Mierda

Compartir:

Para ti, para mi... Mierda para todos

Las intenciones de Nano Vegano, que se encarga de la guitarra y la voz y Mario, que es el que toca el bajo, son claras: “pasarlo bien y montar un grupo de música punk hardcore para aprender a cantar tocando y coger experiencia”. Lo que tienen en mente es. Ambos se conocen por ser Nano el que se encarga de la edición con su sello Lengua Armada de los discos que prepara el primero con el grupo en el que toca, Inordem.

Comienzan la andadura del nuevo proyecto en 2014, llamando a Kevin Kajetzke, el que fuera batería del grupo norteamericano Iconoclast, para que se hiciera cargo de las baquetas. A mitad de los 90, la banda pasó por nuestro país y, posteriormente, años más tarde, el batería se llegó a instalar incluso aquí, momento en el que empezó la amistad con Nano.

Las referencias para el sonido que buscan las tienen en las bandas clásicas, tanto del panorama internacional (Sex Pistols, The Clash, The Damned, Circle Jerks) como en nuestras latitudes (Cicatriz, Eskorbuto, R.I.P., La Polla Records, Vómito). El guitarrista y cantante de la banda recuerda el motor que les mueve: “Nos encantaba decir las cosas claras, tener mala baba, ser ácidos, irónicos”, añadiendo cuál sería el procedimiento a seguir: “La idea era sacar mierda del interior y volcarla y aprender a cantar tocando la guitarra”. Y bueno, a cuenta de querer extraer, lo que surge es el nombre del nuevo proyecto: “Salió lo de Mierda y luego le añadimos para ti y para mí, luego se quedó en sólo Mierda”.

El debut en directo lo realizan en la sala Wurlitzer teloneando a Porco BravoAñade este contenido. Pasaron nervios, sobre todo porque era la primera vez que Nano cantaba y tocaba la guitarra a la vez todo un concierto: “salió adelante con sus fallos”. De cualquier forma, las sensaciones fueron definitivamente buenas: “Esa media hora fue excitante”.

Las primeras grabaciones las realizan en julio de 2014 en un local de la sala Gruta 77 asistidos por Pablo Díaz (Las MadresAñade este contenido) que además se encargaría de la mezcla y masterización de los temas que quedaron listos en aquella sesión: “Mierda” y “No creo en nada”. Unos meses más tarde, en diciembre de ese mismo año repiten el procedimiento, dejando registrados unos cuantos temas más: “Dios ha muerto”, “Cabrón”, “Sectas” y “Soy yo mismo”.

Tienen claro que no quieren meterse en demasiadas complicaciones a la hora de enfrentarse al estudio: “Todo muy sencillo, sin más, con pocos recursos pero con las cosas claras, sonido punk hardcore de vieja escuela”.

Cuando vuelven a meterse al estudio, ya en mayo de 2015, lo hacen sólo Nano y Mario, por lo que las baterías serán cosa del propio Pablo, que las graba en los estudios Montenegro. Así preparan los temas: «MCETPM», «Manos atadas», «Esclavos» y «El ogro» .

Con todo este primer material editan el que sería el disco de debut: «Para Ti, Para Mi» (Lengua Armada, 2015). Portada compuesta a partir de la cara de Mariano Rajoy, del que incluyen a modo de cuñas varias de sus célebres sinsentidos verbales, y numerosos extractos gráficos (en ocasiones debidamente adaptados al universo de Mierda) que se toman prestados del tebeo de Sean Murphy, Punk Rock Jesus (2012).

En su interior el disco traía una colección de pelotazos de mensaje sin demasiadas complicaciones. Letras directas y en muchas ocasiones repetitivas en los que se remarcaba el cabreo por casi todo. Precisamente en algunos de los temas en los que más se reincide, cuentan con la ayuda de M.A.R.S. y Mr. Chifly, componentes de Habeas Corpus, banda a la que había pertenecido el propio Nano desde el 1985 hasta el 2006.

Vuelven a meterse al estudio Montenegro en mayo de 2016 para dejar listo, de igual forma «Para Ti, Para Mi» (Lengua Armada, 2016) una nueva entrega, más breve, con media docena de canciones.

Mantienen la idea del diseño del anterior trabajo, cambiando, eso sí, a Esperanza Aguirre, a la que un pie parece estar pegando en pleno rostro. Musicalmente la oferta es similar: punk hardcore clásico y la misma filosofía de letras que mezcla repeticiones simplonas con escenas de apocalipsis políticas y ganas de destrozar todo por haberse levantado atravesado.

Preguntados por las actuaciones que dieron a lo largo de la trayectoria, reconocen haber mantenido un término medio, alternando conciertos “reguleros” con algunos “bastantes buenos”. Además de las salas habituales de la capital madrileña (junto al Wurlitzer Ballroom mencionado antes, mencionan el mismo Gruta 77, Jimmy Jazz, La Mala o Calvario), han salido a Bilbao, Navarra, Arrasate, Tolosa y Puertollano. Echando la vista atrás para confeccionar una lista de los grupos con los que han compartido escenario, se percatan de lo variado que fue: Los ya mencionados Porco Bravo, Habeas Corus, Escombro, Boludos Death, Mala Vita, Penadas por la Ley, Non Gratos, Screamers & Sinners … “No hemos tocado con muchos punks”, advierte Nano.

El grupo sufriría posteriormente un cambio en la formación. Las baquetas pasan a manos de Kurrito, amigo de Nano desde hacía tiempo y que tocaba la batería en Likidillo Antifascista entre otras bandas. “Le llamé porque le molaba la historia”, cuenta el cantante y guitarrista. El reemplazo al bajo para Mario llega con Miguel Green, un técnico de sonido al que conoció Nano tiempo después de empezar y que le manifestó sus deseos de encargarse de las cuatro cuerdas.

En este formato el gupo graba «Castratis (de vocación)» los días 25 y 26 de febrero de 2017. Nano decía haberse inspirado en una conversación que escuchó en una barra de un bar a dos trabajadores en lo que veían en televisión noticias sobre la corrupción política.

La siguiente entrega llega de la mano del CD «No Creo en Nada» (Lengua Armada, 2017), con la que reeditan los dos trabajos previos además del mencionado tema grabado un poco antes.  Diseño de nuevo sobresaliente que, sin duda, hacía la oferta mucho más atractiva.

Dejan al oyente la tarea de identificar algo que distinguiera a Mierda. Lo que sí tienen claro es lo siguiente: “Nosotros nos divertíamos y tratábamos de que el público lo hiciera también”.

Por otro lado, la falta de noticias desde la edición de su último trabajo no significa que la banda haya desaparecido. Nano se ríe y enigmático, entre carcajadas concluye: «El grupo no ha acabado de hecho lo he reciclado y anda por ahí suelto pero no voy a decir más«.

Álbumes:

No Creo en Nada

2017

Recopilación con las dos entregas previas del grupo: y . Presentación atractiva, con un diseño marcando cierta distancia con la...

Para Ti, para Mi

2016

Disco de debut de . Grabado en sesiones diferentes a lo largo del 2014 y 2015. La primera, con Kevin...

Para Ti, para Mi

2016

Primera entrega de los madrileños en formato casi corto (son seis cortes y un par de ellos no llegan al...

Grupos:

Las primeras señales de actividad de Suzio...
Fue en el Destroy, un bar heavy...
Al calor de la oleada musical desatada...
La historia de Cicatriz está marcada, desde...
Insistían siempre que había ocasión Yul y...
Preguntado por los comienzos del grupo, allá...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.