Internet 2

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Toy-folk, opereta electrónica, música popular moderna... pasen y vean

Internet 2 dice la Wikipedia que es «un consorcio sin fines de lucro que desarrolla aplicaciones y tecnologías de redes avanzadas, la mayoría para transferir información a alta velocidad. Es una red telemática desarrollada principalmente por las universidades estadounidenses, construida en fibra óptica y permite altas velocidades con una gran fiabilidad. Es llevado por 212 universidades de Estados Unidos y otras 60 compañías tecnológicas como Comcast, Microsoft, Intel, AMD, Sun Microsystems y Cisco Systems». Bien, antes teníamos a los masones (o bueno, estos siguen por ahí), y ahora tenemos a estos con el mismo denominador común: a nadie le queda claro lo que hacen. Como tampoco les quedará claro a muchos a qué diantres se dedica Carlos Carbonell.

Internet2 surge en 2006 como grupo de acompañamiento a las exposiciones del colectivo cultural Comte d’Urgell, el nombre bajo el que trabajaban Carlos Carbonell y Jordi Ferreiro y que se ha encargado, entre otras cosas y enlazando con su vertiente artística más musical, del artwork de discos como «Alegranza» (Producciones Doradas, 2007) de El Guincho o «Desayuno Continental» (Mushroom Pillow, 2009) de Extraperlo, asi como desarrollar las proyecciones visuales para el primero. Al poco tiempo se les une Elisa Riera, graban una maqueta de cinco canciones y comienzan a sonar, tocando en muchos sitios, sobre todo galerías.  Incluso son elegidos entre los diez mejores grupos de Barcelona según la MondoSonoro y llegan a tocar en Berlín.

Elisa y Jordi dejan el grupo, y Carlos sigue con él como un proyecto en solitario, siempre con carácter vanguardista y con un aspecto visual muy importante, desarrollando una performance impactante en la que tapado con un mantón con figuras coloridas y poliédricas va dando saltitos sobre una alfombra midi de cuatro metros, al mismo tiempo que toca el clarinete. Una especie de Twister tecnológico que no deja indiferente y que ha pasado por escenarios tan variopintos como el Sónar, el Pompidou de Paris, las fiestas de New Musical Expres en Irlanda o el festival Musiques Volantes de Metz.

Pero el proyecto de Carlos salta del circuito más arty por su eminente carácter pop. Y es que aparte de haber producido música para otros grupos como Método, Garbanzo o Feria, en sus canciones no es raro distinguir retazos ochenteros a lo Roxy Music o Depeche Mode, así como influencias más cercanas como Mogwai o Arquitecture in Helsinki, eso sí, echándole mucha imaginación.

Así, en 2009 y de la mano de Producciones Doradas sale «Viva la Música» (Producciones Doradas, 2009), un disco que no es más que una celebración en forma de homenaje a la música popular, cargado de guiños a la infancia y provisto de su inocencia y espectro cromático. Una obra que en cierto modo se podría equiparar a las marcianadas a las que los hippies setenteros nos tenían acostumbrados por estos mismos lares (Pau Riba o Pep Laguarda, por citar dos) y que continúa de algún modo esta amplia tradición vanguardista de la ciudad. La propuesta tiene gran aceptación, y el disco sale editado en Francia -en split con Norman Bambi- en formato vinilo con precioso artwork a cargo de Markus Oakley por el sello Cartilage Records.

Álbumes:

Viva la Música

2009

He de reconocer que cuando Joël me habló de me esperaba cualquier otra cosa. Tampoco sé muy bien el qué,...

Grupos:

Desde la activa escena asturiana, a la...
«Amb la teva pell de seda i...
Telefilme es uno de esos ejemplos perfectos...
Con el indie como concepto ya asimilado...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad