Elvira Quintillá

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
La maestra de Bienvenido Mister Marshall ganó un festival español de la canción

Uno de los claros ejemplos de actriz que ocasionalmente canta es el de Elvira Quintillá Ramos. Nacida en Castell (Francia) en 1928, fue inscrita en el Registro Civil de Barcelona, donde residían habitualmente sus padres. Pronto le entró el gusanillo de las tablas, participando en funciones infantiles. En 1941 debuta profesionalmente, y en 1943, rueda su primera película: “Fin de Curso” (Ignacio F. Iquino, 1943).  En 1947 se casó con el también actor José Maria Rodero, uno de los grandes del teatro español.

En 1951 hace su primer papel protagonista en el cine: “Esa Pareja Feliz” (Juan Antonio Bardem, Luis García Berlanga, 1953). También bajo la dirección de Luis García Berlanga realiza su papel más conocido: la señorita Eloísa, la inolvidable maestra de “Bienvenido Mister Marshall” (Luis García Berlanga, 1953).

Había participado en varias zarzuelas y de ahí viene su inclusión musical. Esta circunstancia, unida a ser una cara conocida, hace que se fijen en ella para acudir al Festival de la Canción Española de Benidorm. Lo hace con dos temas. Uno de ellos es “Comunicando”. La primera versión del tema la canta el chileno Arturo Millán y la segunda, ella. La canción consigue el primer puesto y Elvira Quintillá publica el EP “II Festival de la Canción Española” (Hispavox, 1960). El disco no funciona mal en el famélico mercado español, pero es Arturo Millán el que logra la mayor parte de las ventas.

Aprovechando el tirón de su triunfo benidormí, enseguida se publica un nuevo disco de claro contenido rítmico: «Te Amaré Toda la Vida / Llévame / El Fin del Mundo / Sí, Déjame» (Hispavox, 1960). El disco ya no tiene la calidad ni tampoco la promoción del anterior y no consigue ventas importantes.

En la edición de 1961 del Festival Benidorm-tercera en orden cronológico-, que ya se había convertido en el evento más importante de aquella incipiente música moderna española, no acudió. Sin embargo, Elvira Quintillá grabó un extended play con temas salidos de aquella cita, encabezados por la canción triunfadora “Enamorada”, genéricamente titulado «III Festival Español de la Canción» (Hispavox, 1961). Hubo otras muchas versiones de este tema de Rafael de León y Augusto Algueró, incluida, naturalmente, la de su ganador José Francis. La de Elvira pasó del todo inadvertida. Su carrera como actriz marcha viento en popa y ese mismo año rueda “Plácido” (Luis García Berlanga,1961), también a las órdenes de Berlanga. Ya no volvería a grabar ni a participar en actividades musicales.

A partir de 1963 se convierte en una de las caras más conocidas de la televisión, protagonizando algunas de las primeras series de factura propia de TVE entre las que destaca “Escuela de Maridos (Francisco Prosper,1965)” por la que obtiene el Premio Nacional de Interpretación.

En las siguientes décadas sigue dedicada al teatro y en menor medida al cine, destacando su participación en “La Colmena” (Mario Camus, 1982). AL fallecimiento de su marido, en 1991, prácticamente se retira de las tablas, aunque reaparecerá puntualmente.

Falleció en 2013, siendo la última superviviente de las protagonistas de esa inmensa película coral titulada “Bienvenido Mister Marshall” (Luis García Berlanga, 1953). Casi ninguno de sus obituarios mencionó su faceta de cantante.

Álbumes:

Te Amaré Toda la Vida / Llévame / El Fin del Mundo / Sí, Déjame

Este es el único de los tres EP que dejó grabados en su breve periplo musical en que no aparecen...

III Festival Español de la Canción

La edición de 1961 fue la edición de “Enamorada”, uno de los más famosos temas compuestos por Augusto Algueró, que...

Grupos:

Se han dado bastantes casos de estrellas...
Su familia se exilió en Francia durante...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.