Silvania

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Al corazón por la electrónica

Silvania, o lo que es lo mismo Mario y Cocó, son dos peruanos afincados en Madrid que pusieron en marcha un proyecto elegante y sincero con la clara intención de fusionar el pop con la electrónica, de utilizar melodías pop con desarrollos poco convencionales.

En sus inicios tiraron de influencias -Cocteau Twins, Brian Eno, This Mortal Coil, 4AD, The Byrds- para generar composiciones pop con un claro espíritu ambient y evocador. Esto queda patente en sus dos primeros trabajos: “Miel Nube Hiel” (Experience, 1992) maxi editado por Experience, sello que también publica “A Veces el Dolor” (Experience, 1993) de 713avo Amor y “Qué Buen Día” (Experience, 1993) de Kindergarten– y “En Cielo de Océano” (Elefant, 1993) -su primer largo-. En su LP debut muestran una faceta más íntima y pop en conjunción con ambientaciones que van desde el ambient y la electrónica al noise.

Sus canciones comienzan a aparecer en recopilatorios internacionales: “El día del cielo” en “Cerulean Sky” (Bliss, 1993) -Inglaterra-, “Un bosque en la memoria” en “The Charming Trip” (Shiny Sunset, 1993) -Italia- y “El alba es un ala” en “Breeze 4A” (1993) -Alemania-.

Con el paso del tiempo, el dúo iría poco a poco decantándose por la electrónica. Algo que ya percibimos en su segundo LP: “Paisaje III” (Elefant, 1994). Un trabajo dotado de mucha sensibilidad y un claro espíritu experimental y vanguardista. Conservan su interés por las atmósferas evocadoras con tintes melancólicos y preciosistas. Su capacidad para adelantarse a su tiempo queda clara en cortes como “Niño unicornio”.

Un año después entregan el single 7” “Avalovara” (Elefant, 1995) con los cortes “En líneas sin fin” y la homónima “Avalovara”. Teniendo en cuenta que Silvania fue siempre una banda cambiante y camaleónica, este single resulta importante porque supone el tránsito del pop a la electrónica. Los nuevos parámetros quedan definidos en su tercer LP: “Delay Tambor” (Stereophonic Elefant Dance Recordings, 1996). Un disco en el que son remezclados temas de sus dos primeros trabajos por figuras de la talla de Locust, Scanner, Seefeel, Autechre o Scorn. Además incluyen tres temas inéditos.

Participan en el FIB con un set basado en el ruido y los secuenciadores, y posteriormente participan en el BAM (Barcelona), en las noches techno del festival con una única composición de cuarenta minutos. Son teloneros de Stereolab y Moonshake en Madrid.

Ya encaminados hacía la electrónica lanzan el single “Aero” (Stereophonic Elefant Dance Recordings, 1996)como parte del Club del Single de Elefant-, dos cortes en los que se mueven entre la experimentación y la melodía. Su acercamiento a la pista de baile llega con el maxi “Supermatiz” (Stereophonic Elefant Dance Recordings, 1997), lanzamiento previo a su cuarto LP: “Juniperfin” (Stereophonic Elefant Dance Recordings, 1997). Una regeneración atmosférica y paisajista en la que conjugan ambient y texturas industriales.

Continúan apareciendo en recopilatorios internacionales, colando ”MiniMago” en el CD del fanzine “Losing Today” (Italia, 1998), “Eva sobre Eva” en “Vermilion” (Bliss, 1995) -Inglaterra- y “Trilce” en el fanzine alemán “Planet Weetabix” (Baby Talk, 1995). También en recopilatorios nacionales, colando “Niño unicornio” en “Benicàssim 95” (RCA, 1995) y “Bengala” en “Benicàssim 96” (RCA, 1996).

Participan en el Festival de Cine de Gijón, junto a artistas electrónicos nacionales como Madelman o Vanguard, poniendo fondo sonoro a cortometrajes vanguardistas de directores como Polanski o Eisenstein. También aparecen en los CD editados con motivo de la inauguración de El Museo de los Ángeles, una iniciativa coordinada por Lucía Bosé.

En el 98 entregan nuevo disco, “Naves sin Puertos” (Stereophonic Elefant Dance Recordings, 1998). Un álbum que tiene una gran acogida de prensa y público.

Un año después se asocian con Carlos Ordóñez (Prozack, Gauss, Grado 33), para poner en marcha un nuevo proyecto bautizado como Radio. Ese mismo año toman parte en uno de los proyectos del centro de operaciones Land Art (Arte En La Naturaleza) / El Apeadero, con motivo del Año Xacobeo. En este marco, varios artistas realizan obras escultóricas en diversos puntos del Camino de Santiago y Silvana crean un CD inspirado en las esculturas de Virginia Calvo. El artefacto sonoro sería editado en 2007 en México: “Campo De Espirales, Árboles y Secuencias Posibles” (AT-AT, 2007).

Su música siempre ha formado parte de las vanguardias, vinculada siempre a todo tipo de manifestaciones artísticas. Así, en el 2000 colaboran con la artista multimedia Ana Laura Aláez. Silvania participan en su instalación “Dance and Disco”, dentro del Museo Reina Sofía de Madrid. Vuelven a colaborar juntos en la Bienal de Corea, Silvania ponen música a la instalación “Brothel”, y en Buenos Aires, en el Museo de Bellas Artes, en la instalación “Liquid Sky”. En el 2001 participan en la 49º edición de la Bienal de Venecia, edición en la que Ana LauraAláez y Javier Pérez representan a España. Con el paso del tiempo Silvania se centran en la composición de bandas sonoras y música para instalaciones artísticas.

Al mismo tiempo, ponen en marcha el proyecto Ciëlo y Cocó se presenta como DJ con el seudónimo de DJ Galax. Participan en el tributo a Galaxy 500 con “King of Spain part two” -“Snowstorm: A Tribute to Galaxie 500” (Elefant, 2001)-.

Se editan dos recopilatorios internacionales recordando su magia, uno en Argentina –“Aquí Viene el Océano” (Indice Virgen, 2003)– y otro en Alemania –“Solineide Says” (Alison, 2003)-. En septiembre del 2008, Cocó -Jorge Luis Revilla- es asesinado de madrugada en su domicilio en la madrileña calle Isabel La Católica.

Silvania son una parada obligada en la escena nacional de los 90, un grupo exquisito que ha conseguido llegar a nuestros corazones a través de la electrónica.

Álbumes:

Solineide Says

2003

Recopilatorio editado por el sello alemán Alison, se pudo adquirir en su momento a través de la web de Elefant,...

Naves sin Puertos

1998

En su última entrega, se muestran como una banda que ha recorrido un largo camino, que ha ido deconstruyendo el...

Suprematiz

1997

Este maxi 12” supone una ruptura importante con todo lo anterior. Aquí se dejan llevar por el techno enfocado a...

Juniperfin

1997

“El dúo peruano regresa a la construcción de atmósferas y a la creación de imágenes a partir de texturas sonoras:...

Delay Tambor

1996

fue siempre una banda cambiante y camaleónica, y en 1996 inician un nuevo camino decantándose claramente por la electrónica.  Los...

Galax Trax

1996

Maxi 12” que sirve como adelanto, y al mismo tiempo como complemento, del LP de remezclas . Aquí nos encontramos...

Aero

1996

Ya encaminados hacía la electrónica lanzan este single 7” como parte del Club del Single de Elefant. Dos cortes en...

Avalovara

1995

Single 7” que contiene los cortes “En líneas sin fin” y “Avalovara”. Podemos considerarlo el tránsito de del pop a...

Paisaje III

1994

Con el paso del tiempo, el dúo iría poco a poco decantándose por la electrónica. Algo que ya percibimos en...

En Cielo de Océano

1993

Tras la agradable sorpresa que supuso su primer trabajo, , muestran en su LP debut una faceta más íntima y...

Grupos:

LOE LOF LON es el proyecto personal...
Pantis es el proyecto en solitario del...
Detrás de Grado 33 está Carlos Ordóñez,...
Finales de los años 80. Las calles...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad