Ethel y los Drakers

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Grupo de músicos liderados por una buena vocalista.

Una pandilla de amigos del barrio valenciano de La Malvarrosa deciden, con más afición que otra cosa, formar un conjunto musical. Eso ocurre allá por 1968. Son los hermanos Ámparo y Vicente Cubells (cantante y guitarra solista respectivamente), Manolo Hermoso (guitarra rítmica), José Ramón Ángel (bajo) y José Montañana (batería). Todos andan por los diecisiete años aproximadamente. Se ponen como nombre Los Huesos y con esa esquelética definición debutan el día de Nochevieja de aquel año en la localidad de Torrente. A principios de 1969 cambian su nombre por el de Los Drakers y son contratados en el club Patriarca San José para tocar a razón de quinientas pesetas por actuación. De allí pasarán a otros clubes de juventud de la capital del Turia y, en marzo de 1969, actuarán en el casal fallero de San Pedro-Virgen de Vallivana. Después de Fallas seguirán tocando, los fines de semana, en otros casales falleros. De ahí saldrán contratados para el club Termas Victoria, un local ya más importante.

En julio de 1969 un representante pide a Ámparo que actúe con otro grupo en Liria. A la hora de presentarla es necesario un nombre rompedor y el buen hombre la presenta como la cantante Ethel. De este modo Amparo Cubells adquirirá el nombre de Ethel que la acompañará toda su vida y, de paso, su conjunto de siempre pasará a denominarse Ethel y Los Drakers.

Con el nombre recién estrenado se lanzan a compaginar sus actuaciones en bailes dominicales con la participación, casi siempre exitosa, en numerosos concursos de segunda o tercera categoría. El Festival de Conjuntos Juveniles de Valencia, el Festival de la Canción del Turia, el Festival de la Canción del Magro de Llombay, el Festival de la Canción Humorística, el Festival de Cabanes y otros eventos celebrados en 1969 y 1970 los ven como ganadores. Estos festivales les proporcionan pequeñas ganancias económicas y a menudo también les facilitan contratos, por parte de los organizadores, para seguir actuando en salas de baile y eventos sociales.

En octubre de 1969, Manolo deja el grupo, que se reorganizará a principios de 1970 con la entrada de Emilio García Moreno como guitarra solista, pasando Vicente a tocar el órgano.

En la feria de julio de 1970, en Valencia, son contratados para actuar durante tres semanas junto a Els 5 Xics en el llamado Pabellón del Twist. Ese año habían enviado cintas con grabaciones caseras a varios sellos y a personas relacionadas con el mundillo de la fonografía nacional. El productor y compositor Mario Sellés se ve interesado y contacta con ellos para proponerles hacer unas grabaciones en los estudios Celada, en Madrid, con versiones de temas conocidos arreglados por Sellés. Graban ocho canciones de las que al año siguiente se extraerá un single.

En 1971 participan con un nombre distinto en el Festival de la Canción de La Pobla de Farnals y por fin aparece en el mercado su único disco: “Siempre Brilla el Sol / Río sin Fin” (Albac, 1971). Es decir, una versión del himno hippy “Let the sunshine in” y otra de la archiconocida “River Deep, mountain high” con la que Phil Spector se coronó como productor con el concurso de Ike & Tina Turner. En el disco destaca la voz aguda, insinuante y bien modulada de Ethel. El disco les permite subir su caché, que por aquellas fechas alcanza las 7.000 pesetas por bolo. En 1972 José Ramón y Emilio dejan el grupo, entrando en su lugar Emilio Ferrer (bajo) y Carlos Ferrer (guitarra), ambos procedentes de Los Esturiones, un grupo muy vinculado a Ethel y Los Drakers. Con esta nueva formación comienzan a actuar fuera de la Comunidad Valenciana, sobre todo en Andalucía.

En 1973 vuelven a la Feria de Julio, actuando en la Plaza del Collado junto a grupos como Los Supersons, la banda de acompañamiento de Nino Bravo. Antes de terminar ese año Toni Martín sustituye a Carlos Ferrer como guitarrista del grupo.

En 1974 la corneta militar produce nuevos cambios en la composición del grupo que aguanta ese año con un buen número de actuaciones contratadas, pero con dificultades internas graves, que precipitarán la disolución de un grupo que pasará sucesivamente a llamarse Ethel y Simpatía (cuando actúan en La Mancha) y Ethel y Malvarrosa (cuando actúan en Valencia).

Ethel y algún otro componente van a continuar muchos años ligada a la música en diferentes agrupaciones. La más conocida será Ethel y la Orquesta Malvarrosa, una de las más prestigiosas orquestas de baile del panorama nacional de los años 80 y 90. Personalmente, vi a esta orquesta e incluso coincidí con ella en actuaciones en alguna feria de verano de localidades manchegas. Ethel siempre brillaba con luz propia y se hacía la dueña de la fiesta.

La mayoría de los datos contenidos en este perfil biográfico se los debo a Vicente Font y su virtual Enciclopedia de Conjuntos de la Comunidad Valenciana, un monumental trabajo que denota su amor por la música y por su tierra.

Álbumes:

Siempre Brilla el Sol / Río sin Fin

1971

El disco fue grabado en 1970, en  Madrid, concretamente en los estudios Celada con producción y arreglos de Mario Sellés,...

Grupos:

En los primeros 60 florecían niñas prodigios...
Eliseo Peris Forcada ha vivido siempre por...
Primero fueron Los Escorpiones, uno de los...
Uno de los más humildes barrios de...
Érase una vez tres amigos: Pepe y dos hermanos llamados...
Barcelona y Madrid eran los dos focos...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad