Los Jois

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Porque el rock no entiende de lugares ni edades

En los años, largos y miserables, de la posguerra, algunas instituciones religiosas recogieron a huérfanos de guerra, niños abandonados y otros provenientes de familias con graves problemas económicos o sociales. Estos orfanatos, dependientes más de la buena voluntad que de las ayudas oficiales, fueron la casa y escuela de numerosos muchachos. Hasta ese ambito llegó también el rock y nacieron conjuntos como Los Ben Posta en la orensana Ciudad de los Muchachos, que grabaron un buen EP de rock instrumental. Otro de esos grupos juveniles fueron Los Jois, formado por cinco muchachos que vivían y estudiaban en el Hogar San José de Gijón, dirigido por los jesuitas.

La economía del Hogar se nutría casi exclusivamente de donaciones; a pesar de ello convencen a sus mentores para que les compren algunos instrumentos y amplificadores. Cuando hacen sus primeros ensayos tienen trece o catorce años. Ellos son Isidro Palanca (cantante), José Ramón Fernández (guitarra de punteo), José Antonio Pérez Cosme (guitarra rítmica), Juan Manuel Calahorra (batería) y Eleuterio García Cuervo (guitarra baja). Con un estilo esquemático, pocos rudimentos musicales, un equipo instrumental lamentable y unas ganas a prueba de bombas tocan en fiestas escolares y municipales.

Y se empeñan en grabar un disco, que es editado por el propio Hogar San José y vendido por ellos y sus compañeros de puerta en puerta por todo Gijón y otras localidades cercanas, “La Yenka / Madre / Sapore di Sale / En un Mar Azul” (HSJ, 1965). El rodaje, nunca mejor empleada la expresión, fue duro. Hicieron una gira por muchos pueblos asturianos en autobús. Llegaban a la plaza del pueblo, aparcaban, se subían a la baca y daban un pequeño concierto, tras el cual vendían su disco a los lugareños.

Con ese aval y las exiguas ganancias viajan a Madrid para participar en el concurso televisivo Salto a la Fama. Ya os podéis imaginar con qué interés sigue la chavalería del Hogar su actuación en el programa. A los telespectadores les hace gracia ver a aquellos chavales haciendo versiones de los temas de moda. En ese mismo programa actuó el luego ganador, Bruno Lomas. Al verlos entrar en el plató, el maestro Ibarbia -famoso por dirigir orquestas eurovisivas para Raphael, Massiel y otros- exclamó: «Si estos críos saben tocar, me como el micrófono«. Después se desdijo afirmando que lo que se tenía que comer eran sus propias palabras.

Los Jois no vencen, pero Philips les ofrece grabar un disco. Con toda probabilidad se convierten en el conjunto más joven en tener un contrato discográfico, pues el mayor de ellos tiene entonces quince años. “La Bamba / Alegre Mambo / Me lo Dijo Pérez / Flamenco” (Philips, 1965) es su propuesta. Su sonido resulta un tanto pobre, pero siempre lleno de un ímpetu, a veces excesivo. Ya con el segundo EP actúan en otros programas televisivos: Club del Mediodía y Fiesta con Nosotros.

Philips se desentiende pronto del asunto y entran en Vergara que los desvía a un sello subsidiario. Ahí van a hacer sus discos más interesantes. El primero de ellos tendrá como número principal una versión de “Asturias, Patria Querida” (Berta, 1966). En el cuarto y último de sus EP demuestran haber madurado y dejan de hacer versiones que triunfaban en las voces de otros para interpretar temas propios arreglados por su director artístico Enrique Montes. Desde luego, “El Camello / Sigo Enamorado de Ti / Aquellos Días / Hasta Cuando” (Berta, 1967) es su disco mejor interpretado. Sin embargo, ya no habrá continuidad. Ninguno de sus discos había vendido cantidades apreciables y alguno de los muchachos se preparaban ya para dejar la que había sido su casa muchos años.

Actúan en festivales en el Palacio de Deportes de Gijón y en diversos colegios, especialmente femeninos. En uno de sus viajes a Madrid actúan junto a Los Brincos. También actúan en provincias limítrofes: Lugo y Santander, siempre llamando la atención por su juventud y desparpajo.

Hacia 1969, Los Jois desaparecen, dejando una imagen alegre y demostrando que la música puede desarrollarse en cualquier lugar y circunstancia. En 1981 el viejo caserón que albergaba el Hogar San José fue demolido.

Álbumes:

El Camello / Sigo Enamorado de Ti / Aquellos Días / Hasta Cuando

1967

Este es el disco más maduro del grupo y suena bastante mejor y más elaborado que los tres anteriores. “Aquellos...

Asturias, Patria Querida

1966

El sello Berta era subsidiario de Vergara y allí recalaron tras su fugaz paso por Philips. Pero casi nada va...

Los Jois del Hogar de San José

1965

La historia de este disco es bien curiosa. Unos chavales de catorce años convencen a los frailes de la institución...

La Bamba / Alegre Mambo / Me lo Dijo Pérez / Flamenco

1965

Las actuaciones de en televisión dieron pie al fichaje del jovencísimo conjunto por parte de la discográfica Philips, donde registrarían...

Grupos:

En Ourense en los años 60 nos...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad