Prou Matic

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Un Reconocimiento Tardío, Pero Merecido

Prou Matic era una banda reusense integrada por Manolo Gabán (cantante), Francesc Torres (guitarra), José María Mejuto (guitara), Alberto Jiménez (bajo) y Fernando Carmona (batería). Sus inicios, a finales de los 60, son como los de otras bandas de la época, con sus mismas aspiraciones, ilusiones y entusiasmo. La escena musical de la ciudad era un hervidero de sonidos, cada barriada tenía sus propios grupos. «La música era nuestra vida. Ensayábamos muchas horas en el garaje de mis padres en la Colonia Cros. Lo hacíamos por la noche, después de trabajar. Hacíamos mucho ruido y, afortunadamente, los vecinos eran comprensivos» cuenta José María. En ese mismo lugar solían reunirse con los amigos a escuchar los discos que compraban, de grupos como The Moody Blues, Simon & Garfunkel, Bee Gees o la Creedence Clearwater Revival. Precisamente, como homenaje al tema «Proud Mary» de estos últimos, deciden bautizar su propia banda como Prou Matic.

Participan y ganan el concurso de bandas celebrado en las parcelas Pelayo, que les proporciona un contrato para tocar en el hotel Gaudí el día de Nochevieja. «Nos dieron trece mil pesetas. Éramos tan elegantes que con parte de ese dinero contratamos a otra banda para que nos hiciera de telonero y así nosotros podíamos bailar con nuestras novias» comenta el grupo de la experiencia.

Su ámbito de actuaciones eran los hoteles de la costa Dorada como los Europa, San Diego o Las Vegas en Salou, o el Tres Quarts o el Univers de Reus. El público eran mayoritariamente turistas alemanes, franceses o ingleses que demandaban versiones de los grandes éxitos internacionales de la época. El dinero que sacaban, lo reinviertían en la compra de sus instrumentos que pagaban a plazos.

Editan el flexi autoeditado «It Is my World / Para Pa Pa» (DAF, 1972). Grabado en un solo día en el casino L’Aliança del Poble Nou, la cara B estaba prevista que fuera para el tema «Olvídame«, pero como no había manera que saliera improvisaron otra canción. Se editan mil copias que venden en conciertos y dan como promoción a las radios. Su presentación fue en el hotel Imperial Tarraco en Tarragona, pero la tirada no tuvo una buena acogida. «Recorrimos infinidad de tiendas para que lo vendieran y nos decían: ‘Esto no interesa, no funcionará’. Era desesperante» cuenta Alberto.

Si empezaron con la misma ilusión y esperanzas que muchos de los conjuntos de la época, su disolución se debió a lo mismo que les pasó a infinidad de grupos en este país, el cumplimiento del servicio militar obligatorio. En esos años duraba catorce meses y cuando uno regresaba, marchaba otro. Con la imposibilidad de mantener una línea, y el hecho de tener que elegir entre el salto a la profesionalización o el mundo laboral, deciden su disolución en 1975.

Seguirían siendo una banda olvidada si no fuera porque muchos años después son incluidos en los recopilatorios «Andergraun Vibrations 3» (Hundergrum, 2008) y «Algo Salvaje» (Munster, 2014). Gracias a este hallazgo, el sello Madmua se encarga de reeditar su único trabajo.

Álbumes:

It Is my World / Para Pa Pa

2016

Madmua Records es un sello surgido en 2016 con la intención de rescatar canciones que, a su juicio, merecieron mejor...

It Is my World / Para Pa Pa

1971

El único artefacto sonoro que registran los reusenses fue este flexi autoeditado –un 7″ cuyo uso normalmente era promocional, y...

Grupos:

Todos los musicólogos que nos hemos acercado...
Los conjuntos de rock instrumental anidaron más...
En los 60 tuvo lugar el desarrollo...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad