La Herencia, Despotismo Ilustrado, El Pardo… Eran precisamente Biznaga los que abrían el disco, que vio la luz en julio de 2013, con el tema «Ocio», que se había grabado en la misma sesión en la que preparon “Demo”, pero que masterizó Raúl Querido (El Pardo), junto con los otros temas que aparecían en el recopilatorio. El disco se presentaría con una fiesta celebrada en la sala Siroco de dos días, siendo el turno de actuación para Biznaga el día 6 de septiembre junto a Pan y Toros, Terrier, Los Wallas y Los Nastys.

La inclusión en este tipo de trabajos y sencillos compartidos parecen ir perfilando la posición de Biznaga en el contexto de la escena nacional, permitiendo equiparar a la banda, por ejemplo, tanto con la escena gallega que quizás describan los “Galizian Bizarre”, como el ramillete de grupos que activan y dinamizan una cada vez más interesante escena en Madrid. Desde el seno de la banda, sin embargo, se apresuran desde el principio en mantener cierta independencia estilística, o cuando menos, de mantener sus dudas acerca de la existencia de una escena en un estilo concreto: “Hay bastantes grupos de estilo muy diverso coincidiendo en saraos. Con algunos de esos grupos conectamos más y, con otros, menos”, le respondían a Nacho Serrano en He Reunido a la Banda.

Corroborando quizás precisamente lo erróneo de un encasillamiento apresurado a la hora de definir su sonido, hay quien cree apreciar en la propuesta de Biznaga modos más propios del punk. Así por ejemplo les llega ese mismo año 2013 la invitación de Dani Mortaja (Nueva Autoridad Democrática) a participar en la segunda entrega de la serie “Matado por la Muerte Vol. 2” (Beat Generation / Blondes Must Die / Grabaciones González y Fernández / Materia Oscura / Rizillos Superproducciones / Rock Palace Records, 2014) junto a grupos como Sudor, La Moto de Fernan, Peluquería Canina, Leonor SS, Las Venas, Rey Muerto, Maldito País, R.O.B.O., TropicaliaNegra o Nueva Autoridad Democrática. Aunque inicialmente a Biznaga les piden dos temas, al final, y por problemas de espacio, cuando el recopilatorio salga al mercado en febrero de 2014, sólo incluye «Van a reconocerte por los dientes»

El tema que descartaron los responsables del recopilatorio, «Depredador», quedaría finalmente inédito, pero la banda decide, quizás a modo de compensación encargar a un equipo dirigido por David Iñurrieta (Terrier) la elaboración de un videoclip. El resultado levantó cierto revuelo por lo impactante y sangriento de su contenido. La música de Biznaga servía como complemento a una presentación de cuchillos en un set de televisión que terminaba en una auténtica carnicería.

A mediados de 2013, Hernán se marcha a vivir a Londres. Durante ese verano, quien le está sustituyendo en la mayoría de los conciertos (salvo por ejemplo del arriba mencionado para la presentación del disco de LaFonoteca en el que vuelve Hernán) es Jorge –Milky- Ballarín (Piña en Rodajas, Primer Premio, Teenage Mutant Trash) al que ya conocían de mucho antes cuando Biznaga coincide con Teenage Mutant Trash y King Shit en una sala de la calle Goya, o durante el Apocalipsis Punk celebrado en la sala Rock Palace junto con otras muchas bandas como Morroplastia, Grupo Sub1, X Prays, Biznaga, Accidente, Rey Muerto.... El batería de entonces de Biznaga, Alex, llegó tarde a la actuación y fue entonces que el propio Milky se ofreció a subir con ellos al escenario. Sin embargo, el debut como miembro en firme de Biznaga no se produciría hasta muchos años después, sustituyendo a Hernán en un concierto el 12 de julio de 2013 en Rock Palace en el Madrizian Bizarre junto a Terrier y los gallegos Lobishome. Lo que en principio iba a ser una interinidad hasta que la banda encontrara a otro batería de reemplazo terminó convirtiéndose en plaza en propiedad, estabilizando de una vez por todas la formación de Biznaga. “La conexión con Milky fue inmediata” recuerdan.

Empieza a percibirse entonces que algo grande se está gestando alrededor del grupo. En el número de noviembre de 2013 de la revista Ruta 66, donde llegarían a ocupar la portada años después, aparecen en la sección de Escena Local contando tanto de la demo y EP editados como de futuras participaciones en más recopilatorios. Asimismo, comentaban igualmente algo crucial en la propuesta de Biznaga: la dicotomía entre el cuidado de las melodías y la crudeza. “En Biznaga hay un trasfondo muy pop, nos flipan las buenas melodías” indicaba Álvaro quien, a su vez, aclaraba cómo acababa todo: “Intento cuidar la melodía, pero al final siempre me sale algo más cabreado”.

El grupo había contactado ya desde la época de la demo con Holy Cuervo. Recién editada la demo, recibieron del sello la invitación para acompañar a Dead Ghosts en la actuación que estos iban a dar en Madrid. Posteriores colaboraciones como los conciertos de Warm Soda, el Record Store Day o el Villamanuela terminan en desembocar en una oferta para encargarse del management y de editarles un LP.

Y es precisamente con la edición del mismo con la que Biznaga recibe el espaldarazo definitivo que les coloca en el foco de interés de la escena independiente. “Centro Dramático Nacional” (Holy Cuervo, 2014), hacía referencia en su título, tanto al teatro que había en el barrio de Lavapiés en el que vivían, como a algunos de los aspectos de sus canciones: “Primero nos pareció acertado porque suena descaradamente pomposo y serio, y eso nos resultó gracioso y, segundo, porque funcionaba a varios niveles. Por un lado, como metáfora de una actualidad de pantomima nacional absoluta, en la que el malestar económico y moral parece casi institucionalizado. Y, por otro lado, se ajustaba bastante bien al tono turbio y cañí que tenían las canciones” comentaban en entrevista para Shookdown en agosto de 2014.

Grabado en los Estudios Tigruss de Gandía y masterizado por Víctor Saldaña en los Janowski Studios, el disco traía portada elaborada con el diseño de Néstor Sevillano (Futuro Terror, Morenas), quien también confecciona un libreto con las letras de las canciones y un collage de imágenes.

En un disco plagado de momentos, guitarras con cierto aire cañí o aflamencado destaca «Los duelistas», que surge de la colaboración de Joana Burgos (Juana Chicharro, X-Prays, Obediencia) y las castañuelas de Mar Rojo. En la ya mencionada entrevista a Shookdown especificaban sobre la génesis de la canción: “Cuando le dábamos forma en el local, y veíamos que se iba por peteneras, decidimos potenciar precisamente los elementos que la distinguían para, al final, acabar comprobando que se integraba extrañamente bien en el conjunto”.

Atmósferas oscuras, mucho más elaboradas que en las grabaciones anteriores, y con un tono que no descartan sea resultado del “invierno de mierda” en el que compusieron las canciones; ritmos trepidantes y la urgencia en la voz de Álvaro definen un buen primer LP de debut con el que marcar mucho del sello personal que empiezan a forjarse. Por momentos, recuerdan  también a los malagueños La Urss, que también tienen en la voz de Áfrico, su cantante, y en la combinación de su punk oscuro con pinceladas de flamenco, algunos de sus argumentos más sobresalientes.

El disco se presentó el día 12 de junio de 2014 en la sala El sol de Madrid junto con Sra Sr Sra. Biznaga resultaron asimismo vencedores ese mismo año en el apartado Comunidad de Madrid del Madtaste del Festimad y finalistas del Concurso Villa de Madrid en mayo, recibiendo el premio Capitán Demo – Radio 3. La actividad frenética del grupo continúa tras el verano con los conciertos en Madrid, los días 6 de septiembre en la sala El Sol en el festival organizado por He Reunido a la Banda junto a Los Wallas y The Dark Colours Since 1685, y el día 27 de septiembre en la sala Rock Palace junto a Juventud Juché y Futuro Terror (evento que aprovechó Voragine TV para hacer una entrevista a Jorge acerca de la trayectoria de la banda hasta entonces intercalada con momentos de la actuación); una gira gallega con actuaciones los días 16 de octubre en Santiago de Compostela en el Cachán Club, el viernes 17 en El Liceo Mutante de Pontevedra y el 18 de octubre en La Casa Tomada de A Coruña en un cartel que también incluía a Perpetuo Socorro y Lobishome; el 24 de octubre vuelven a Madrid para tocar en la sala BUT con Ty Segall y JC Satan, terminando el año con actuaciones durante el mes de noviembre, el día 8 en el Winter Indie City Festival de Segovia, una mini gira por el Este peninsular (13 en Alicante en la sala Stereo, 14 en Almansa en Código de Barras y 15 en Valencia en el aniversario de La Residencia donde tocaron con Siesta y Thee Vertigos provocando una auténtica reacción el público: “Liada máxima encima y debajo del escenario”) y finalmente el día 21 en Madrid.

Milky, que cursa los estudios de Historia y Ciencias de La Música en la Universidad Autónoma de Madrid se va cinco meses a Roma en 2015. En su sustitución hasta su regreso en julio, Biznaga funcionaría con Marcos Paredes a la batería. Es con esa nueva formación de circunstancias como se les podrá ver actuando en la Fiesta de Radio 3 Extra celebrada en febrero de 2015 en la sala Barceló de Madrid.

La primera participación en un festival grande se remonta al día 24 de julio de 2015 cuando aparecen en el cartel del Low Festival. Algo más de un mes después se estrenaron por vez primera en el Fuzzville de Benidorm donde tuvieron ocasión de codearse con un montón de bandas amigas como Juventud Juché, Futuro Terror, Chiquita y Chatarra, La Moto de Fernán, Terrier, His Majesty the King etc…

El debut en el extranjero tiene lugar en septiembre de 2016, en concreto el día 26, cuando marchan a Alemania para participar en el Get Lost Fest de Hamburgo. Ese mismo año participan igualmente en el Barreiro Rock celebrada en la localidad portuguesa del mismo nombre.

Su nueva entrega en vinilo, “Sentido del Espectáculo” (Slovenly Recordings / Altafonte, 2017) se graba en los estudios Gárate de Andoain de Kaki Arkarazo (Kortatu, Negu Gorriak). La aportación del técnico vasco resultó de gran ayuda tal y como le contaban a Ruta 66 en su número de febrero de 2017: “Su opinión externa, su cabeza fría y su experiencia nos vinieron muy bien en momentos muy puntuales”. Para Jenesaispop comentaban al respecto: “Kaki hizo varios aportes que mejoraban la idea inicial, pero en líneas generales, su papel fue más técnico que creativo”. Indicaban igualmente la importancia del grado de concentración que lograron durante la grabación del disco al aislarse en el caserío en mitad del monte en el que está el estudio a la hora de elaborar el que sería su primer gran trabajo: “La madera, la piedra, el equipazo que hay y la convivencia han marcado la grabación de este disco”.

El trabajo en estudio se realizó con el total de la banda tocando en directo todos juntos. Luego se añadirían detalles como la voz, los coros, algún arreglo de guitarra, palmas y castañuelas. La sensación global de la propia banda es la mejora en lo musical, en el encaje de las letras en la música, en la manera de escribirlas … El disco contenía pruebas evidentes de una querencia, quizás heredada de su Málaga de procedencia, hacia los aires de flamenco, algo que probablemente ya insinuaban en trabajos anteriores. Como explicación de la inclusión de estos elementos folclóricos, a veces “velados dentro de la velocidad y el ruido” y otras potenciados “si hay partes donde encajen”, indicaban: “Algunas canciones tienen ese aire porque buena parte de los palos del flamenco tienen una componente de emoción muy oscura que nos gusta, así que sucede de manera natural”.

Se trata, sin duda, del álbum que les dispara hacia adelante. Contaba con un trío de canciones de inicio («Mediocridad y confort», «Una ciudad cualquiera» y «Nigredo») que hablaban muy bien de la capacidad de la banda a la hora de componer. Para la revista Mondo Sonoro comentaban sentirse efectivamente con este nuevo trabajo “más músicos. Ensayamos más y nos lo tomamos más en serio”. Además, el mismo contenido de las canciones ha experimentado una evolución notable: “Las canciones son menos frívolas temáticamente, las historias menos fantasiosas”. En definitiva, tal y como concluía el bajista, “Biznaga se ha ido perfeccionando un poco más”.

Con la vista puesta en lograr “algo melódico, rápido”, resulta un disco en el que Pablo, el guitarrista ha terminado utilizando muchos menos pedales de lo habitual. Al respecto de su trabajo en el estudio, Milky, el batería decía: “Ahí me di cuenta de que habíamos superado Centro Dramático Nacional”. Por su parte, Jorge también lo comparaba con su anterior álbum (“Recoge mucho mejor la esencia de Biznaga”) e incluso con grabaciones previas (“Hay temas que son herederos del EP, del aliento de «Adalides de la nada»”)

La portada del disco se compuso a partir de una especie de collage en el que utilizando como molde el cuadro El museo Spitzner de Paul Devaux fueron insertando distintos elementos de Madrid como el Edificio Metrópolis, El Puente de los Suicidas y El Ángel Caído del Parque del Retiro y a ellos mismos. Igualmente, en sus surcos se podía comprobar un cuidado ejercicio conceptual. “Exponer tu vida como un escaparate es la tendencia contemporánea, especialmente entre los jóvenes, que han sido educados en este marco. La gente intenta plasmar su vida en las redes como si fueran los protagonistas de la serie de moda, con recursos narrativos muy parecidos, y curiosamente sólo contando lo bueno, nunca lo malo que ocurre en sus vidas, todo es maravilloso. De esa realidad idealizada es de lo que habla el disco”, explicaban en las páginas del Ruta66 tras la edición del disco.

Cuando le preguntaban a Jorge, como autor de las letras, sobre el nivel de crítica que llegaban a contener las mismas, el bajista de la formación no tenía reparo en incluirse a sí mismo: “Yo estoy en la misma vorágine y el mismo círculo vicioso. Pero de alguna manera, me regocijo dando salida a esa frustración escribiendo. Será un proceso un poco narcisista, pero me sirve”. También hablaba en otra ocasión (en la ya mencionada entrevista con jenesaispop) del miedo, el aburrimiento o la incomunicación como fuentes de inspiración. “Nuestra intención es hacer foco en determinados comportamientos y actitudes del tiempo y espacio que nos ha tocado vivir. Supongo que eso puede tener una dimensión política, pero no es premeditada”, apuntalaba acerca del posible contenido contestatario de las canciones.

“Sentido del Espectáculo” tuvo como adelantos a «Mediocridad y confort» y «Una ciudad cualquiera». De la primera, algo más larga y compleja, con una letra complicada, elaboraron un videoclip de acompañamiento para el que utilizaron como personaje principal a “alguien mayor, destrozado, que transmitiera desencanto”. También había intención de hacer lo propio con el otro tema, “pero las ideas que teníamos se iban de madre” contaba Jorge a Mondo Sonoro.

El disco supone además el comienzo de la relación de Biznaga con Slovenly Records, un sello del que aprecian mucho del material que edita. “Les mandamos una copia de nuestro primer material y les gustó, así que nos pidieron algunas demos de los temas en los que estábamos trabajando y cuando los escucharon nos dieron el sí y nos dijeron que estaban interesados en editar nuestro segundo álbum”, contaban para la revista Vice en marzo de 2017. El fichaje con el sello internacional les permite, de entrada, viajar a México y Puerto Rico donde pasan unos 18 días. La gira incluyó la participación, primero en el festival We’re Loud Fest en ambos países, y luego, en el festival South By Southwest de Austin (Texas) el día 15 de marzo, que, sin embargo, no dejó una sensación muy grata en la banda. “El SXSW estuvo bien, pero nada más. Es un evento con una fama y prestigio desproporcionado. No es más que una feria de muestras” contaba Jorge a Jenesaispop. Por el contrario, de la parte latinoamericana de la gira se trajeron muy buenos recuerdos, como el concierto que dieron en la playa en San Juan (Puerto Rico), “la bronca que se armó mientras tocábamos en un garaje de Puebla (México)” y la actitud con la que se vive en aquel país la música “(…) más pasional, por decirlo de alguna forma, con menos remilgos. Cuando algo les gusta, van a muerte y no tienen reparos en decírtelo”.

Ya en noviembre, vuelven a salir al extranjero, en este caso a Londres, para participar en la fiesta que organiza el fanzine Heatwave Magazine el día 18 en el Finsbury Pub, en un cartel en el que también aparecían los irlandeses Protex y los londinenses The Randy Savages.

Procedentes del entorno del indie al que muchos creen adivinar maneras y guiños punk, Biznaga podría quedar emparentado igualmente con bandas con proyectos como Juventud Juché, Futuro Terror o el Pardo. Sinceramente despreocupados por las cuestiones referentes a las etiquetas, manifestaban: “Antes de montar la banda nosotros no éramos nada de ir a okupas, así que sería un poco hipócrita ir sólo de ese palo ahora. Tampoco abogamos por el mainstream descarado, simplemente hacemos las cosas con las que estamos cómodos”. Banda todoterreno en lo que se refiere al escenario sobre el que tocar, a Biznaga se le ha podido ver disfrutando en lugares como La Residencia, el Centro Social Okupado situado en Valencia. Aunque confiesan encontrar en las salas pequeñas el hábitat más adecuado para su música, tampoco desdeñan su participación en grandes festivales.

El 14 de abril de 2017 participaron en una nueva edición, la 3ª, del festival Fuzzville celebrado en Benidorm, un poco antes de que presentaran el nuevo disco en la sala El Sol de Madrid el 12 de mayo. La gira de “Sentido del Espectáculo” se daría por finalizada meses después, con el concierto que dan junto a Violeta Vil y Enamorados en la madrileña sala Caracol. Colgaron el cartel de No Hay Más Entradas como colofón perfecto a un año realmente bueno para la banda.

El 17 de agosto de 2018 participan en el Caos A Gracia de Barcelona tocando en plena calle con Enamorados, Subterranean Rats, Pvñal y Nueva Fuerza. En el mes de noviembre volvían a México donde tocan, entre otros sitios, en la plaza de Santo Domingo de la capital el día 10 durante la Semana de las Juventudes. También actuaron en el Pata Negra y el Multiforo Alicia. La gira trasatlántica incluiría la visita a Los Ángeles. Las salidas al extranjero se completan ese año con la participación en una nueva edición del festival itinerante We’re Loud celebrado el 20 de noviembre en Estambul.

Biznaga sorprenderían a su público con la entrega de un nuevo LP sobresaliente. “Gran Pantalla” (Slovenly Recordings / Altafonte , 2020) se grabó en el estudio La Mina situado en Espartinas (Sevilla), trabajando con Raúl Pérez. Mezclas de Tim Warren de Crypt Records (Berlín). Como en el caso del disco anterior, vuelven a decantarse por trabajar recluidos en el espacio del estudio, haciendo vida allí sin distracciones que les apartaran de lo que era la estricta elaboración del álbum.

Diseñado de manera casi conceptual, con un trasfondo de distopía en la era de las telecomunicaciones y dispositivos electrónicos, para el arranque de “Gran Pantalla” también prepararon una suerte de introducción en la que preparan al oyente, con la planeadora «Ventanas emergentes» como preludio de «2k20», verdadero resumen en el que se plantean los temas que aparecerán en el disco. El videoclip correspondiente a ese último tema se presentó el día 2 de enero de 2020 como adelanto.

La pantalla (término que de una manera u otra aparece en la práctica totalidad de los temas del disco) como centro fundamental alrededor del que gira todo: “(…) Ése es el gran tema actual, el canal a través del cual se articulan el resto de temas; el amor, la muerte, las experiencias vitales positivas y negativas, la percepción que tenemos del mundo, de nosotros mismos y de la gente que nos rodea: todo está mediado por la pantalla”, explicaba Jorge en la entrevista que le hicieron en la revista Ruta 66 en su número de febrero de 2020. Disco sesudo, que invita a cuestionarse y plantearse sobre lo real y lo virtual, sobre la existencia misma de la verdad, los no-lugares como espacios de tránsito en los que en realidad pasamos la mayor parte de nuestra existencia, e incluso de aspectos más mundanos y tangibles como el de la justicia y las fuerzas de seguridad.… Todo ello resultado incluso de un estudio concienzudo previo que requirió de la lectura de todo lo relacionado con internet, las nuevas tecnologías (Jean Baudrillard, Byung-Chul Han… )

También en este caso, prepararon con detenimiento el tema principal que les sirvió de portada. Tuvieron para ello que recuperar de una cuenta de Instagram que había dejado de utilizar Álvaro tiempo atrás, la fotografía de una mosca estampada en el cristal de una ventana, tomada con un teléfono móvil en la casa de una amiga situada en el madrileño Barrio de las Letras. Con la ayuda de una diseñadora gráfica que conocían, trataron la imagen para sacarle la mayor calidad posible: “Le hicimos un pequeño retoque añadiéndole un poco de grano para hacerla parecer más analógica, más película, con ese halo brumoso”.

El primer concierto que dan tras el parón que impone el confinamiento fue el domingo 9 de agosto en Gijón. Una experiencia difícil de describir teniendo en cuenta que llevaban parados desde noviembre del año anterior, cuando tocaron en Almería. “Dentro de lo que cabe y a pesar de las extrañas y anormales circunstancias creo que todos lo disfrutamos”, responde Milky.

Compartir

Grupos relacionados

Discografía del grupo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies