Valentina la de Sabinosa

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email
La voz de Canarias

En 1960, Manuel García Matos, musicólogo y folclorista, editó en cuatro LP y bajo el auspicio de la UNESCO, una de las grandes obras discográficas españolas, «Antología del Folklore Musical de España» (Hispavox, 1960). Cual Harry E. Smith, García Matos compiló durante años las diversas muestras de música popular de las diversas regiones españolas. Y con más mérito, porque él se tuvo que patear el país grabando al no haber suficientes registros discográficos previos. El caso es que ahí se incluyó el «Arrorró» herreño, interpretado por Valentina Hernández, siendo, que este que les escriba sepa, la primera grabación discográfica de la artista.

Artista ahora -dejando a un lado la apreciación popular-, porque Valentina era entonces muy popular, e incluso hoy se le recuerda por ello, como comadrona. Nacida en 1889 en dicha población, perteneciente al término municipal de La Frontera, en la Isla del Hierro, sus grabaciones presentan hoy uno de los más sobresalientes exponentes de la tradición musical herreña. No deja de ser cierto, como señala Manuel J. Lorenzo en las notas interiores de «Valentina la de Sabinosa» (CCPC, 1996), que ya en 1936 interpretaba junto a su rondalla piezas que, con el tiempo y el cambio de hábitos en la vida diaria, se fueron perdiendo.

Dejando a un lado su participación en otras compilaciones del mismo corte, el grueso de su legado se recoge en «Cantes y Bailes Herreños» (Aries, 1974), diez piezas grabadas en 1972 bajo la tutela de Elfidio Alonso -entre otras cosas, folclorista y miembro de Los Sabandeños-. Hoy día es una proeza épica conseguir ese disco tal cual fue editado, pero el Centro de la Cultura Popular Canaria lo reeditó en CD, dentro de su colección Clásicos Canarios -primera referencia de la serie; por algo será- gracias al cual dicho legado perdura.

Lamentablemente, Valentina murió no mucho después de aquella grabación, en 1976. Algunas de sus interpretaciones han sido  objeto de versión y todas ellas de veneración. Porque ya no solo supo y pudo recuperar aquellas tradiciones, sino que las dotó de su propio carácter. Eso es lo que define a un artista.

Álbumes:

Valentina la de Sabinosa

1996

Reedición remasterizada y con nueva secuenciación de a cargo del Centro de la Cultura Popular Canaria, dentro de su colección...

Cantos y Bailes Herreños

1974

Elfidio Alonso, gran conocedor del folclore de su tierra, hecho refrendado tanto en su labor con como en sus escritos...

Grupos:

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad