Los Amantes de María

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Power Pop en el sonido, Mod en la estética

Los siempre inquietos hermanos Gil emprenden a finales de 1984 un proyecto paralelo al ya casi cuajado Brighton 64. Dicho proyecto se llama Los Novios y lo suyo es el power pop en el sonido y el mod en la estética. En esa banda destaca  la presencia de María Rodríguez- Rey. Este grupo no llega a editar disco alguno y va languideciendo a la sombra de los exitosos Brighton 64. En 1987, María y otro de sus componentes. Jordi Vila, se alían con el curtido bajista Duddy Martínez, que ya había militado en Los Rápidos y en Los Burros. Este es el embrión de Los Amantes de María, que va a completarse con dos nuevos músicos. Así, en el otoño de aquel año puede darse ya la formación por cerrada con María Rodríguez-Rey (voz y guitarra acústica), Duddy Martínez (bajo y voz), Jordi Vila (batería), Miguel Montfort –Mix- (guitarra) y Javier Martín (teclados). Estos dos últimos procedentes del efímero grupo Pop por la Cara.

Esta nueva banda triunfa de forma inmediata en el circuito de salas barcelonesas de la época: Bikini, Transformadors y especialmente en Sidecar. Hacen un pop directo y acelerado, heredero de la movida madrileña y de la new wave británica, cantando siempre en castellano.

El sello madrileño Lollipop, entonces en expansión se interesa por ellos y en abril de 1988 viajan a la capital de España para grabar su primer y único LP en los estudios Musitron. Unos meses después aparece en un subsello de esta marca “Los Amantes de María” (La Fábrica Magnética, 1988) con producción de Robin Willis, ex componente de Barracudas.

Estas grabaciones destacan por su empuje, su música sin complicaciones, pero a la vez con matices. Un sonido en el que la producción tiene mucho que ver. El LP tiene buena aceptación inicial, pero es sobre todo el sencillo: “Tren en Vía Muerta” (La Fábrica Magnética, 1988) el que va a sonar y se va a vender de manera apreciable. Coincidiendo prácticamente con el final del año va a publicarse un segundo single procedente de este mismo LP: “El Rastro de la Luna / La Carnada” (La Fábrica Magnética, 1988) que, de hecho, va a cerrar su breve carrera discográfica.

Durante 1989 actúan en programas televisivos como Plastic, interpretando temas de su único long play.

Pero su carrera musical aún va a tener mucha cuerda y Los Amantes de María van a seguir actuando más o menos regularmente por Barcelona hasta 1993, año en el que echaran el cierre. Siempre  “Tren en vía muerta”  y “El rastro de la Luna” serán sus temas de referencia y aparecerán bastantes años después en algunas antologías de la época.

María Rodríguez-Rey vivirá en México por algún tiempo y ya en este siglo intentará algún que otro regreso. El más serio y reciente en 2013 con la grabación y promoción de un nuevo disco. Del resto de los componentes poco sabemos, excepto del fallecimiento de uno de los fundadores, Duddy, en 2002.

 

Álbumes:

Los Amantes de María

1988

El LP se abre con un contundente “Tren en vía muerta”, con ritmo en primer plano y voz sensual. Un...

Tren en Vía Muerta

1988

y/o su discográfica confiaban ciegamente en esta canción para lanzar su carrera. Los videos televisivos de época que han subsistido...

El Rastro de la Luna / La Carnada

1988

Un sencillo con mucha carne rítmica en el asador y dos canciones parecidas entre sí ocupando cada una de sus...

Grupos:

Una vez finiquitados los conciertos de ,...
A principios de 1980 , argentino afincado...
21 Japonesas («veintiuna japonesas») fue un trío...
Cuando a finales de los 70 apareció...
Convulso. Probablemente es el adjetivo que mejor...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad