Grande-Marlaska

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email
La resistencia pop

Lo importante para un grupo, más que la pericia musical, es tener las ideas claras. Saber lo que uno quiere hacer y dedicarse a muerte a ello. El ejemplo perfecto es Garzón o Grande-Marlaska (como se llaman tras la denuncia con la que el superjuez amenazó al grupo si éstos no cambiaban el nombre de su página web y omitían toda referencia al magistrado en la misma). Un trío en el que se comparten tanto objetivos musicales como ideología. O más que ideología, deberíamos hablar de cierta ética social. Pero el caso es que esos objetivos los tienen claros.

La clave ya está en el nombre. Garzón funcionó, no sólo para denunciar la actuación a la torera de los jueces-estrella en asuntos controvertidos de la política española. También era un homenaje a McCarthy, grupo inglés que adoptó su nombre precisamente por el senador estadounidense, principal instigador de La Caza de Brujas en los años 50. Al igual que los ingleses, la posición política del grupo está claramente definida hacia a la izquierda del espectro. Aunque, realmente, no piden más que cada uno “ocupe su posición”. Pero es, ante todo, un grupo de pop, de melodías, con una gran querencia por el punk, el folk y por el sonido más crudo y directo. Una espontaneidad inusitada en el indie español, en el que se combinan las canciones de amor con la dialéctica marxista.

El caso es que Roberto Herreros (guitarra y voz), Malela Durán (bajo y voz) y Pepo Márquez (batería) forman Garzón con intención de dar rienda suelta a sus inquietudes, ya se llamen pop, ya se llamen acción política. Acercan posiciones, cada uno viniendo de donde viene: mientras que Roberto es miembro fundador de Ladinamo, asociación cultural cercana a los movimientos sociales de izquierda, Malela había formado parte de Nosoträsh (ahora es Le Mot) y Pepo conduce The Secret Society. Roberto y Malela, que ya llevaban trabajando un tiempo en las melodías de las canciones, deciden incluir a Pepo como batería tras haberlo visto tocar en un concierto (quien vea a Márquez  tocar la batería coincidirá con un servidor en que el hardcore lo lleva dentro). A partir de aquí, y con la colaboración de algunos amigos, graban a finales de 2004 en casa de Mar Álvarez, de Pauline en la Playa, su primera maqueta. Esa primera demo la forman la grandísima “Frontón”, “Rompeolas” y “Juegos Olímpicos”.

Gracias a esta carta de presentación, se encuentran casi sin querer con el entusiasmo de algunas discográficas ante sus canciones. De hecho, la demo gana el concurso Grupo Revelación del Festival ContemPOPranea, donde actuarán en 2005. Grabaciones en el Mar y Yoyó Industrias se interesan por la maqueta y la editan como EP. El grupo decide llamarla “Demo” (Grabaciones en el Mar / Yoyó Ind, 2005) para que no se olvide que se grabó como maqueta. También se presentan el mismo año en el Proyecto Demo que organiza el Festival Internacional de Benicàssim, donde se harán con el segundo premio, y tocan por primera vez en el festival Primavera Sound.

Un año después ofrecen un concierto en el FIB, en el cual anuncian su cambio de nombre a Grande-Marlaska, ya que Baltasar Garzón les amenaza con una querella por intromisión a la imagen del juez. El grupo se toma con buen humor y sarcasmo la amenaza, y mata dos pájaros de un tiro rebautizándose en su concierto de Benicàssim como Grande-Marlaska, juez que por entonces empieza también a acaparar titulares de la prensa diaria.

A finales de 2005 se edita «Otra Fuerza»(Grabaciones en el Mar / Yoyó Ind., 2005), EP de cinco canciones, grabado esta vez por Dani Fletcher y Chema García en un estudio profesional y editado conjuntamente otra vez por Grabaciones en el Mar y Yoyó Industrias. El sonido en esta ocasión está mucho más pulido y destacan dos composiciones sobre las cinco que componen el EP: “Otra fuerza” y “Círculos”.

Para entonces, comienzan a prodigarse en conciertos y festivales por toda la geografía española, ya como Grande-Marlaska. Les acompaña en las giras Marc Oller, bajista cuando Malela toca algún otro instrumento y, casi desde los inicios del grupo, cuarto miembro en la sombra.

No será hasta 2007 cuando publiquen su primer largo, «El Momento de Hacer» (Tres Pies, 2007), un trabajo auspiciado por su propio sello que editan, al igual que hicieron con sus epés, con una licencia copyleft de Creative Commons. Doce canciones que siguen por la senda del pop acelerado y combativo, sin renunciar al romanticismo ya presente en sus trabajos anteriores.

Uno de los momentos más especiales en la trayectoria de Grande-Marlaska, según el propio grupo, es su visita a Guinea Ecuatorial, en cuya capital, Malabo, celebran dos conciertos en 2008. Una acción sin apenas precedentes en nuestro país, que les colocó, según algunos periodistas, cerca de lo que hizo el grupo punk The Ex con sus giras africanas.

Actualmente se encuentran inactivos. Aunque Grande-Marlaska, sus componentes, siempre han estado vinculados al activismo social en Madrid. Las fotos promocionales en el tristemente desalojado primer Patio Maravillas lo delatan, así como el trabajo de Roberto en Ladinamo y la dirección de Malela del coro del citado centro social. Son un grupo que mira a su alrededor y se posiciona dentro de la sociedad, algo a lo que la escena nacional está muy poco acostumbrada (hay casos contados), siempre ensimismada en su propia actividad sentimental. Pero, ante todo, no olvidemos que Grande-Marlaska son pop en el mejor sentido de la palabra.

Álbumes:

El Momento de Hacer

2007

“El Momento de Hacer” (Tres Pies, 2007) es el primer largo de , y el único hasta la fecha. Pero...

Demo

2005

El EP, o más bien, la maqueta que los entonces graban en el estudio casero de Mar Álvarez () es...

Otra Fuerza

2005

Con mejores medios, graban “Otra Fuerza “(Grabaciones en el Mar / Yo Yo Ind., 2005) durante el año 2006 en...

Grupos:

The Secret Society es una cambiante sociedad...
La cosa estaba que ardía a principios...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad