Dotore

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Un suspiro de elegante y cuidado pop venido del norte

Pablo Martínez de Sanromá dio muchas vueltas por el mundo. Vivió aquí, vivió allí, vivió allá. Y tras muchas idas y venidas, de nuevo por tierras ibéricas, decidió hacer de sus experiencias música, y de su música un disco.

Manos a la obra, Sanromá, quien nunca antes había grabado pieza alguna, desde el principio supo que si pensaba hacer algo, debía hacerlo en serio. Para ciertas cosas no sirven medias tintas. Por ello, su primer paso fue contactar con sus amigos de Primo, colectivo que de cosas bonitas saben bastante, para comentarles su intención artística. Tras esto, una tarde del mes de septiembre de 2006, Pablo comenzaba la grabación de su primer trabajo en el estudio Delucas de Donosti. Allí, y en tan sólo un par de días se finalizaba la grabación, compuesta tan sólo por voces y guitarras.

No contento con el resultado, cuentan Primo en su web, Dotore, nombre bajo el cual Pablo Martínez se iniciaba en el mundo musical, coincidiendo con una estancia en Madrid, regresaba al estudio de grabación, Sónica, donde perfilará voces y añadirá instrumentos (piano, melódica, vibráfono…), lo que otorgará al álbum mayor cuerpo y preciosidad.

Y… ¡voilá!, Dotore tenía preparado su primer disco. Un LP artesanal y coqueto que Primo lanzaba en 2007 y con una edición de 120 copias, que podían encontrarse a 9 euros en Beltza Records (Donosti), Cd-Drome (Barcelona) y Bang! (Madrid), así como en la primoweb. Una calidad cuidada hasta el detalle en el exterior, adelanto de lo que uno va a encontrarse dentro: ocho composiciones de pop íntimo y delicado que hacían de “Demonios del Otro Lado del Océano” (Primo, 2007), un debut brillante.

En 2008, Pablo Martínez se traslada a Barcelona donde conocerá al chelista y pianista noruego Hävard Enstad y el batería donostiarra Iñaki Irrisarri, quienes terminarán sumándose a Dotore. y comenzarán a trabajar en su segundo trabajo, que Primo anunciará para el 21 de junio de 2010. Coincidiendo con la llegada de la época estival, “Los Veranos y los Días” (Primo, 2010) supone un disco de apariencia más madura y mayor lirismo que el anterior, donde la sencillez de las emociones, ya marca de Dotore, se conjuga ahora con un cuerpo musical, que manteniendo su sencillez en el resultado, se conforma de un esqueleto más robusto y diverso, que amplifica la poeticidad de los temas.

Con esta segunda entrega, uno de los títulos musicales del año, Dotore  afianza su trayectoria música, y se confirma como nombre destacado de la nueva escena nacional.

Álbumes:

Los Veranos y los Días

Riqueza de contenido, belleza en la expresión y un fino hilo que teje estos dos elementos en un equilibrio casi...

Demonios del Otro Lado del Océano

Aquella nostalgia verdeazulada que un día introdujo en nuestro corazón parece por fin tener sucesor digno, después de tantos intentos...

No existen relacionados.

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.