Undershakers

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Escapando de etiquetas

Hace ya un tiempo que no se emplea aquello del Xixon Sound, una especie de cajón de-sastre en el que, por mero parentesco espacio-temporal, se englobaba a una serie de grupos (todos en la órbita indie, eso sí) cuyo sonido o estilo no tenía ninguna conexión particular. Había pop, post-rock, noise, garage, etc. La etiqueta cuando menos sirvió para dar a conocer un hecho que se estaba produciendo a principios de los 90: la puesta al día del indie patrio. La fenomenología de aquello es digna de estudio; por qué se produjo en un lugar como Gijón y con tanta fuerza, pero eso no interesa aquí. Si se menciona es porque dentro de tan dichosa etiqueta entraba uno de los grupos definitivos y definitorios de la escena noventera: Undershakers.

Undershakers surgieron en los locales de ensayo de su ciudad natal allá por septiembre del 94 y estaba compuesto por Mar Álvarez (guitarra), Alicia Álvarez (bajo), Sandra Tocino (voz), Lara González (teclados) y Cristina G. Orellana (batería). El común denominador de sus integrantes era el amor por el sonido sixties y las bandas como The Kinks o Shangri-Las, entre otras. Con tan poco tiempo de vida se presentan al II Concurso de Rock Universitario Ciudad de Oviedo (1995) y salen vencedoras. Es por ello que ese mismo año lanzan un EP con el sello Subterfuge, “Undershakers” (Subterfuge, 1996), al cual estarían ligadas durante toda su trayectoria. Todas las canciones de aquella grabación aparecen en su primer largo, “Night Show” (Subterfuge, 1996), de marcado sonido retro y que les introduce en el panorama nacional.

Volviendo a las etiquetas, la primera que se le endosó a la banda fue la muy detestable de “grupo de chicas”; sin embargo, como ellas mismas han asegurado, les ha molestado y beneficiado por igual. Más difícil de lidiar para ellas fue la de banda sesentera, pues hasta el momento era lo que habían ofrecido: “Al principio a la hora de componer estábamos bastante limitadas porque como nos etiquetaban tanto, estábamos todo el día ‘pues esta canción la hago y esta otra no porque no pega con el sonido de los 60’ pero luego despiertas y te dices ‘pero bueno, haré lo que me dé la gana'», asegura Alicia en una entrevista en la época en que editaron “Vudú” (Subterfuge, 1997), segundo LP de la banda -ese mismo año ya habían editado el mini-LP “Sola” (Subterfuge, 1997), en el cantaban por primera vez en castellano-. Este álbum supuso la consagración de la banda, que desemboca en un sonido más personal, claramente orientado al pop, y un referente más cercano, la escena española de los 80.

En aquellos tiempos, vaya a saber por qué, la radiofórmula patria (¿hace falta nombrar emisoras?) orientó parte de sus intereses hacia aquellos grupos. Un precioso videoclip para una de sus más exitosas canciones, “Vudú”, cantada en castellano, les dio una imagen de cara al público, y como remate del asunto, una de sus canciones, “Stupid girl”, fue la escogida por una compañía de refrescos para promocionar su bebida de frutas radicales. Cuando menos, Undershakers ya eran más conocidas que el grupito indie medio y no fue porque sí: ellas, sin forzar la máquina, supieron ver su sitio, sus canciones eran cercanas y transmitían la alegría que a ellas se les suponía tocándolas, y cuando se ponían emotivas, lo hacían con sencillez, eran nítidas, claras, diáfanas.

El tercer largo, “Perfidia” (Subterfuge, 1999), se adentra aún más en el sonido pop y el español cada vez va ocupando mayor espacio en su repertorio. Ese mismo año participan en la banda sonora de la película  «Shacky Carmine» (1999) de Chema de la Peña -nada menos que con una versión de “La chica de ayer” de Nacha Pop-. Pero para ellas el cambio desde el inicio de su andadura hasta entonces había sido tal que Undershakers ya no tenía razón de ser. Lo que fuese que estuvieran haciendo en ese momento ya se movía en unos parámetros distintos a los fundacionales, por lo que deciden poner punto y final a la banda.

Las hermanas Álvarez  no abandonaron sus nuevos temas y continúan como Pauline en la Playa, proyecto que sigue hasta nuestros días. Como despedida, Undershakers lanzan un recopilatorio, “Grandes Aventuras” (Subterfuge, 2003), que recorre notablemente la trayectoria de la banda e incluye algunos videos, entre ellos el mencionado “Vudú” .

Álbumes:

Grandes Aventuras (1994-2000)

2003

Concienzuda recopilación en doble CD que repasa toda la discografía de la banda e incluye los clips de "Big dog",...

Perfidia

1999

“Perfidia” (Subterfuge, 1999), el último disco de , es una continuación madurada de lo producido en , todo un poco...

Sola

1997

El EP “Sola” (Subterfuge, 1997) puede entenderse en sus formas como transición entre el primer disco de Undershakers y el...

Vudú

1997

La consagración de . Uno de los mejores discos de pop de la década. Los primeros pasos que habían dado...

Night Show

1996

En el primer álbum de , editado en 1996 por Subterfuge, se recogen los cuatro temas que habían aparecido en...

Undershakers

1996

El primer trabajo de es este EP producido por Paco Loco y grabado en los estudios ODDS de Gijón, y...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad