En Mates

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
El breve paso de Gerard Mates por la canción

La relación entre la cançó y las Islas Baleares fue realmente muy productiva en los años 60, dando como resultado voces tan relevantes como Guillem d’Efak, Tony Obrador, los hermanos Joan Ramon y Maria del Mar Bonet, Queta & Teo o Miquela Lladó, entre otros. Pero como en todos los aspectos de la vida, muchos se quedaron por el camino y esta es una de esas historias. Gerard Mates nace en Palma de Mallorca a mediados de los años 50. Hijo del artista balear Gabriel Mates Valls, sus estudios se decantan por las artes plásticas, cursando sus estudios en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Palma y en la Escuela Superior de Bellas Artes de Barcelona.

A su vuelta de Barcelona, ciudad a la que seguiría viajando asiduamente, monta un estudio en la calle Bosch que durante años fue uno de los puntos de reunión de artistas de la ciudad como los escritores Joan Manresa y Miquel López, el pintor Gabriel Noguera, los directores de grupos teatrales Pere Noguera y Bernat Homar o el fotógrafo Toni Catany. Allí se reunían todos mientras escuchaban las primeras grabaciones de cantantes de la chanson francesa como Georges Brassens, Jacques Brel o Léo Ferré, el folk de Joan Baez u otras voces femeninas francesas como Édith Piaf o Juliette Greco.

Obviamente no era el único foco del activismo cultural de Palma. Había muchos otros como el emblemático bar Modern. Allí podían verse juntos desde Josep Maria Llompart y Francesc de Borja Moll antes de irse a trabajar a la editorial Moll, jóvenes poetas de la ciudad como Lleonard Muntaner, Damià Pons, Joan Perelló o Guillem Soler, cooperativas de arquitectos progresistas, comunistas en la clandestinidad como Francesca Bosch, Pep Vílchez o Catalina Moragues, o el mismo Gerard Mates conversando sobre arte con Miquel Morell, Manuel Picó, Miquel Àngel Femenies o un joven Miquel Barceló.

En uno de sus continuos viajes a Barcelona graba cuatro temas para la editorial Concèntric que formarán parte del único EP de Gerard, “Cançó de Febrer / Cançó de l’Adéu / Balada de Nova Vida / L’Escarada” (Concèntric, 1968). La citada referencia verá la luz bajo el pseudónimo de En Mates. Cuatro cortes deudores de otros cantantes de la nova cançó como Raimon o Francesc Pi de la Serra. La portada, como otras muchas del sello Concéntric, tiene ese aire inconfundible a Pau Riba. Sobre este lanzamiento la revista Destino publicó en su día: “Otro chico jovencísimo que pinta, trabaja, hace canciones y “habla de la vida, del mañana mismo que vive con una fuerte esperanza, como un río”. El acento de En Mates es de una autenticidad impresionante, y el disco es muy sugestivo”.

Actúa bastantes veces en La Cova del Drac pero poco después abandona la canción para convertirse es uno de los valores más sólidos de la pintura mallorquina contemporánea haciendo numerosas exposiciones por toda la península. Participa, además, en diversas muestras colectivas como el Enseña-1 en Palma, en el Pintura Joven de Mallorca o en la edición de 1989 de la feria Arco.

Álbumes:

Cançó de Febrer / Cançó de l'Adéu / Balada de Nova Vida / L'Escarada

El único trabajo del mallorquín Gerard Mates está compuesto por cuatro canciones con textos ajenos pero musicalizados por él mismo....

No existen relacionados.

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.