Los Sprinters

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Conjunto ferrolano típicamente sesentero

Si Andrés do Barro fue el referente musical de Ferrol de los primeros 70, Los Sprinters lo fueron de los 60. Estamos ante una banda pionera a la hora de facturar un pop preciosista con una profunda cadencia anglosajona. Su antecedente inmediato fueron Los Player’s, banda ferrolana con aires de orquesta pop nacida en 1960 -debido a sus tintes orquesteros, la formación suele compararse a Los Tamara en sus orígenes, de hecho como los de Pucho Boedo, llegaron a girar por toda Europa-.

La banda se forma en el 65 con la asociación de Miguel Varela Suárez –O Tranquilo– (guitarra y voz) y Alfredo Mella (bajo) con Ramón Miranda,José Vázquez y Ángel Freire (batería). Miguel tenía ya una dilatada experiencia pese a su juventud, con tan sólo dieciséis años se enrola en The Silver Dragons y posteriormente con The Wryders, así pues Los Sprinters serían su tercera formación y la de mayor éxito.

Con los Beatles como principal influencia -como para la mayor parte de formaciones pop de la época- la banda comienza a dar sus primeros conciertos por la comarca de Ferrolterra. Pronto firman con Fontana, filial de Philips, y comienzan a grabar en el principal formato de mediados de los 60 en el país: el EP. Entregan un total de cinco EP y dos singles entre el 66 y el 68. El primero es “El Tablao” (Fontana, 1966), con una composición homónima propia y tres versiones, entre ellas dos de los de Liverpool -“We can work it out” y “And I love her”-. Lo de realizar versiones de hits internacionales del momento es una costumbre muy arraigada de los años en los que nos movemos, es suficiente repasar el cancionero de formaciones como Los Tamara o Lone Star para darse cuenta.

Ese mismo año entregan su segundo corta duración “La Muñeca que Hace No” (Fontana, 1966), en el que incluyen una versión del “Paint it black” de los Roling Stones y una brillante adaptación del “The sounds of silence” de Simon & Garfunkel. En el 67 entregan tres nuevos EP: “Explicación” (Fontana, 1967), “Señor Profesor” (Fontana, 1967) y “¡Espera, que Quiero Hablarte!” (Fontana, 1967). Participan en el II Certamen Internacional de Conjuntos Músico-Vocales celebrado en León junto a otras veintyocho formaciones entre las que destacan Los Continentales y Los Rocking Boys, llegando a la final que retransmite TVE.  También incluyen los cortes “La muñeca que hace no” y “Begin the beguine” en el recopilatorio “Europa de Cara al Siglo XXI” (Philips, 1967).

En el 68 entra Pepe Sueiras (cantante solista) en la formación y llegan las últimas grabaciones para Fontana, los singles “¡Qué tiempo tan Feliz! / La Habitación Blanca” (Fontana, 1968) y “Rain And Tears / Yummy, Yummy, Yummy” (Fontana, 1968). Un año después Los Sprinters finiquitan en cierto modo su andadura como proyecto autónomo e independiente, ya que se asocian a Andrés de Barro y pasan a ser su banda de acompañamiento, participando tanto en la grabación de sus discos como en la película «En la Red de mi Canción» (Mariano Ozores, 1971), en la que Andrés comparte papel protagonista con Concha Velasco.

Se producen nuevos cambios en la formación, Ángel deja el grupo y le sustituye en la batería José Luis de Fuente Nogueira «Chupi» y entra Pepe Vázquez de organista, con el primer órgano Hammond que había en Galicia.

Entre el 69 y el 72 Los Sprinters conocen de cerca el éxito al lado de Andrés, trasladándose a Madrid y compartiendo números uno con el genial cantante ferrolano. El éxito masivo de este les garantiza actuaciones en la capital madrileña noche tras noche, compartiendo escenario con formaciones como Fórmula V o Micky. En el 69 incluyen tres cortes -”Yummy, yummy, yummy”, “¡Qué tiempo tan feliz!” y “Rain and tears”- en el recopilatorio “Éxitos del Año” (Pérgola, 1969).

Con el paso de Andrés do Barro de RCA a Belter se producen cambios en la formación que lo acompaña, Los Sprinters desaparecen de su lado, y ya no lo acompañarán en su último largo, “Andrés do Barro” (Belter, 1974). Tan sólo continuaría Chupi a la batería.

M. Varela abandona la formación y entra Fernando Marta a la guitarra. Los Sprinters siguen adelante convertidos en orquesta y no volverían a entregarnos ninguna grabación más.

Miguel, casado con la cantante María Manuela, forma pareja artística con esta bajo el nombre de Manuela e Miguel. El 19 de septiembre de 1998 fallecería tras una larga enfermedad.

Álbumes:

Rain And Tears / Yummy, Yummy, Yummy

1968

El último single de nos depara dos nuevas versiones. El medio tiempo profundamente melódico armado con interesantes vientos “Rain and...

¡Qué tiempo tan Feliz! / La Habitación Blanca

1968

Terminada la etapa de los EP comienza la de los singles con este “¡Qué tiempo tan Feliz! / La Habitación...

Explicación

1967

En su tercer EP nos entregan de nuevo una composición propia, “Explicación”, y tres nuevas versiones. “Explicación” es un medio...

Señor Profesor

1967

Cuarto EP de en el que la banda ferrolana nos entrega su tercer tema propio, “Aquella balada”, ritmos beat efectivos...

¡Espera, que Quiero Hablarte!

1967

El último EP de la banda comienza con fuerza, con los ritmos garage y rhythm & blues de “¡Espera, que...

El Tablao

1966

El primer EP de contiene una composición propia -“El tablao”- y tres versiones: dos de los Beatles -“We can work...

La Muñeca que Hace No

1966

En su segundo EP, grabado en las mismas sesiones de grabación que el primero,  nos encontramos con cuatro nuevas versiones....

Grupos:

Formados en Ferrol en 1960, fueron uno...
Hablar de Los Tamara es hablar de...
Uno de los primeros conjuntos madrileños fue...
Los Flaps nacieron en la Escuela de...
En un presente en el que parece...
La brincosis reinaba con todo su poder...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad